Es noticia
Menú
Los inversores se lanzan a por apuestas exóticas en pleno vaivén de los mercados
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
¿Oportunidad de compra?

Los inversores se lanzan a por apuestas exóticas en pleno vaivén de los mercados

Las oscilaciones del mercado han provocado una estampida hacia productos exóticos cotizados en bolsa

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Cuando las acciones tecnológicas cayeron por cuarto día consecutivo en enero, Evan Fetter, un joven de 25 años que forma parte del Ejército de EEUU, vio la oportunidad de lanzarse a la piscina.

Invirtió 15.000 dólares en el ProShares UltraPro QQQ, un producto cotizado que está diseñado para triplicar la rentabilidad diaria del índice Nasdaq-100, apostando por lo que él llamó un "beneficio que solo se consigue una vez en la vida".

Aunque el producto se ha devaluado en ocasiones, Fetter tiene intención de quedarse las acciones hasta que su inversión alcance un valor de 50.000 dólares, momento en el que planea emplear el dinero para el pago inicial de una propiedad inmobiliaria.

"Las situaciones como esta son una oportunidad de compra", afirmó Fetter acerca de las caídas en los principales índices estadounidenses que se han producido en 2022. Expresó que lleva años invirtiendo en acciones el dinero que ha ido obteniendo de Chick-fil-A y otros restaurantes y que buscaba algo con perspectivas de mayores rendimientos.

Foto: Luis Berruga, CEO de Global X.

Fetter es uno de los muchos operadores que han recurrido este año a productos exóticos cotizados en bolsa, diseñados para acelerar las apuestas en todo tipo de productos, desde acciones hasta materias primas y derivados financieros esotéricos. Las oscilaciones del mercado generadas por la guerra de Ucrania, el brote mundial de inflación y las dudas sobre el ritmo de crecimiento mundial, entre otros, han provocado una estampida hacia estas inversiones de riesgo.

Durante la próxima semana, los operadores analizarán los datos económicos sobre el gasto de los consumidores y el informe mensual de empleo del viernes en busca de pistas sobre la trayectoria del mercado de valores y la salud de la economía.

Según los datos de FactSet, el ProShares UltraPro QQQ se ha convertido en el producto cotizado más activo este año. Más de 119 millones de acciones han cambiado de manos al día de media este año, un 65% más que el año pasado, alcanzando uno de los niveles más altos de la última década. Los activos del fondo, conocido como TQQQ, se han disparado un 58% en el último año, hasta alcanzar los 18.000 millones de dólares el pasado jueves. El fondo se ha desplomado un 32% en 2022, en comparación con el descenso del 9,6% del índice Nasdaq-100.

Después de impulsar las ganancias del mercado durante una década, las acciones tecnológicas han perdido parte de su atractivo a medida que la Reserva Federal opta por subir los tipos de interés. El aumento de los tipos de interés favorece los beneficios de las empresas a corto plazo, lo que tiende a hacer menos atractivas las acciones de las empresas cuyos beneficios se obtengan en el futuro.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Tres de los otros 10 productos cotizados más activos también ofrecen apalancamiento o exposición inversa al mercado, lo que permite ampliar inversiones o apostar por una caída. Los activos gestionados en fondos que ofrecen esa exposición inversa a las acciones se han disparado hasta los 11.500 millones de dólares este año, un 42% más que el año pasado y el nivel más alto desde 2011, según datos publicados por Morningstar Direct a finales de febrero. Los activos en fondos de acciones apalancados en general han bajado desde el año pasado, pero siguen estando cerca de los niveles más altos de la última década.

Uno de estos productos inversos es el ProShares UltraPro Short QQQ ETF, o SQQQ, que genera beneficios cuando se produce un descenso del índice Nasdaq-100. Los valores tecnológicos del índice de referencia se han desplomado este año, lo que ha provocado una avalancha de apuestas contra el índice y ha contribuido a que el fondo suba un 17%.

Ambos fondos del Nasdaq han estado entre los principales ETF comprados por inversores particulares este año. Solo se posicionan por delante de ellos un fondo vinculado al índice S&P 500 y el Invesco QQQ Trust, según el proveedor de datos Vanda Research.

La actividad de las opciones vinculadas al TQQQ batió récords el 24 de enero, cuando el Nasdaq Composite se desplomó hasta un 4,9% antes de protagonizar un importante rebote y anotar una subida diaria del 0,6%, una de las sesiones bursátiles más disparatadas de la última década. Ese día, las compras minoristas de ETF apalancados alcanzaron el nivel más alto en al menos dos años, según el proveedor de datos Vanda Research.

