Es noticia
Menú
"Adoramos los bonos españoles y la prima de riesgo caerá a los 75 puntos básicos"
  1. Mercados
  2. Inversión
robert michele, cio de renta fija de jpmorgan

"Adoramos los bonos españoles y la prima de riesgo caerá a los 75 puntos básicos"

Robert Michele, director de inversiones de Renta Fija Global de JPMorgan, lo tiene claro: en un mercado como el actual, las oportunidades están en todas partes

Foto: Robert Michelle, CIO de Renta Fija Global de JP Morgan
Robert Michelle, CIO de Renta Fija Global de JP Morgan

Robert Michele, director de inversiones de Renta Fija Global de JPMorgan, lo tiene claro: en un mercado como el actual, las oportunidades están por todas partes. Aunque parezca paradójico, la fuerte intervención de los bancos centrales hace que establecer estrategias a medio y largo plazo sea ahora más fácil que nunca. La clave está en “no luchar contra ellos”.

PREGUNTA: En un mercado tan intervenido como el actual será complicado establecer estrategias a medio/largo plazo, en tantoque no se sabe cuándo pueden cambiar las reglas del juego…

RESPUESTA: Aunque parezca extraño, este es uno de los mercados más fáciles para establecer estrategias a medio y largo plazo. Mi consejo es no luchar contra los bancos centrales. Si miramoslo que está ocurriendo en Europa, el Banco Central Europeo (BCE) nos está diciendo que asumamosriesgo y tengamosbonos, crédito y cualquier título que se nos ocurra.

Es verdad que nos gustaría ver rentabilidades mayores. Alemania está pagando intereses negativos por su deuda a tres añosoinclusoEspaña no está ofreciendo más de un 2,5%...Pero la realidad es que estas rentabilidades van a bajar más. Hay mucho dinero en el mercado y, en tanto, que el BCE va a introducir muchas medidas, se van mantener los tipos bajos durante un largo periodo de tiempo.

P: La Reserva Federal (Fed) va en una dirección y el Banco Central Europeo va en otra.

R: Todo el mundo, particularmente en Europa,está confuso con lo que va a hacer la Fed. Por un lado ocurre que Europa se está enfrentando a importantes reformas estructurales,mientras tiene mucha deuda pendiente, y Draghi está haciendo esfuerzos para reducir los niveles de austeridad, por lo que es comprensible pensar que los tipos van a estar bajos durante un largo periodo de tiempo.

Por otro lado, tenemos a la Fed terminando con los programas de expansión cuantitativa y se habla de que va aemprender el camino hacia la normalización delos tipos de interés…Pero la realidad es que en EEUU, los tipos de interés reales, es decir, los tiposmenos inflación, están en negativo y van a estar así durante mucho tiempo, hasta que el IPC (Índice de Precios al Consumo)se sitúe en el 2%. Yeso como pronto no va a ocurrir hasta mediados de 2016. Eso son dos años a partir de ahora y hasta que no ocurra la política monetaria va a seguir siendo muy acomodaticia. Si se estudia la historia de la Fed, incluida la Gran Depresión de los años 20, este es el periodo de tiempo en el que más tiempo ha mantenido los tipos de interés en negativo.

P: ¿La Fed va a permitir que el dólar se revalorice si el BCE o Japón amplían sus políticas acomodaticias?

R: No tengo ninguna duda de que Yellen y la Fed son conscientes de que mantener los tipos de interés en negativo durante mucho puede ser problemático por variasrazones: probablemente estácreando una burbuja que puede estallar en un futuro y, además, estápenalizando a los ahorradores que tienen liquidez y a quienes los depósitos bancarios les da 0% de rentabilidad.

Saben que si suben los tipos de interés para elevar la inflación al 2% sesuavizarán estos problemas, pero si se revaloriza la divisa con el endurecimiento dela política monetaria cuando el resto del mundo está haciendo lo contrario puede ser nefasto para la recuperación, dañando a las compañías que venden sus productos más allá de EEUU. No lo van a permitir.

Con todo, no creo que vayan a establecer su gestiónen función del comportamiento del dólar, pero pienso que lo que van a hacer es dar pasos poco a poco y si en un momento dado el dólar afecta a la recuperación económica, volverán a políticas monetarias acomodaticias.

