Telefónica y la venta del cable submarino: la guinda sobre el pastel en el recorte de deuda
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
ENTORNO MUY EXIGENTE

Telefónica y la venta del cable submarino: la guinda sobre el pastel en el recorte de deuda

La teleco ha hecho muchos sacrificios por reducir rápidamente su deuda. Justo este martes, ha cerrado dos operaciones con un impacto de 8.400 millones de euros

placeholder Foto: Foto: EC Diseño.
Foto: EC Diseño.

Telefónica reduce 8.400 millones de deuda en un día. La compañía ha cerrado este martes las dos operaciones estrella de su estrategia de reducción de pasivo —la fusión de su filial en Reino Unido (3.400 millones sobre la deuda) y la venta de las torres de Telxius (5.000 millones)—. Por otro lado, la teleco se encuentra en la recta final de su desinversión de los cables submarinos de la propia Telxius, como informa este martes El Confidencial.

Aunque en comparación con las otras dos palancas esta es algo menor (la oferta de EQT valora el negocio en 1.800 millones de euros, de los que Telefónica se llevaría la mitad), el cumplimiento de plazos y precios esperados por la compañía y el propio mercado va a ser también crucial en el balance que hagan los accionistas de la estrategia de la española. De momento, el mercado parece avalarlo en una sesión en la que Telefónica gana un 1,5% en bolsa.

En la presentación de sus resultados a cierre de marzo, Telefónica arrojó una deuda de 35.796 millones de euros, algo por encima de los niveles con los que había cerrado en 2020. Entonces, la empresa capitaneada por José María Álvarez-Pallete señaló el segundo trimestre como el periodo clave dentro del proceso de reducción de 9.000 millones de euros de pasivo. La empresa ha tomado medidas muy dolorosas para acercarse a estas metas. Entre ellas, el mayor sacrificio ha sido el recorte del 25% del dividendo. El consenso pedía rebajas de hasta el 50%, señalando la necesidad de medidas drásticas para reforzar el balance.

Foto: El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, con el nuevo logo.

A estos niveles de exigencia, es crucial que hasta operaciones menores como la de los cables submarinos cumplan las expectativas. Esta operación llevaba meses sonando en el mercado, ya que los cables submarinos, de alto coste de mantenimiento para Telefónica en un entorno de cambio constante, no son parte del negocio estratégico de la teleco, por más interés que despierte en otros círculos económicos. El Confidencial adelanta este martes que el fondo de capital riesgo EQT ha ofrecido 1.800 millones de euros por este negocio, participado también por KKR y Pontegadea (Amancio Ortega), dentro de la fase final del proceso de venta, que Telefónica espera cerrar antes de la temporada de vacaciones estivales.

Debido a que la teleco tendría que repartirse a la mitad lo ingresado, este acuerdo le permitiría ingresar 900 millones de euros —una cantidad suculenta, pero menor que las otras medidas tomadas por Telefónica—. Eso sí, también podría ser menos, teniendo en cuenta que otros interesados, como Blackstone y Brookfield, valoraron el negocio en unos 1.500 millones de euros.

Los analistas no han dejado de hacer sus valoraciones y estimaciones al respecto. “La venta de los activos de cable a EQT por 1.800 millones euros permitiría reducir el apalancamiento un 2,5% (recordamos que Telefónica controla el 50,01% de Telxius, por lo que solo recibiría la mitad del importe) y el impacto en valoración sería poco relevante (-0,3%, ya que nuestra valoración del cable submarino es de 2.000 M euros)”, opinan desde el Banco Sabadell, donde tienen consejo de compra sobre esta compañía. Por su parte, los analistas del Santander (consejo ‘neutral’) opinaban en un informe de mayo que la división de cables submarinos tenía un valor empresarial (EV) de 1.810 millones de euros. Sin embargo, el equipo de Alantra (recomendación de compra) apostaba en enero por una valoración de 2.300 millones de euros.

Moviéndose en esta horquilla, la venta del cable submarino se postula para ser la guinda sobre el pastel de los esfuerzos de reducción de deuda de Telefónica, que seguramente culminará este verano. Sería una pena decepcionar al mercado.

Telefónica reduce 8.400 millones de deuda en un día. La compañía ha cerrado este martes las dos operaciones estrella de su estrategia de reducción de pasivo —la fusión de su filial en Reino Unido (3.400 millones sobre la deuda) y la venta de las torres de Telxius (5.000 millones)—. Por otro lado, la teleco se encuentra en la recta final de su desinversión de los cables submarinos de la propia Telxius, como informa este martes El Confidencial.

Venta Venta de activos Activos
El redactor recomienda