Vall Banc (JC Flowers) ficha para crecer y aparca el interés de Morabanc
  1. Mercados
Posterga la concentración en Andorra

Vall Banc (JC Flowers) ficha para crecer y aparca el interés de Morabanc

El mercado espera que la firma surgida de la banca privada del antiguo BPA sea el primer movimiento hacia la concentración en la banca andorrana, con Morabanc como favorito

Foto: Jugadores del Morabanc Andorra. (EFE)
Jugadores del Morabanc Andorra. (EFE)

Vall Banc ha anunciado esta semana el fichaje de un ejecutivo, Sergi Martín, como director de negocio, cargo que suele estar orientado al crecimiento de las entidades. El nombramiento se produce en un momento en el que el dueño, el fondo JC Flowers, tiene encima de la mesa una propuesta de compra de Morabanc. Según fuentes del mercado, la pelota está en el tejado del fondo, para lo que podría ser la primera operación de concentración en la banca andorrana.

La entidad ha contratado a Sergi Martín, que pasó 12 años en Crèdit Andorra, y trabajó los últimos cuatro en firmas del sector de gestión y asesoramiento de activos como Sabertia Capital y Altment Capital. Ahora, tendrá la responsabilidad de consolidar el negocio de grandes patrimonios de Vall Banc, ante la salida de Gerard Albá, que llegó en 2016 procedente de Andbank.

Vall Banc es una firma centrada en banca privada que surgió de los activos del antiguo BPA, y que se quedó en 2016 el fondo oportunista JC Flowers, que desde hace tiempo está de salida para plasmar la rentabilidad de la operación. La entidad gestiona algo más de 2.000 millones de recursos de clientes, lo que supone una cuota de mercado entre la banca andorrana del 4%. Asimismo, tiene activos propios por valor de 1.000 millones, de los que la mitad son líquidos.

Foto: JC Flowers trocea Vall Banc (BPA) para empezar a poner fin a su periplo andorrano

El banco, que tiene negocio comercial y de grandes patrimonios, aunque el que más pesa y el más fácilmente vendible es el segundo, ganó 2,1 millones en 2019, un 4% menos que en 2018 y lejos de los 11 millones de 2017. También ha empeorado su rentabilidad. El retorno sobre el capital (ROE) ha bajado del 3,83% hasta el 1,98%, lejos del 7,7% que promedia la banca andorrana y que en el resto va desde el 5,4% de Andbank hasta el 11,4% del Sabadell. Por su parte, el retorno sobre activos (ROA), medida clave de banca privada, empeora desde el 0,27% hasta el 0,24%, frente al 0,76% que es promedio en los bancos andorranos, que nuevamente se mueven entre el 0,61% de Andbank y el 1,2% de Bancsabadell D’Andorra.

No obstante, JC Flowers está haciendo caja y en los últimos años, como publicó El Confidencial, ha troceado el banco para ello. Morabanc pujó por Vall Banc antes de la crisis del coronavirus y, según fuentes conocedoras, mantiene en vigor su propuesta de compra al fondo JC Flowers, que está de salida pero con pretensiones mayores. La oferta superaría los 40 millones, según fuentes del mercado, cifra que sobrepasa holgadamente la cantidad que pagó el fondo buitre. El precio de compra en la adjudicación fue, en su momento, de 29 millones, pero pagó 3,8 millones.

Así, la pelota está en el tejado de JC Flowers. La oferta de Morabanc fue previa a la crisis del coronavirus, que supone un desafío adicional para los negocios de asesoramiento y gestión de activos por la volatilidad de los mercados y la presión sobre las comisiones. Morabanc contrató a KPMG para realizar la düe dilligence de Vall Banc, según publicó ‘Cinco Días’.

Si finalmente hay movimiento, podría ser el primero de muchos. Aunque no es tan evidente, como recuerdan siempre los directivos de la banca del Principado. Es decir, la dinámica invita a que haya concentración para mejorar en eficiencia y rentabilidad en un negocio decreciente, porque ya no hay tantos patrimonios extranjeros, sobre todo españoles, que vayan a Andorra, que desde hace años tiene intercambio de información y es más cuidadoso con el origen del dinero, sobre todo tras la crisis de BPA.

Foto: Fitch mantiene el ráting de Andbank y Morabanc y rebaja el de Crèdit Andorra

Así, Andorra tiene 77.000 habitantes y un PIB de 3.000 millones. En este contexto, hay cinco entidades: tres de mayor tamaño, como son Andbank, Morabanc y Crèdit Andorrà, y otras dos menores, la filial del Sabadell y Vall Banc. Todas ellas tienen 49.713 millones bajo gestión, según los datos de 2019 de la Asociación de Bancos Andorranos, y representan el 20% del PIB y el 5% de los asalariados andorranos.

A estas cifras se suman las históricas disputas o diferencias entre las familias dueñas de las principales entidades, lo que dificulta que haya compras o fusiones entre los grandes bancos. Porque cuando hay concentración es para ganar escala y reducir costes, pero un recorte de empleo del 30% como el que ha llevado a cabo la banca española en la última década supondría un ajuste del 1,5% de la población activa andorrana.

Por ahora, Andbank ha dado pasos para crecer en España, con las compras recientes de Merchbanc, Esfera Capital y el negocio español de Degroof Petercam. Crédit mantiene a Banco Alcalá, que está continuamente en rumores tanto de participar en procesos de venta como comprador como en la posibilidad de ser pieza comprada. Mientras que Morabanc, que ya ha entrado en España de forma tímida con una agencia de valores en Barcelona, comandada por Lluis Alsina, busca proyectos de banca privada para expandirse en el mercado español. Sabadell no tiene interés en comprar o vender un negocio que apenas pesa dentro del grupo, mientras que todo parece indicar que Vall Banc, tarde o temprano, será vendido a algún banco andorrano.

MoraBanc Andorra Banca privada BPA
El redactor recomienda