De Ono y Jazztel a MásMóvil y Euskaltel: la nueva quiniela de la consolidación teleco
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Fusiones y alianzas

De Ono y Jazztel a MásMóvil y Euskaltel: la nueva quiniela de la consolidación teleco

En un entorno de elevada competencia, las opciones de integración vuelven a resurgir como la vía clave para la mejora de la rentabilidad de las operadoras en España

placeholder Foto: EC.
EC.

"Podríamos asistir a algo parecido a lo que se vivió en 2014", señala Juan Peña, analista de GVC Gaesco, cuando se le pregunta por las perspectivas de una consolidación en el mercado español de las telecomunicaciones. El resurgir de las noticias en torno al futuro de Vodafone en España ha obligado a los expertos a desempolvar sus quinielas sobre las fusiones.

La posibilidad de una nueva ronda de integraciones en el sector ha sido planteada de forma recurrente ante las evidencias de que la fuerte competencia existente se ha convertido en un oneroso lastre para la rentabilidad de las grandes operadoras del mercado español, incapaces de poner coto a sus costes de captación y retención de clientes, debido a una encarnizada lucha que se plasma trimestre tras trimestre en las cifras récord de portabilidades.

Y la percepción de que Bruselas se aproxima hoy al sector con una visión mucho menos severa que antaño, más abierta a la hora de permitir fusiones —si antes un entorno de solo tres grandes operadoras parecía indeseable, ahora es visto como un escenario aceptable—, abre un amplio abanico de posibilidades, que van más allá de la tantas veces estudiada unión entre Vodafone y MásMóvil, que ha vuelto a reactivarse en los últimos días.

La alianza de Vodafone y Orange con las torres no tiene por qué bloquear las fusiones

En medio de las negociaciones, este martes se ha puesto sobre la mesa, tal y como publica 'Expansión', la posibilidad de que la propia Vodafone explore una alianza con Orange para aunar sus negocios de torres de telecomunicaciones en el mercado nacional, un movimiento que les permitiría cristalizar valor en unos activos que, en los últimos tiempos, se han revelado como los más preciados de cuantos engloban hoy las operadoras, tal y como se evidencia en la reciente venta de Telxius por parte de Telefónica.

Aunque la operación es planteada como una posible alternativa a la fusión con MásMóvil, lo cierto es que el movimiento no tiene por qué resultar excluyente. Al fin y al cabo, la alianza parece un paso destinado a maximizar el precio de una venta posterior (ya sea total o parcial) de la infraestructura, lo que supondría una nada desdeñable entrada de liquidez para la operadora británica, pero haría poco por mejorar las perspectivas de negocio en el mercado español de un grupo que parece destinado a seguir registrando unos niveles de ROCE (retorno sobre el capital empleado) por debajo del coste de capital durante, al menos, los próximos cinco años.

Foto: EC Diseño.

De hecho, la venta de sus torres es vista como una palanca crítica para facilitar una unión entre Vodafone y MásMóvil que no nazca lastrada por unos niveles excesivos de endeudamiento.

Con estos condicionantes, los expertos también ven probable que una operación entre Vodafone y MásMóvil obligue a Orange a reevaluar sus opciones, del mismo modo en que, en 2014, la compra de ONO por parte de Vodafone motivó meses después que la operadora gala se lanzara a por Jazztel. Para Orange, la fusión de dos de sus rivales en el mercado español no supondría únicamente quedar descolgada en términos de tamaño, sino que, más importante, le supondría una importante merma de ingresos por la lógica ruptura de los acuerdos por los que MásMóvil utiliza sus redes, por los que los analistas de Sabadell calculan que obtiene más del 15% de su ebitda.

En esas circunstancias, y salvo que el grupo francés decidiera competirle a Vodafone la integración con MásMóvil —con el consiguiente riesgo de encarecer la presa—, a Orange le quedarían dos vías: seguir en solitario, con la esperanza de poder captar clientes a través de los reajustes del mercado (ya sean forzados por los reguladores o por el movimiento natural de la clientela), o fijar su mirada en Euskaltel como un posible objetivo de compra. En opinión de los analistas de Alantra, que prevén que los reajustes de mercado sean muy limitados, la adquisición de Euskaltel sería el paso más lógico.

Orange sufriría una importante pérdida de ingresos si MásMóvil se une a Vodafone

No puede obviarse, como recuerda Juan Peña, que la estrategia de Euskaltel, con su actual plan de expansión nacional, parece dirigida a su futura venta. "Zegona [que controla un 21% del grupo] no es un accionista con vocación de permanencia a largo plazo, sino que tiene en su horizonte el objetivo de desinvertir en la compañía", indica. Así, la posibilidad de traspasar el negocio a Orange podría representar una oportunidad inmejorable para saldar su apuesta en la operadora de origen vasco.

Nada de esto ha servido en los últimos días, no obstante, para animar la cotización de Euskaltel. Y es que, tras remontar más de un 50% desde el pasado marzo —una evolución que contrasta de forma marcada con los retornos mucho más discretos de Vodafone y, sobre todo, Orange y Telefónica—, son muchos los analistas que creen que las posibilidades de una opa están ya, en gran medida, incluidas en su precio. Aunque su reciente corrección le deja más de un 10% por debajo del precio objetivo medio que le otorgan los analistas que cubren el valor y hasta un 30% por debajo del que le asignan JP Morgan y GVC Gaesco.

Tampoco Telefónica ha encontrado en estas noticias un estímulo para su aún alicaída cotización, a pesar de que resulta indiscutible que cualquier paso en la consolidación del sector debería resultar favorable a sus perspectivas de negocio, por la mera reducción de la competencia. Pero, después de tantos años de esperanzas baldías, parece claro que antes de una revolución en los precios querrán ver que las fusiones se hacen efectivas y, sobre todo, que se traducen en una mejora de los rendimientos. Al fin y al cabo, las operaciones de 2014 no fueron más que la antesala del hundimiento posterior.

"Podríamos asistir a algo parecido a lo que se vivió en 2014", señala Juan Peña, analista de GVC Gaesco, cuando se le pregunta por las perspectivas de una consolidación en el mercado español de las telecomunicaciones. El resurgir de las noticias en torno al futuro de Vodafone en España ha obligado a los expertos a desempolvar sus quinielas sobre las fusiones.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
MásMóvil Euskaltel Telecomunicaciones