Es noticia
Menú
¿Por qué se dispara un 13% eDreams? Ha ganado una batalla (aunque no la guerra)
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Perspectivas favorables

¿Por qué se dispara un 13% eDreams? Ha ganado una batalla (aunque no la guerra)

El grupo de viajes corrobora la fortaleza de su nueva estrategia de negocio en un contexto favorable, pero persisten ciertas dudas sobre la solidez de la recuperación a medio plazo

Foto: EC
EC
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El pasado 16 de mayo, los analistas de Deutsche Bank emitían un informe con sus previsiones sobre los resultados de eDreams en el último cuarto de su año fiscal, finalizado el pasado 31 de marzo. El banco alemán, una de las firmas más optimistas con el grupo turístico (mantiene desde diciembre un consejo de compra sobre sus acciones y le otorga un potencial próximo al 50%) auguraba un brillante final de temporada, que se traduciría en unos 3 millones de reservas y un incremento de los suscriptores a su plataforma Prime hasta los 2,5 millones de usuarios.

Diez días después, eDreams ha dejado muy atrás estos augurios, al anunciar 3,6 millones de reservas que le permiten superar ya en un 10% los números previos al covid, y un crecimiento de los suscriptores Prime a 2,7 millones (2,9 millones ya al cierre de mayo), tras prácticamente triplicarse en el conjunto del año. Con esos mimbres, el grupo dirigido por Dana Dunne logró incrementar su margen sobre ingresos en casi un 250%, llevar su ebitda ajustado a terreno positivo (3 millones de euros) y reducir las pérdidas del año anterior a la mitad. La respuesta del mercado ha sido contundente: las acciones del grupo han llegado a escalar en su mejor momento de la mañana de este jueves más de un 15%.

A eDreams, este premio sobre el parqué le llega como un alivio en el momento más difícil. Al mejor valor de la bolsa española en 2021 no le ha sentado nada bien el cambio de año y aún con las ganancias de este jueves arrastra pérdidas en el ejercicio en el entorno del 30%. La ampliación de capital que anunció el pasado enero desencadenó una potente corrección que le ha devuelto a los niveles del pasado verano.

Foto: EC

En torno a eDreams se mantiene vivo desde hace varios meses un intenso debate que tiene a los analistas divididos, sobre la racionalidad o no de las valoraciones alcanzadas a finales del ejercicio pasado e inicios del presente, cuando llegó a rondar los niveles a los que se estrenó en bolsa en abril de 2014. El lanzamiento del servicio Prime, que pretende representar una revolución en el modelo de negocio del grupo –favoreciendo una recurrencia y visibilidad sobre ingresos inusual en la industria–, ha sido el principal argumento de quienes defienden que la capacidad de la compañía para dominar entre sus competidores justificaría los niveles de entonces. Pero son muchas las voces que los méritos de este servicio están por probar y no respaldan valoraciones que superan, con mucho, la media del grupo en los últimos años.

Esta visión menos propicia parece haber llevado la voz cantante en los últimos meses, favorecida por las inclemencias económicas generadas por la guerra de Ucrania, que han ensombrecido el horizonte de recuperación que respaldaba la buena evolución de eDreams.

A esos temores, la compañía con sede en Madrid ha respondido con unos números llamados a aplacarlos. “Si bien el conflicto en Ucrania y el alza de la inflación a nivel mundial pueden haber causado una cierta incertidumbre a corto plazo, eDreams ODIGEO es testigo de un fuerte repunte de los viajes, con sus reservas en los meses de marzo, abril y mayo situándose un 34%, 52% y 58% por encima de 2019, respectivamente”, indica la compañía,

Será díficil alcanzar los objetivos del grupo si la dinámica del mercado no acompaña

No cabe duda de que eDreams, como el conjunto de la industria de los viajes, se ha visto favorecida por una situación de mercado muy propicia, con un potente ‘boom’ de los viajes, favorecido por el fin de las restricciones pandémicas y el ahorro acumulado por muchas familias. El hecho de que Aena, tal y como publica este jueves ‘Cinco Días’, esté planteándose un incremento de sus previsiones de tráfico es un claro indicador de la buena marcha que muestra el negocio.

Pero la propia Aena, en este caso, como otras muchas empresas, organismos y firmas de análisis del sector, mira aún con lógicas reservas el medio plazo, temerosa de que, una vez pasado el ‘boom’ estival, la actividad turística se vea lastrada por el impacto en los consumidores de la inflación y el deterioro de la economía.

eDreams puede presumir este jueves no solo de haber aprovechado las dinámicas positivas de la industria de viajes, sino de haber superado con creces las tendencias generales del mercado. La marcha de su modelo Prime bien merece un voto de confianza. Pero alcanzar los objetivos fijados por la propia compañía para 2025 (7,25 millones de miembros de Prime, un ARPU aproximado de 80 euros y un Ebitda Cash superior a los 180 millones de euros) parece indispensable que el entorno siga acompañando. Sin esto, eDreams puede recuperar algo de fuelle sobre el parqué, pero difícilmente volverá a probar sus máximos.

El pasado 16 de mayo, los analistas de Deutsche Bank emitían un informe con sus previsiones sobre los resultados de eDreams en el último cuarto de su año fiscal, finalizado el pasado 31 de marzo. El banco alemán, una de las firmas más optimistas con el grupo turístico (mantiene desde diciembre un consejo de compra sobre sus acciones y le otorga un potencial próximo al 50%) auguraba un brillante final de temporada, que se traduciría en unos 3 millones de reservas y un incremento de los suscriptores a su plataforma Prime hasta los 2,5 millones de usuarios.

EDreams
El redactor recomienda