¿Quién prefiere que valore su trabajo, un algoritmo o su jefe? En EEUU lo tienen claro
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Teletrabajo y liderazgo

¿Quién prefiere que valore su trabajo, un algoritmo o su jefe? En EEUU lo tienen claro

La tecnología permite a los supervisores realizar un seguimiento de la productividad de los trabajadores. Un estudio ha concluido que la forma en que lo realizan marca la diferencia

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

¿Hay alguna forma de que las empresas supervisen a los teletrabajadores sin alienarlos? Los avances tecnológicos han proporcionado a muchas personas la opción de trabajar desde casa, pero también han facilitado la tarea de sus jefes a la hora de realizar un seguimiento de su actividad en el sistema informático de la empresa y de medir su productividad.

Las empresas que desarrollen planes de trabajo híbrido o a distancia como respuesta a la pandemia podrían considerar que el uso de este tipo de supervisión tiene un cierto valor añadido a la hora de mantener los niveles de productividad. No obstante, también conllevan cierto peligro, pues pueden crear malestar entre los empleados que estén descontentos con la supervisión y teman las consecuencias de esta.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la University of Virginia y la University of Southern California permite hacerse una idea de lo que piensan los trabajadores. Los resultados muestran que los empleados están más dispuestos a aceptar estos sistemas de seguimiento, o incluso estar a favor de ellos, si el análisis de los datos recogidos recae en una máquina en vez de en un ser humano.

“Sería muy desagradable si tu jefe estuviera pendiente todo el rato de cuántas horas estás ante el ordenador o cuánto tiempo pasas en Word”

Según los investigadores, tendemos a percibir los resultados de un análisis tecnológico como información valiosa que nos ayuda a hacer mejor nuestro trabajo. Concluyeron que los sistemas de seguimiento que se limitan a proporcionar información directamente a los trabajadores fomentan su autonomía y motivación y reducen las probabilidades de que renuncien a su empleo. La supervisión humana, por el contrario, ya sea directa o a través de datos facilitados por máquinas, les expone a críticas.

Según Roshni Raveendhran, una profesora adjunta de Administración y Dirección de Empresas de la University of Virginia y coautora del estudio, “el hecho de que haya un humano, independientemente de quién sea esa persona, que podría estar mirando tus datos e interpretando información sobre ti genera aversión, porque todos queremos que se nos vea con buenos ojos y nos preocupa la posibilidad de recibir valoraciones negativas. Si no hay humanos en el proceso, los empleados están dispuestos a realizar un seguimiento de aspectos muy personales de sí mismos”.

Sería muy desagradable si tu jefe estuviera pendiente todo el rato de cuántas horas estás ante la pantalla del ordenador o cuánto tiempo pasas en un documento de Word”, explica. Por el contrario, “si tuviera un programa que me dijese: ‘He estado supervisando tu actividad. Parece que escribes mejor a estas horas del día y eres menos productiva a estas otras. Ahí es cuando deberías tomarte un descanso’, no solo es más probable que le haga caso, sino que, además, seguiría sus recomendaciones con entusiasmo”.

Foto: EC.

Los investigadores realizaron cinco experimentos en los que observaron la reacción de los participantes a diferentes elementos de seguimiento y análisis de su trabajo. ¿El resultado? Una clara preferencia por el análisis basado en la tecnología frente a la supervisión humana.

La doctora Raveendhran opinó que las empresas deberían plantearse la posibilidad de permitir a sus empleados acceder con facilidad a los datos de seguimiento para que puedan determinar qué pasos deben seguir para mejorar su rendimiento.

“Tenemos a nuestra disposición un sinfín de dispositivos de seguimiento, y las empresas están invirtiendo en este tipo de tecnología, así que, ¿por qué no dar a la gente la posibilidad de consultar sus propios datos?", plantea. "Si los empleados reciben estos informes de forma directa, se sentirán más capacitados para tomar decisiones y actuar a partir de su propio comportamiento, dado que se fían de los datos de su seguimiento”.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

¿Hay alguna forma de que las empresas supervisen a los teletrabajadores sin alienarlos? Los avances tecnológicos han proporcionado a muchas personas la opción de trabajar desde casa, pero también han facilitado la tarea de sus jefes a la hora de realizar un seguimiento de su actividad en el sistema informático de la empresa y de medir su productividad.

Tecnología Productividad Wall Street Journal
El redactor recomienda