El divertido BMW 220d de consumo ajustado al que le 'faltan' puertas
  1. Motor
PRUEBA BMW COUPÉ 220d

El divertido BMW 220d de consumo ajustado al que le 'faltan' puertas

La combinación del motor diésel de 190 caballos con el cambio automático de ocho marchas permite al BMW 220d un consumo homologado de solo cuatro litros

El BMW Serie 2 Coupé es un modelo que por su estilo de carrocería es casi único en el mercado. Y es que ofrece una silueta de tipo berlina, con un tercer volumen de maletero, pero al mismo tiempo solo ofrece una puerta a cada lado. Con ello, es difícil encontrar en el mercado un vehículo comparable. Y por si fuera poco, también ofrece una variante descapotable sobre esta misma base, el Serie 2 Cabrio.

Otro aspecto muy importante en el que tampoco hay muchas posibilidades de compararlo con otros modelos rivales es por su gama de motorizaciones, muy completa, que va desde una versión de acceso de 136 caballos hasta el más potente, el M2, en el que la potencia alcanza los 370 caballos. Incluso para los que necesitan una versión aún más deportiva, más radical, hay una versión casi de carreras, el M2 Competition, en el que la potencia alcanza los 411 caballos.

Sin duda, este modelo incorpora el ADN de la marca alemana en el que todo se basa en el dinamismo y la deportividad de sus vehículos, ofreciendo a los conductores un placer de conducción cada vez menos habitual en el mundo del automóvil. Para ello, cuenta con potentes motores, de gasolina o diésel, y con un sistema de propulsión trasera que transmite a su conductor muy buenas sensaciones cuando se trata de rodar un poco más deprisa por una carretera virada.

placeholder Pincha en la imagen para conocer mejor el BMW 220d.
Pincha en la imagen para conocer mejor el BMW 220d.

Tiene, como les decía anteriormente, una estructura de carrocería de tipo berlina, pero en realidad solo mide 4,43 metros, lo que, unido a un vano motor delantero bastante grande para poder alojar el motor de seis cilindros en las versiones más potentes, hace que su habitáculo no sea especialmente grande. Por ello, es un vehículo homologado solo para cuatro personas. El acceso a esta parte trasera es algo complicado, pese a que el asiento delantero se pliega hacia delante para dejar el máximo espacio para entrar. Y por lo que se refiere a su maletero, los 390 litros que ofrece son bastante razonables para un vehículo como este.

Sin duda, este modelo destaca por su deportividad, por su propulsión trasera y por el tacto que ofrece a su conductor, que puede hacer una conducción tranquila en el uso diario pero que cuando realmente necesita prestaciones, cuando quiere ir deprisa, puede hacer una conducción mucho más deportiva, sea cual sea la versión que conduce.

Diría que dentro de la amplia gama que ofrece, la versión más razonable es la que tiene 190 caballos, ya sea en su variante diésel o la versión de gasolina. La que hemos probado en esta ocasión es la de gasóleo asociada con el cambio automático Steptronic de ocho marchas. Es una muy buena combinación, porque el motor es brillante, empuja desde pocas vueltas y ofrece nada menos que 400 Nm de par motor, lo que permite mover con mucha agilidad este vehículo, en todo tipo de carreteras.

Con esta combinación de motor diésel con cambio automático, tenemos además un segundo factor muy importante: su consumo de carburante. Es un vehículo capaz de acelerar de cero a 100 km/h en solo siete segundos o de poder alcanzar los 230 km/h si es que podemos rodar en una autopista alemana sin limitación de velocidad. Estas buenas prestaciones tienen su contrapartida en unos consumos realmente ajustados. El valor medio homologado es de cuatro litros, para lo que tendremos que activar el modo de conducción Eco-Pro y, eso sí, hacer una conducción muy, pero que muy eficiente. Lo bueno es que rodando a ritmo normal, pero cumpliendo las normas de circulación, siempre estaremos entre los cinco y los seis litros. Eso es una buena medida para un coche como este.

placeholder Pincha en la imagen para conocer mejor el BMW 220d.
Pincha en la imagen para conocer mejor el BMW 220d.

Al volante, encontramos un puesto de conducción muy bien estudiado, con un completo cuadro de instrumentos que ofrece mucha información al conductor. Además, con esta versión automática, encontramos levas en el volante que facilitan el poder usar el cambio en modo manual. En realidad, el modo automático funciona muy bien y solo se hará necesario usar las levas, que son pequeñas y se mueven con el volante, en momentos puntuales.

El conductor que se sienta a los mandos de este 220d Coupé tiene junto a la palanca de cambios el selector con los modos de conducción que ofrece cuatro opciones, los modos Comfort o Sport, que son los más habituales, según busquemos hacer una conducción más tranquila o una más deportiva. Por encima encontramos el modo Sport plus, en el que se desconectan algunos sistemas de ayuda, requiere una conducción mucho más precisa y estar más pendiente del volante en todo momento. La otra opción es el Eco-Pro, que es el modo que busca la máxima eficiencia, y el que deberíamos seleccionar cuando hacemos la conducción más tranquila del día a día, para llegar al trabajo o para hacer las gestiones habituales.

Sin duda, esta opción del BMW 220d Coupé es una muy buena alternativa, aunque un poco cara, para clientes que busquen un coche diferente, exclusivo, en el que no sea muy necesaria una gran habitabilidad, pero que a cambio sí busquen un coche divertido cuando se puede disfrutar al volante o un vehículo de muy bajo consumo para el uso diario. Y si quieren añadir otro aliciente, el de tener un coche descapotable, tendrán que pagar un sobreprecio de unos 6.000 euros.

Ficha técnica

  • Motor: cuatro cilindros en línea.
  • Potencia máxima: 190 CV a 4.000 rpm.
  • Par máximo: 400 Nm desde 1.750 rpm.
  • Cilindrada: 1.995 cc.
  • Combustible: gasóleo.
  • Velocidad máxima: 230 km/h.
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,0 segundos.
  • Tracción: trasera.
  • Consumos homologados (urbano/ extraurbano/ mixto): 4,6/ 3,6/ 4,0 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,43 x 1,77 x 1,42.
  • Capacidad maletero: 390 litros.
  • Peso en vacío: 1.470 kg.
  • Precio: manual, 35.900 euros; automático, 38.000 euros.
BMW
El redactor recomienda