INCORPORA UN MOTOR V12 DE 630 CABALLOS

Mercedes S Cabrio 65 AMG, un descapotable de lujo y muy deportivo

Representa el tope de la gama del fabricante alemán y llegará al mercado en primavera

Motor V12 con 630 caballos para coronar al tope de gama de un modelo que viene a situarse en la parte más alta de la oferta de Mercedes por su diseño, por su estilo y por su carácter de descapotable de lujo de cuatro plazas. Es el Mercedes S 65 AMG Cabrio, un coche para soñar.

La próxima primavera, la marca alemana lanzará al mercado un nuevo modelo, el Clase S Cabriolet, una carrocería no vista desde hace muchos años en la clase más alta de Mercedes. Hasta ahora, el máximo exponente del concepto Cabrio en la marca de Stuttgart estaba representado por el SL, un espectacular descapotable, pero de solo dos plazas.

Hay que remontarse hasta el año 1971 para encontrar un Clase S de cuatro plazas con carrocería Cabriolet. Pero desde la próxima primavera nuevamente volverá a este emblemático modelo una variante descapotable, pero que integra todo lo que hace único al Clase S, en cuanto a tecnología y lujo.

Interior del Mercedes-AMG S 65 Cabrio,
Interior del Mercedes-AMG S 65 Cabrio,

A esta nueva gama se ha sumado ahora el S65 AMG, la que supone la variante más completa, más potente y por ello también más exclusiva. En este caso bajo su capó motor encontramos un propulsor de doce cilindros en V con seis litros de capacidad y doble turbocompresor gracias al cual consigue una potencia de 630 caballos. Y por supuesto todo el resto del coche está a la altura de este motor tan brutal. Su caja de cambios es una de doble embrague con siete marchas, incorpora un selector con diferentes modos de conducción y toda la tecnología de alta competición de la marca alemana.

El resultado es un descapotable espectacular porque a sus detalles de lujo y exclusividad añade unas prestaciones al máximo nivel. La prueba está en que, aunque su velocidad está limitada electrónicamente en 250 km/h, los clientes que opten por el pack AMG Driver contarán con un plus hasta los 300 km/h, igualmente limitada electrónicamente en este valor. Y en cuanto a su capacidad de aceleración, pasa de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos.   

El nuevo S Cabriolet tiene, cuando lleva el techo de lona puesto, un estilo de vehículo muy coupé, con una forma de la parte trasera del techo muy inclinada. Este techo dispone de una estructura multibrazo para su tensado, y está disponible en cuatro colores diferentes para combinar con los tonos de carrocería.

La versión más potente
La versión más potente

Se acciona en 20 segundos y esta operación se puede realizar desde fuera del coche mediante la llave. También se puede hacer en marcha hasta una velocidad de 60 km/h y cuando se quita, la capota queda plegada en un comportamiento específico situado por delante del maletero. Con ello, no afecta a su capacidad de carga el llevar el techo puesto o quitado.

Cuando llegue al mercado la próxima primavera, el nuevo S Cabrio estará disponible con tres variantes diferentes de motor. El punto de partida será el 500, con un motor V8 de 455 caballos, lo que podríamos considerar como la versión de acceso. Por encima encontraremos la variante 63 AMG, con el propulsor de ocho cilindros en V con doble turbocompresor y una potencia de 585 caballos. Y como tope de gama este S65 AMG recién desvelado, con un propulsor de doce cilindros en V igualmente con doble turbocompresor y 630 caballos.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios