POR EL ESTADO DE ALARMA

La CNMV prohíbe las posiciones cortas durante un mes por el coronavirus

La entidad presidida por Sebastián Albella activa así el artículo número 24 del Reglamento (UE) Nº 236/2012, que a su vez remite al artículo número 20 del reglamento

Foto: El presidente de la CNMV, Sebastián Albella. (EFE)
El presidente de la CNMV, Sebastián Albella. (EFE)

Como ha adelantado El Confidencial esta tarde, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha debatido este lunes si volver a prohibir las posiciones cortas otra vez. Asimismo, al final se ha decantado por prohibirlas no solamente una sesión como el pasado jueves, si no que durante un mes entero, desde el 17 de marzo hasta el 17 de abril, ambos inclusive. Italia también ha decidido vetar las posiciones cortas un mes, mientras que Bélgica lo ha decretado para mañana martes solamente.

La entidad presidida por Sebastián Albella activa así el artículo número 24 del Reglamento (UE) Nº 236/2012, que a su vez remite al artículo número 20 del reglamento. Este artículo establece que la CNMV podrá prohibir este tipo de posiciones cuando "se hayan producido hechos o circunstancias adversos que constituyan una seria amenaza para la estabilidad financiera o la confianza del mercado en el Estado miembro en cuestión". Una justificación distinta a la del jueves pasado, cuando la CNMV activó el artículo 23, que establece que el regulador podrá prohibir los cortos durante una sesión después de que las caídas hayan superado el 10% en el valor. Es decir, si bien ahora el regulador decide prevenir, el jueves decidió curar.

"La decisión, que ha sido notificada a ESMA según lo previsto en el mencionado Reglamento, se ha tomado debido a la situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos, incluyendo los españoles, su evolución en el contexto de la situación creada por el virus Covid-19 y el riesgo de que en las próximas semanas puedan producirse movimientos de precio desordenados", ha explicado la institución. "Otro factor que se ha considerado han sido las implicaciones de la declaración en España del estado de alarma el pasado sábado, 14 de marzo".

Las posiciones cortas tradicionales se construyen mediante el alquiler de acciones. El bajista toma prestados los títulos y los vende, y los compra a mercado para devolverlos a su legítimo dueño. En el proceso gana dinero si el valor cae, como ha ocurrido en los últimos días. También hay ataques bajistas mediante derivados. En cualquier caso, supone una presión adicional a la baja sobre las cotizaciones, hundidas en un mercado roto de pronósticos de recesión.

La semana pasada, las posiciones cortas declaradas superiores al 0,5% del capital de cada empresa atacada, umbral a partir del que la CNMV las publica, alcanzó los 2.000 millones. Destacó el ataque inicial de Bridgewater, el mayor ‘hedge fund’ del mundo, con 1.100 millones contra Iberdrola, Santander, BBVA, Amadeus y Telefónica. El fondo de cobertura fundado y coliderado por Ray Dalio elevó el jueves un 30% el ataque, antes del veto. Este lunes vuelven a haber ataques bajistas sobre la bolsa española.

El regulador nacional no necesita obtener la aprobación del regulador a nivel europeo, la ESMA, pero sí que precisa notificarle si toma una decisión, para que así la ESMA pueda poner al corriente al resto de reguladores del Viejo Contiente. Ejemplo de este funcionamiento es el jueves pasado, cuando tanto Italia como Reino Unido también vetaron los bajistas durante un día.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios