Es noticia
Menú
Las bolsas de occidente contienen el desplome chino por el coronavirus
  1. Mercados
a pesar de la inyección del Banco Central

Las bolsas de occidente contienen el desplome chino por el coronavirus

Los inversores pendientes de la evolución de la epidemia del coronavirus en China y como puede afectar a la economía del gigante asiático y, por extensión al resto del mundo

Foto: Foto: EFE
Foto: EFE

Las bolsas occidentales podían haber comentazo la semana de cualquier manera. Por un lado, el desplome de los principales índices de China, más de un 9% en su peor apertura en casi 13 años, hubieran justificado un arranque marcado por fuertes ventas en las plazas del Viejo Continente. Por el contrario, la megainyección de liquidez anunciada el domingo por el Banco Popular de China sumada al hecho de que los inversores occidentales ya habían venido descontando el miedo a la epidemia del coronavirus en las sesiones anteriores, cosa que no había pasado en la bolsa del gigante asiático cerrada desde el pasado 23 de enero, hubiera explicado un inicio de sesión en positivo, o por lo menos, sin dramas. Finalmente ha ocurrido la segunda de las opciones.

Así, en Europa, el Ibex 35 marcó subidas al cierre de medio punto porcentual, hasta los 9.408 puntos con Siemens Gamesa a la cabeza de las ganancias, disparada más de un 5,66%. En cuanto al resto de plazas europeas, el Cac 40 parisino ampliaba las ganancias entorno al 0,58%, en la misma línea que se movía el Dax alemán. Por su parte, el Eurostoxx 50 marcaba movimientos que rondaban el 0,64%.

Foto: Banco Popular de China (Reuters)

No en vano, ha sido la apertura al alza de Wall Street la que ha terminado por consolidar el buen todo de las bolsas europeas. Así, el Dow Jones de Industriales subía por encima del 0,64% en los primeros compases de la negociación. El S&P sube un 0,7%, mientras que el Nasdaq lidera las alzas con un 1,25% aupado por un Tesla destado que ha tocado máximos de 11% de subidas en el parqué.

Sin embargo, la tensión en los mercados es máxima. Prueba de ello ha sido la reacción este martes de los principales índices de la China continental, que se han desplomado un 9% en la apertura tras volver a cotizar después de más de una semana cerrados tras la prórroga de las vacaciones del Año Nuevo chino decretada por el Gobierno, que lucha por controlar la epidemia.

Así, el principal indicador de la bolsa de Shanghái, el SSE, perdía hasta un 9% en la apertura, mientras que el SZSE de la bolsa de Shezhen cedía más de 8,5% minutos después de sonar la campana en el parqué. En el mercado de divisas, el yuan, ha caído a su nivel más bajo del año.

Una situación tan delicada para el crecimiento del país, que ya antes de la crisis sanitaria mostraba serias señales de desaceleración, que ha llevado a su banco central a anunciar una inyección de 1,2 billones de yuanes (173.000 millones de dólares) en los mercados y a bajar los tipos de interés del 2,5% al 2,4% para intentar proteger a la economía china del impacto del coronavirus que ha paralizado la llamada fábrica del mundo.

Foto: Un hombre con máscara de protección contra el coronavirus camina por una calle en Guangzhou, China. (EFE) Opinión

En este sentido, desde Link Analisis apuntan que "como pasó la semana pasada, el coronavirus y sus posibles derivadas socioeconómicas seguirán condicionando el comportamiento de los mercados de valores esta semana. No obstante, los inversores dispondrán en los próximos días de importantes referencias macroeconómicas", aseguran.

Con la vista puesta un paso más adelante, desde Bankinter hacen un llamamiento a la calma a sus clientes. Así, aunque advierten que "la actividad en China se ralentizará porque las grandes compañías detendrán o reducirán significativamente su ritmo", especialmente las que están directamente relacionadas con el consumo y el sector viajes, "defendemos que hay que mantener posiciones -en las bolsas- porque nadie es capaz de adelantar cuándo empezará a controlarse el virus pero, cuando suceda, el rebote de las bolsas será rápido… y probablemente la corrección de los bonos también, teniendo en cuenta el rally que vienen disfrutando derivado de esta situación de miedo", concluyen.

Las bolsas occidentales podían haber comentazo la semana de cualquier manera. Por un lado, el desplome de los principales índices de China, más de un 9% en su peor apertura en casi 13 años, hubieran justificado un arranque marcado por fuertes ventas en las plazas del Viejo Continente. Por el contrario, la megainyección de liquidez anunciada el domingo por el Banco Popular de China sumada al hecho de que los inversores occidentales ya habían venido descontando el miedo a la epidemia del coronavirus en las sesiones anteriores, cosa que no había pasado en la bolsa del gigante asiático cerrada desde el pasado 23 de enero, hubiera explicado un inicio de sesión en positivo, o por lo menos, sin dramas. Finalmente ha ocurrido la segunda de las opciones.

Hong Kong Bolsas
El redactor recomienda