Conducimos el nuevo Ford Fiesta, más dinámico y seguro
  1. Motor
INCLUYE LA TECNOLOGÍA MÁS AVANZADA

Conducimos el nuevo Ford Fiesta, más dinámico y seguro

Se ofrece con los acabados Trend, Titanium y ST-Line a los que se añade el Vignale más lujoso y más adelante llegarán el Active con aspecto todocamino y el deportivo ST200

Ford lanza una nueva generación del Fiesta, un modelo que nació en el año 1977 en la planta española de Almussafes y que desde entonces se ha convertido en una referencia en el segmento de los vehículos subcompactos. Hemos podido conducir el nuevo modelo en sus diferentes variantes, con un precio que parte de los 15.045 euros sin descuentos ni campañas comerciales incluidas.

Ford pone a la venta en España su nuevo Fiesta un modelo que tiene una larga tradición, ya que lleva 40 años en el mercado. Además, es un modelo muy español, porque aunque este nuevo modelo se fabrica en la fábrica alemana de Colonia, el Fiesta nació como un modelo español que durante años se produjo en la planta de Almussafes. Y siempre está entre los tres modelos más vendidos en Europa.

Ford ha vendido más de 17 millones de unidades del Fiesta desde su lanzamiento. Es, por ello, un coche muy importante para Ford y de ahí la fuerte inversión realizada por la marca, cerca de 300 millones de euros, para su desarrollo y producción. Esto permitirá a la fábrica de Colonia construir una unidad del nuevo Fiesta cada 68 segundos.

Con el nuevo Fiesta la marca pone en marcha una nueva estrategia comercial como es la de lanzar una gama con nuevas versiones de características muy diferenciadas pero todas ellas integradas dentro del mismo concepto del Fiesta. Para ello, lanza dos nuevas versiones como son el Vignale y el Active. Estas dos terminaciones se vienen a sumar a las ya tradicionales del Fiesta, los Trend,Titanium y ST Line, además del deportivo ST.

En total el nuevo Fiesta ofrece nada menos que seis terminaciones distintas pensadas para clientes muy diferentes. No se trata, por ello, de diferentes niveles de equipamiento como ocurre en otras macas, sino que en este caso son terminaciones perfectamente diferenciadas. Y otro aspecto importante es que contrariamente a lo que hacen casi todos los fabricantes de este segmento, que eliminan las variantes de carrocería de tres puertas, en el caso de Ford mantiene el Fiesta con 3 y con 5 puertas

El mejor ejemplo de la personalización del nuevo Fiesta es el Vignale, una variante más lujosa que ya ofrecen Mondeo, Kuga y Edge, pero que ahora se introduce también en el modelo pequeño de la marca. Bajo esta denominación se esconde el modelo tope de gama por terminación, por lujo, por equipamiento. Uno de los aspectos destacados en este modelo es su tapicería exclusiva que pueden ver en una de las fotos que acompaña este reportaje.

A nivel mecánico, el Vignale se ofrece con una motorización de gasolina de 100 caballos, que puede estar asociada con un cambio manual o con el automático, y con una versión diesel con el motor de 85 CV. Lo que Ford ha buscado ha sido no hacer un coche tope de gama que sea el más lujoso y el más deportivo a la vez, sino que sean conceptos diferenciados, lujo y deportividad.

La otra gran novedad en la gama del Fiesta es la versión Active. En este caso se trata de una variante de tipo todocamino, al menos en su aspecto exterior, un vehículo más alto, con protecciones en los pasos de rueda y en la parte baja de la carrocería, que también incorpora barras en el techo. Esta versión llegará más tarde, a principios del año 2018, pero supone una interesante apuesta por la diversificación de la gama. Lo mismo ocurre con la variante más deportiva, el ST200, que no llegará hasta el año que viene al mercado.

En cuanto a su gama de motores, el nuevo Fiesta se ofrece con dos motores de gasolina con potencias de 70 y 85 caballos, además de los Eco-Boost de 3 cilindros con Turbo disponibles con potencias de 100, 125 y 140 caballos. Y en cuanto a los diesel, sobre la base del 1.5 TDCi de 4 cilindros se ofrecerán dos versiones con 85 y 120 caballos. Y por lo que respecta a sus cajas de cambios, los de 70 y 85 caballos tienen el de 5 marchas y el resto llevan de serie el de 6 marchas. Se ofrece un cambio automático para el motor gasolina de 100 caballos con los acabados Titanium y Vignale.

La tecnología más avanzada es uno de los puntos clave de este nuevo Fiesta. Para ofrecer los últimos sistemas de ayuda la conducción, el nuevo Fiesta cuenta con dos cámaras, tres radares y 12 sensores de ultrasonidos. Gracias a todos estos equipos, el sistema puede monitorizar 360 grados alrededor del vehículo y escanear también la carretera por delante hasta una distancia de 130 metros.

