Los fondos contraatacan a los chinos en NH: compran el 8,5% a Botín y piden dos asientos
  1. Mercados
  2. Inversión
guerra abierta en la primera hotelera española

Los fondos contraatacan a los chinos en NH: compran el 8,5% a Botín y piden dos asientos

Los compradores del 8,56% de NH Hoteles que ha vendido Santander esta semana han sido los fondosde inversión, que pretenden entrar en el consejo y frenar el golpe de Estado de la china HNA

Foto: NH Hoteles (Reuters)
NH Hoteles (Reuters)

El intento de golpe de Estado del grupo chino HNA en NH Hoteles coincidiendo con la salida del Santander del capital, como adelantó El Confidencial el lunes, tiene respuesta. Los fondos de inversión presentes en su capital -BlackRock, Henderson y Oceanwood- han pasado al cotraataque comprando el 8,56% que el banco puso finalmente a la venta el miércoles. Su intención es pedir un asiento en el consejo para plantar cara a los chinos y evitar que tomen el control sin lanzar una OPA.

La maniobra de HNA tuvo lugar en el consejo del viernes de la semana pasada, en el que se aprobaron las cuentas trimestrales de la hotelera (pérdidas de 29,1 millones). Allí, los representantes del grupo asiático propusieron la reducción del número de consejeros de 13 a 11. Una medida aparentemente inocua pero que significa en realidad una toma de control encubierta por parte de HNA, que hasta ahora tiene cuatro asientos de los 13 en representación de su 30%. Hesperia mantiene en la actualidad dos puestos pese a que el Santander le ejecutó el 8,5% y su participación se ha reuducido al 9%. Sumando ambas posiciones, tendrían seis de 11 asientos. Intesa vendió su 15% pero aún mantiene dos consejeros, que serían los que se amortizarían en esta operación.

Esta maniobra corta de raíz las expectativas de una OPA del grupo chino, ya que no necesitaría superar el 30% del accionariado para controlar la compañía (siempre y cuando Hesperia le apoye, cosa que está dispuesto a hacer según fuentes conocedoras de la situación). Eso es lo que ha indignado a los fondos, que también apoyan la gestión del actual presidente, Rodrigo Echenique -cuyo relevo está previsto en los próximos meses tras la salida del Santander-, pues consideran que está en la senda correcta para salir de pérdidas. Por no hablar del atentado que supone para los principios de buen gobierno corporativo, tan importantes para los inversores anglosajones.

Ante esta situación y visto que el consejo no tenía en cuenta sus protestas, los tres inversores citados han decidido pasar al contraataque. Y lo han hecho gastándose el dinero: son ellos los que han comprado el 8,56% que ponía a la venta el Santander, por el que han pagado 153 millones (a 5,1 euros por acción, sin apenas descuento sobre la cotización bursátil). Con esa adquisición, BlackRock y Oceanwood alcanzan en torno al 7,5% cada uno, y Henderseon se queda en torno al 7%.

Los fondos darán la batalla

En un consejo de 13 miembros, para optar a un consejero un accionista debe alcanzar el 7,7%. Por tanto, los tres fondos juntos tendrían derecho a dos asientos... justamente los dos que ha dejado libres Intesa y que HNA pretende amortizar. Su intención es, desde esa posición, bloquear el golpe de Estado del grupo asiático y forzarle a lanzar una OPA si quiere hacerse con el control de la compañía, tal como reza el espíritu de la Ley de OPA española.

Ahora bien, es bastante dudoso que los fondos se salgan con la suya sin luchar, dada la actitud mantenida hasta el momento por HNA. Por tanto, tendrán que buscar aliados entre los otros miembros del consejo. Y si no es suficiente, no les quedará más remedio que acudir a la CNMV esgrimiendo que se trata de una acción concertada entre HNA y Hesperia para tomar el control, por lo que el supervisor debería obligarles a lanzar una oferta por el 100%. Ahora bien, en esta materia la experiencia histórica de la CNMV es bastante dispar, por lo que ni mucho menos pueden dar por seguro que va a darles la razón.

Éxito de la colocación de Fidentiis

La decisión de los tres fondos de quedarse con el 8,56% del Santander en NH explica por qué la colocación -dirigida por Fidentiis el miércoles- fue tan exitosa: se realizó muy rápidamente y sin apenas descuento despecto al cierre del mercado. Un éxito que contrasta con otras operaciones recientes con un resultado mucho más discreto, como la del 8,48% de Dia que no fue capaz de colocar íntegramente Citi, en una operación con grandes similitudes con la de NH: valor pequeño con poco capital flotante y, en consecuencia, poca liquidez en mercado. Antes también habían tenido problemas el propio Citi con Amadeus, UBS con Abertis e Iberdrola y Deutsche Bank con Repsol.

No obstante, antes de la entrada de los fondos, Santander ya había sondeado el mercado y había detectado suficiente interés entre los inversores para absorber su paquete sin sufrir pérdidas (ha obtenido un mínimo beneficio de unos 10 millones). Ana Botín se había cansado de esperar la OPA china que nunca llegaba, y no quería mantener eternamente una participación que tuvo que asumir al ejecutar las acciones que garantizaban el crédito de Hesperia ante la imposibilidad de este grupo de devolverlo. Precisamente, la maniobra para reducir el tamaño del consejo fue lo que precipitó la colocación.

NH Hoteles Opa Noticias del Banco Santander Ana Patricia Botín Rodrigo Echenique CNMV
El redactor recomienda