P: ¿Pero esto supondría meterse abiertamente en una guerra de divisas global?

R: Bueno, no es políticamente correcto decir ‘guerra de divisas’, pero creo que cada país que está llevando a cabo este tipo de políticas monetarias es consciente de que tiene una deuda tremenda y que una manera de reducir esa deuda es incrementando el Producto Interior Bruto (PIB) y permitir a estos países crecer manteniendo los tipos de interés muy bajos. Por tanto, es interesante para estas economías tener divisas devaluadas y así beneficiar sus exportaciones.

Creo que la Fed está más preocupada de recuperar el empleo en EEUU, la inflación y llevar los tipos de interés hacia la normalidad que del fortalecimiento del dólar. Si esto fracasa,volverán a hacer algo para instaurar más políticas acomodaticias, pero no creo que la divisa sea su preocupación principal.

P: ¿Y el BCE, que hasta ahora se ha mantenido al margen, puede empezar a jugar con el euro para apoyar la recuperación económica de la Eurozona?

R: Ningún país va a reconocer que necesita abiertamente una divisa débil, si bien entienden que una divisa débil les beneficia. Cuando escucho a Draghi, lo que veo es una persona que está preocupada por hacer llegar las políticas monetarias a la economía real, animar a los bancos a dar crédito y devolver el PIB de la eurozona a niveles aceptables.

P: ¿Hasta dónde le va a dejar llegar Alemania?

R: Es verdad que no son partidarios de muchas de las medidas emprendidas por el BCE, pero están viendo que el crecimiento en Alemania se está empezando a ralentizar y reconocen lo beneficioso que es para Alemania una fuerte recuperación en el resto de Europa, su principal mercado. Además, todas las medidas, los LTROs, tipos de interés bajos, etc., mantienen el euro abajo y eso apoya sus exportaciones.

Por definición, Alemania es contraria a la expansión del balance del BCE, porque a largo plazo puede suponer presiones inflacionistas.Pero a corto y medio plazo van a permitirlo para ver si la recuperación termina de despegar.

P: ¿Dónde están los riesgos de toda esta política monetaria expansiva?

R: Lo que realmente es peligrosoes que Europa y la Troika emprendan un camino equivocado para buscar la recuperación. La economía europea no va a recuperarse por ella misma en un mundo cada vez más competitivo, con políticas monetarias destinadas a apoyar a sus países. Es verdad que hay que emprender reformas, pero si Alemania no permite al BCE actuar, estas reformas no van a funcionar.

P: Todo este exceso de liquidez que hay en el mercado puede acabar en una burbuja… Por ejemplo el Nasdaq ya se encuentra en los niveles en los que estaba cuando el pinchazo de la burbuja tecnológica en el 2000.

R: Yo empecé en este negocio en 1981 en EEUU y desde entonces la industria está alcanzando el nivel máximo que puede alcanzar… Llevan 14 años hablando de burbujas y de ajustes en el mercado. Si analizamos las compañías tecnológicas, hoy se encuentran mucho más lejos de donde se pensaban que iban a estar en el 2000.

Si me preguntas si hay una burbuja actualmente, ciertamente esta liquidez puede provocar burbujas contra las que los bancos centrales tendrán que luchar, pero no hay que preocuparse más de lo necesario.

P: Para finalizar, ¿dónde se encuentran las oportunidades en un escenario como el actual?

R: Están por todas partes

P: ¿Incluso en renta fija?

R: Definitivamente en renta fija… si no puedes dejar el dinero en los depósitos bancarios porque no dan ninguna rentabilidad, la renta fija es una alternativa. Nosotros adoramos los bonos soberanos españoles frente a los alemanes. Creemos que en el próximo trimestre el diferencial se tiene que ir hacia los 100 o 75 puntos básicos, por lo que habrá una buena apreciación ahí. También adoramos el high yield europeo, que está dando un 4%.

Robert Michele, director de inversiones de Renta Fija Global de JPMorgan, lo tiene claro: en un mercado como el actual, las oportunidades están por todas partes. Aunque parezca paradójico, la fuerte intervención de los bancos centrales hace que establecer estrategias a medio y largo plazo sea ahora más fácil que nunca. La clave está en “no luchar contra ellos”.

Estrategias de inversión Renta fija Bancos centrales Bonos del Tesoro