UN NUEVO SISTEMA DE CONTROL DE VEHÍCULOS

Patrulla 'espiell', así es el 'radar' indetectable contra las imprudencias en el coche

El Servei Català de Trànsit lleva varios meses utilizando un método imposible de descubrir con el que están 'cazando' todo tipo de infracciones en las carreteras catalanas

Foto: Una patrulla 'espiell' caza a un usuario con un patinete por una carretera nacional. (CC/Servei Català de Trànsit)
Una patrulla 'espiell' caza a un usuario con un patinete por una carretera nacional. (CC/Servei Català de Trànsit)

Las infracciones al volante se están convirtiendo, cada vez más, en uno de los elementos más determinantes a la hora de sufrir un accidente en carretera. La presencia cada vez más habitual del teléfono móvil mientras conducimos y el elevado número de elementos electrónicos en el panel de control del vehículo nos hacen, en ocasiones, olvidarnos de que lo realmente importante está al otro lado del parabrisas. Y Cataluña ha encontrado una nueva vía para luchar contra las imprudencias.

Habitualmente, el usuario es consciente de cuáles son los puntos donde puede ser multado por no respetar las normas de tráfico: circular de manera habitual por una serie de carreteras nos hace saber dónde están los radares fijos, en qué puntos puede haber uno móvil e, incluso, qué coche puede contar con un cinemómetro camuflado en su interior. Pero el Servei Català de Trànsit ha puesto en funcionamiento un nuevo sistema de control que, de momento, está dando sus frutos.

Se trata de las denominadas patrullas 'espiell', un nuevo sistema de control de las infracciones que poco o nada tiene que ver con lo que conocíamos hasta la fecha. Se trata de automóviles completamente normales en apariencia que circulan por las carreteras catalanas, a los que no hay nada que los distinga del resto de coches... salvo porque van conducidos por un 'mosso' y cuentan con un sistema de grabación con el que captan las imprudencias que se cometen al volante.

Lo más parecido que existía hasta ahora en nuestras carreteras eran los radares camuflados, vehículos que circulan entre el resto de conductores pero con un cinemómetro móvil que es capaz de multar a aquellos que superan los límites de velocidad establecidos. Pero estas patrullas 'espiell' van un paso más allá: no controlan la velocidad sino otra serie de infracciones, como el uso del móvil al volante, no respetar un 'Stop' o saltarse una línea continua, entre muchas otras.

La principal ventaja que tiene este nuevo sistema de control es que no cuenta con ningún elemento que nos haga pensar que se trata de un vehículo policial y, por tanto, que conlleve un efecto disuasorio temporal que nos haga mantener el respeto a las normas solo durante tiempo que tenemos ese coche cerca. De esta manera, muchos conductores están siendo 'cazados' en Cataluña cometiendo infracciones sin saber que un vehículo de los Mossos les está monitorizando.

El Servei Català de Trànsit ha confirmado públicamente que este tipo de vehículos están funcionando a la perfección y que, durante la campaña de verano, han tenido gran éxito, al encontrar centenares de infracciones al volante que, de otra manera, no podrían haber sido controladas. Especialmente, las relacionadas con el uso del teléfono móvil que, en las últimas fechas, se ha convertido en algo tan habitual que empieza a tener suma importancia en los accidentes de tráfico.

De momento, solo Cataluña está llevando a cabo la puesta en marcha de este nuevo tipo de controles en las carreteras, pero su gran éxito no hace descartar que la Dirección General de Tráfico abogue por seguir los mismos pasos en próximas fechas. Las imprudencias son, en buena parte, responsables de un elevado número de fallecimientos en nuestras carreteras. Ahora, las patrullas 'espiell' se suman a la lucha por frenar estas actitudes al volante.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios