las claves de los todocamino

Todo lo que tiene que tener tu coche para poder circular por nieve y placas de hielo

Las pérdidas de control en la carretera en invierno por las malas condiciones meteorológicas es un miedo que los conductores pueden atajar si saben qué deben buscar en un vehículo

Foto:
Autor
Tiempo de lectura4 min

Ha tardado en llegar pero ya esta aquí. La nieve cubre buena parte de las estaciones de esquí de España y, aunque tarde, ha comenzado la temporada para los amantes de este deporte. Si eres de los que espera esta época del año con ansias de pisar la estación de esquí, seguramente ya tengas todo preparado, pero si todavía no lo has hecho, es hora de que te pongas al día las últimas novedades en el equipamiento necesario para surcar cualquier tipo de pista.

Por tanto, toca navegar por la red para elegir lo mejor del mercado y poder disfrutar de unos entretenidos días de nieve. Sin embargo, cuando la nieve llega a las carreteras no es tan 'positiva' y pocos usuarios prestan tanta atención a la seguridad cuando conducen en invierno como al nuevo modelo de esquís.

Es fundamental estar preparados (no vale solamente con llevar las cadenas en el maletero) y saber qué se debe hacer en situaciones de riesgo y qué características tiene que tener un vehículo para ser seguro en estas circunstancias. Y eso que uno de los mayores temores de los automovilistas es conducir cuando nieva o se forman placas de hielo en las carreteras. Hay dos consejos básicos en estos casos: prevención y prudencia. Aún así, aquí van algunas recomendaciones.

Consejos de conducción

Si decides salir a la carretera y empieza a nevar o encuentras placas de hielo deberías seguir estas indicaciones de la DGT para evitar problemas:

1. Disminuye la velocidad y aumenta la distancia de seguridad

2. Enciende las luces de cruce para ver mejor y que el resto de conductores pueda localizarte con seguridad

3. Evita las aceleraciones y deceleraciones bruscas y adelantamientos

4. Anticípate a cualquier incidencia para no tener que utilizar los frenos

Muchos usuarios, además, han decidido apostar por los todocamino para sentirse más seguros. De hecho, este tipo de vehículos han visto incrementadas sus cifras de ventas: uno de cada tres coches vendidos en España es un todocamino. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos de estos coches, pese a su nombre, no siempre están pensados para salir del asfalto con todas las garantías.

Las automovilistas ya están apostando por la tecnología para hacer frente a estas situaciones. Pero, ¿qué tiene que tener un coche para poder circular con seguridad en condiciones extremas? Las claves son dos: la tracción 4x4 permanente (muchos modelos solo emplean la tracción 4x4 cuando el sistema detecta algún problema), y el motor de cilindros opuestos. En este sentido son varios los fabricantes que han apostado por este tipo de tracción como por ejemplo Subaru, cuyos modelos ofrecen al conductor ese sistema de tracción permanente con un 50% del par repartido en cada eje. Otros como el XV incluyen además un diferencial central que se encarga de cambiar el reparto del par cuando se produce alguna situación especialmente complicada.

La importancia de los cilindros opuestos

La segunda particularidad clave es el motor de tipo bóxer o de cilindros opuestos, que muy pocos modelos del mercado tienen. Con este motor, los cilindros se mueven hacia el exterior del vehículo en plano sobre la carretera. Esto hace que el motor esté mucho más bajo que con el resto de propulsores, lo que implica un centro de gravedad pegado al suelo.

Los nuevos sistemas de seguridad controlan la distancia con otro vehículo. (Subaru)
Los nuevos sistemas de seguridad controlan la distancia con otro vehículo. (Subaru)

Estas mejoras permiten conducir con confianza en situaciones adversas. A lo que ayuda, además, las nuevas tecnologías centradas en seguridad, como la detección y reconocimiento de vehículos, luces de frenado, peatones y ciclistas.

Los nuevos sistemas ya son capaces de detectar situaciones de peligro y avisar al conductor. Si este no responde de manera rápida, el propio sistema actúa sobre los frenos, el motor o la transmisión para evitar el choque. Al respecto, Subaru ha incorporado en algunos de sus modelos cámaras HD estereoscópicas con sensores instaladas a ambos lados del retrovisor interior. Desde ambas se pueden monitorizan las condiciones del tráfico y permiten ofrecer una generosa batería de ayudas a la conducción para evitar los sustos en la carretera.

Motor

El redactor recomienda