Gracias a todos estos elementos, el nuevo Fiesta puede incorporar un sistema de detección de peatones que puede prevenir colisiones de noche, o el sistema active park assist que ayuda a aparcar en modo manos libres. La gama de tecnologías de ayuda a la conducción también incluyen reconocimiento de señales de tráfico, gestión automática de las luces o alerta de tráfico cruzado trasero.

También incluye otros sistemas de ayuda, como control de crucero adaptativo, limitador de velocidad ajustable, control de ángulo muerto, indicador de distancia respecto al coche de delante, alertas de mantenimiento de carril o de aviso de colisión frontal. Con todos estos sistemas, este nuevo Fiesta se posiciona como uno de los modelos más avanzados del mercado en materia de seguridad activa.

Otro aspecto destacado en el nuevo Fiesta es que ofrece un mejor confort, como pudimos comprobar durante la toma de contacto con el nuevo modelo. Sobre todo es muy destacable el gran confort acústico que proporciona. Se ha mejorado el aislamiento y la sonoridad se reduce en un 7%. Y otro aspecto importante es que se reducen notablemente el número de botones en la consola central. Para ello, cuenta con una nuevas pantallas, de hasta ocho pulgadas y táctiles, con las que se gestionan la mayor parte de los sistemas reduciendo con ello botones y mejorando notablemente la ergonomía de uso.

Sin duda el nuevo Fiesta ha dado un importante paso adelante en cuanto a personalización, en lo que respecta a sus variantes de carrocería y de terminación, pero quedaba por comprobar lo más importante, su comportamiento en carretera. Ford ha realizado la presentación europea del nuevo Fiesta en Valladolid. Una zona en la que hay buenas carreteras, en buen estado de conservación y, lo más importante, con muy poco tráfico y con pocas zonas peligrosas por falta de visibilidad.

En estos trazados hemos podido comprobar que el Fiesta ha mejorado mucho en su comportamiento. Sobre todo porque incluye una nueva suspensión que ofrece un tacto más firme que proporciona un comportamiento muy agradable, con muy poco balanceo y con una dureza de suspensión perfecta para asegurar buen confort sin perder estabilidad. Y también unas vías más anchas, sobre todo la delantera con 3 centímetros más que su antecesor.

Además, el coche es muy seguro por todos los sistemas de ayuda que integra, aunque realmente hemos podido probar pocos de estos sistemas al no haber mucho tráfico y ser carreteras muy tranquilas.

El primer coche que probamos fue el Vignale con el motor de gasolina de 100 caballos y el cambio manual. Un coche que se mueve con una gran soltura por carretera y que seguro que para circular en ciudad está más que sobrado con este motor. Ford ha querido posicionar este coche como un vehículo lujoso, pero no ha buscado hacer un coche muy caro. Los clientes que buscan lujo, no siempre quieren un coche deportivo también.

También hemos probado un Titanium, elegante y bien terminado pero sin las exclusivas del Vignale, con el motor diesel de 120 caballos y el cambio manual de seis marchas. Un coche que ofrece el máximo dinamismo. Es un vehículo del segmento B pero que ofrece un comportamiento dinámico muy similar al de los modelos compactos, por su buen aplomo sobre el asfalto.

Habíamos dejado para el final el modelo más interesante y divertido, el ST-Line con el motor de gasolina más potente, de 140 caballos. En este caso nos encontramos con un vehículo de estilo muy deportivo, con unas suspensiones más firmes y un comportamiento más dinámico, pero en el que tampoco se renuncia al confort. Un modelo pensado para los que buscan esa rapidez de marcha en sus desplazamientos, pero que no necesitan un vehículo más radical como el ST200.

Ya se pueden hacer pedidos del nuevo Fiesta, pero las primeras entregas a clientes en España se harán a finales de este mes de julio. En cuanto a sus precios, estos son los recomendados por la marca y sin descuentos ni campañas promocionales:

Ford Fiesta 3 Puertas 1.1 Ti-VCT 70 CV Trend, 15.045 euros

Ford Fiesta 3 Puertas 1.0 Eco-Boost 100 CV ST Line, 17.945 euros

Ford Fiesta 3 Puertas 1.5 TDCi 85 CV ST Line, 18.545 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.5 TDCi 85 CV Trend, 17.495 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.1 Ti-VCT 85 CV Trend+, 16.475 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.0 Eco-Boost 100 CV Trend+, 17.475 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.5 TDCi 85 CV Trend+, 18.075 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.0 Eco-Boost 100 CV Titanium, 18.145 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.0 Eco-Boost 100 CV Automático Titanium, 19.645 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.0 Eco-Boost 125 CV Titanium, 18.895 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.5 TDCi 85 CV Titanium, 18.745 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.5 TDCi 120 CV Titanium, 19.795 euros.

Ford Fiesta 5 Puertas 1.0 Eco-Boost 100 CV ST Line, 18.495 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.0 Eco-Boost 125 CV ST Line, 19.245 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.0 Eco-Boost 140 CV ST Line, 19.695 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.5 TDCi 85 CV ST Line, 19.065 euros

Ford Fiesta 5 Puertas 1.5 TDCi 120 CV ST Line, 20.145 euros.

Ford Tecnología
El redactor recomienda