Foto: Warren Buffett, fundador de Berkshire Hathaway. (Reuters/Rick Wilking)

Estos productos pueden llegar a ser de los más peligrosos. Muchos de ellos están diseñados para ser utilizados como herramientas de negociación a corto plazo y no como una forma de reservar el efectivo durante largos periodos. En algunos casos, mantenerlos durante semanas o incluso días puede mermar la rentabilidad.

La actividad comercial de algunos productos vinculados al índice de volatilidad Cboe, o VIX, también ha alcanzado máximos. El ETF ProShares Ultra VIX Short-Term Futures, conocido como UVXY, ha sido el tercer producto cotizado más activo este año. Se trata de un producto apalancado destinado a beneficiarse del aumento de la volatilidad, una operación que puede con facilidad resultar contraproducente.

En Europa, un producto cotizado conocido como GraniteShares 3X Short Nvidia Daily ETP, es el segundo más negociado en la Bolsa de Londres, según indican los datos de FactSet. Está diseñado para subir cuando las acciones de Nvidia Corp. bajan y recientemente ha caído de forma estrepitosa.

La historia de los productos cotizados de mayor riesgo está llena de descalabros que han dejado grandes pérdidas tras de sí. Un producto que apostaba contra el VIX, el VelocityShares Daily Inverse VIX Short Term exchange-traded note, cerró abruptamente en 2018 después de un brote de volatilidad, provocando estragos en el mercado de derivados.

Foto: Operaciones en una mina de níquel.

La semana pasada, sin ir más lejos, WisdomTree Commodity Securities Ltd. anunció que pondría fin a un producto vinculado al níquel, que proporcionaba el triple de exposición a la materia prima, después de que la guerra en Ucrania desencadenara oscilaciones descontroladas en los precios y el comercio se convirtiese en una locura. A principios del mismo mes, la empresa anunció que cerraría la negociación de una de sus apuestas inversas al níquel. Ambos productos tenían un valor de "cero" o "menos de cero", según informó la empresa en un aviso a los inversores, añadiendo que "los inversores no deben esperar que se les pague por los valores que tienen."

Un portavoz de WisdomTree estableció que el periodo de tenencia recomendado para los productos cortos y apalancados es de un día y reiteró que los inversores deben entender los productos y sus riesgos antes de invertir.

A pesar de las turbulencias, varios inversores particulares afirman que siguen comprando las caídas de los valores tecnológicos, esperando que continúe el rebote de las últimas semanas.

Joe Basile, un inversor de 23 años que trabaja en una tienda de Apple en Staten Island, cuenta que, cuando acababa de conocer el fondo, sufrió pérdidas operando con opciones vinculadas a TQQQ. Las enormes oscilaciones del fondo hicieron que algunos de los contratos que compró se quedaran rápidamente sin valor.

"El sector tecnológico ha sido fuerte durante unos 10 años y no veo por qué tendría que cambiar eso o cómo podría hacerlo"

Pero también ha obtenido ganancias. Basile explicó que estaba comerciando con opciones bajistas para beneficiarse de una caída en el fondo el 16 de marzo, cuando la Fed se decidió a subir las tasas de interés por primera vez desde 2018. Los contratos saltaron más del 60% en cuestión de horas, ya que el aumento de las tasas avivó la volatilidad intradía en el mercado de valores.

Harold Castrillon, un joven de 29 años de Astoria, Nueva York, que trabaja en recursos humanos, vertió dinero en efectivo en TQQQ a principios de este año. Después de sondear a la gente en un foro de Reddit sobre si era una buena idea jugar con el fondo, decidió invertir alrededor del 13% de su cartera. Opina que lo ideal sería que los rendimientos de la inversión en los próximos años le permitan jubilarse pronto.

"El sector tecnológico ha sido fuerte durante unos 10 años y no veo por qué tendría que cambiar eso o cómo podría hacerlo", aseveró Castrillon. "Existe, por supuesto, el riesgo de que eso me haga perder aún más".

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'.

Cuando las acciones tecnológicas cayeron por cuarto día consecutivo en enero, Evan Fetter, un joven de 25 años que forma parte del Ejército de EEUU, vio la oportunidad de lanzarse a la piscina.

Nasdaq Tipos de interés Apuestas Rentabilidad Reserva Federal Ucrania Inflación Reddit Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda