potencia, consumo y eco, de la mano

Probamos el primer híbrido de Mazda por Madrid Central: potencia 'eco'

Su propulsor Skyactiv-G 2.0 de gasolina cuenta con un aliciente: gracias a un motor híbrido, el coche reduce sus emisiones de manera que se gana la etiqueta eco

Foto:
Autor
Tiempo de lectura6 min

En la batalla que las grandes ciudades están planteando contra la contaminación, resulta complicado cumplir todas las máximas con un único coche. ¿Quieres pasear con cierta libertad por Madrid Central? Necesitas un vehículo de cero emisiones o con una pegatina eco destinada a coches híbridos o híbridos enchufables, y aunque la creencia popular dice que los vehículos de gran cilindrada no cuentan con ella, hay coches que ya cumplen con la ecuación: están dentro de los límites de emisiones y van sobrados de caballos.

Los fabricantes de automóviles están empezando a lanzar vehículos cuyas bajas emisiones les permiten optar a la categoría de vehículo eco gracias al uso de motores híbridos. Y para dar fe de ello nos hemos paseado por Madrid en pleno puente de mayo con el nuevo Mazda3 para verificar si potencia, consumo y respeto por el medio ambiente pueden darse la mano. La respuesta es afirmativa.

A pesar de ser híbrido, el Mazda3 cuenta con cambio de marchas manual o automático.
A pesar de ser híbrido, el Mazda3 cuenta con cambio de marchas manual o automático.

Para hacer esta prueba hemos calculado el consumo del Mazda3 en desplazamientos a esa zona ‘tan temida’ por los conductores llamada Madrid Central. En realidad, todo lo que es necesario saber son las restricciones impuestas por el tipo de pegatina que tenga cada vehículo, así como tener en cuenta que solo se puede estar dos horas dentro del perímetro y que no se puede acceder a las Áreas de Prioridad Residencial si no se vive en la zona. Lo que nos ha quedado claro de primeras es que el fabricante nipón no ha escatimado a la hora de dotar a los propulsores de la potencia necesaria para distinguirlos de otros vehículos compactos con los que compite.

Nos paseamos por la capital en la nueva versión del Mazda3 con un propulsor Skyactiv-G 2.0 de gasolina con 122cv que, por primera vez, cuenta con un aliciente: gracias a un motor híbrido, el coche reduce sus emisiones de manera que se gana el calificativo de respetuoso con el medio ambiente. Pero a diferencia de los híbridos ‘tradicionales’ —si es que se puede aplicar ya esa palabra a la categoría— el Mazda3 utiliza un alternador reversible y una batería de 24 voltios para que se conviertan en una ayuda a la conducción en todo momento.

El frontal del Mazda3 sigue siendo uno de sus rasgos distintivos.
El frontal del Mazda3 sigue siendo uno de sus rasgos distintivos.

A diferencia de otros vehículos en los que el motor eléctrico mueve el coche a bajísimas velocidades y luego le asiste en carretera, el Mazda3 utiliza el sistema híbrido siempre de la mano del motor de combustión con la finalidad de hacer la experiencia de conducción lo más eficiente posible teniendo en cuenta que estamos ante un coche que ya va sobrado de caballos con su propulsor convencional. En nuestro caso, durante nuestra prueba registramos unos consumos entre los 6,6 y los 6,9 litros a los cien, dependiendo del tipo de conducción, ya sea por ciudad o en tramos interurbanos.

A la hora de conducir, el Mazda3 se puede definir con una palabra: divertido. Es un vehículo agradecido, que responde con brío al pisar el pedal del acelerador y cuyo acabado interior remite a vehículos de mayor gama. Además, el sistema híbrido no solo reduce el consumo y las emisiones, sino que asiste las transiciones en los cambios de marcha. Esto permite que los cambios sean más suaves.

Para tratarse de un vehículo compacto, el Mazda3 destaca por el espacio de su maletero. Abatiendo los asientos traseros se puede transportar una bicicleta de carretera sin mayores dificultades. La posibilidad de cargar el móvil de manera inalámbrica o la ya familiar rueda de control de la pantalla en la consola central son aspectos que, poco a poco, van sumando en la lista de pros del vehículo. Aspectos como tener una pantalla en lugar del cuentakilómetros habitual que indica el límite de velocidad, no parecen aportar al conjunto hasta que las echas de menos.

El Mazda3 que hemos probado registró unos consumos entre 6,6 y 6,9 litros a los cien.
El Mazda3 que hemos probado registró unos consumos entre 6,6 y 6,9 litros a los cien.

Si lo comparamos con el CX5 que tuvimos la ocasión de probar hace unas semanas, estamos ante un coche de conducción mucho más deportiva. Frente a la robustez del CX5, un vehículo de movimientos más predecibles y, en líneas generales, más pesado, el Mazda3 apuesta por una experiencia más alegre dirigida a un conductor totalmente diferente. El fabricante nipón ha anunciado un nuevo modelo de su gama de todocaminos, el CX30, que parece encontrarse en un punto intermedio entre ambos vehículos y que llegará ya con los nuevos propulsores Skyactiv X (también estarán incluidos en el Mazda3) que prometen un descenso en el consumo mejorando las mismas prestaciones. Septiembre es la fecha elegida para el lanzamiento del nuevo CX30, así como de los propulsores Skyactiv X.

La experiencia de Madrid Central

¿Cómo es la experiencia de pasear por Madrid Central con un vehículo etiquetado con la pegatina eco? Uno puede pasear despreocupadamente por el centro, aunque solo se puede disfrutar un par de horas y después pagar el estacionamiento en zona verde o azul (o en un aparcamiento) como lo habría hecho antes de la entrada en vigor de la regulación. Hay que tener en cuenta que las Áreas de Prioridad Residencial siguen vetadas para aquellos que no son residentes pero, en líneas generales, uno puede despreocuparse a la hora de cruzar esa doble línea roja que marca el terreno vetado para un buen número de vehículos.

Tampoco hay que desdeñar el hecho de que las restricciones han hecho de la zona central de Madrid un lugar por el que se puede conducir con mayor comodidad que en el pasado. Las reducciones de tráfico son notables y aunque sigue siendo un lugar transitado, la densidad de vehículos es mucho menor que unos meses atrás. No se debe olvidar que el hecho de contar con un vehículo con pegatina eco también le hace un favor a nuestro bolsillo ya que estos vehículos pagan la mitad por estacionar en zonas azules o verdes no solo en Madrid Central sino en toda el interior de la M-30.

En líneas generales, el nuevo Mazda3 mantiene las líneas maestras del fabricante nipón y añade a su familia de propulsores una variable que nos permite pasearnos por el centro de Madrid. Es un coche que responde al conductor con inmediatez y que ofrece una estética y un rendimiento que le diferencia de coches que se enmarcan en su misma horquilla de precios.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios