Renault: Admitida a trámite una demanda contra Renault por fallo en sus motores dCi.. Noticias de Motor
SE SOLICITA EL PAGO COMPLETO DE LA REPARACIÓN

Admitida a trámite una demanda contra Renault por fallo en sus motores dCi.

El defecto está en los casquillos de biela del propulsor diésel que provocan una grave avería

Foto: Admitida a trámite una demanda contra Renault por fallo en sus motores dCi.

El titular del Juzgado número 1 de Valladolid ha admitido a trámite una demanda colectiva contra el fabricante Renault por fallos en el motor dCi. En ella se solicita el pago completo de la reparación del motor en 29 vehículos con casi ocho años y 138.000 kilómetros de media.

La demanda ha sido interpuesta por el despacho de abogados Martínez Echevarría de Málaga, que calcula que son más de 600 los casos similares que se han producido en todo el país. La demanda se refiere no solo a vehículos con la marca Renault sino también otros vehículos de la marca Nissan que emplean este mismo propulsor. Y en concreto se trata de un fallo de los casquillos de biela, lo que afecta al correcto funcionamiento del motor y puede derivar en la rotura completa del mismo.

Desde la Asociación de Afectados por la rotura del motor dCi, que está ubicada en Málaga, se sigue trabajando para buscar una solución a este problema y para que los afectados puedan sumarse a esta nueva demanda colectiva. Los afectados ya alertaban hace meses de que la multinacional francesa sólo afronta las averías durante los periodos de garantía y alegan que la rotura se produce en piezas que deben durar toda la vida del motor, así como que la cuantía de las reparaciones oscila entre 4.500 y 9.000 euros.

Antes de que se organizaran en esta asociación de afectados, algunos denunciaron los hechos de manera particular y ya se ha producido una sentencia en la que el juez obliga a indemnizar a un usuario con más de 4.600 euros de la reparación, a lo que se suman los intereses de demora y las costas judiciales.

En la mencionada sentencia se expone literalmente que "una avería de estas características, a los 82.235 kilómetros, resulta incomprensible en un vehículo que, como hacía el actor con el suyo, realiza adecuadamente las labores de mantenimiento".

También se afirma en el fallo que no es aceptable que se produzca esta avería con una conducción normal, pues un motor diesel debe durar entre 250.000 y 300.000 kilómetros. Por ello, el perito judicial consideró que la responsabilidad de esa avería correspondía al fabricante Renault España "por tratarse de un problema de fabricación".

La familia de motores dCi, se fabrica en parte en la planta española de Renault instalada en Valladolid y entre otras marcas se emplean en los coches de la alianza Renault Nissan, siendo utilizados por los modelos Clio, Megane, Laguna, Captur y Kangoo, además de los recién lanzados Espace y Kadjar. También se emplean en modelos de Nissan, de Dacia y hasta la propia marca Mercedes emplea algún motor dCi de Renault en el Clase A y en el Citan. 

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios