EL BRENT, ENTORNO A LOS 60 DÓLARES

Geopolítica vs economía: la demanda de crudo anula el nuevo ataque en Oriente

El buque 'Sabiti', operado por la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC), se incendió tras dos explosiones separadas, la primera en torno a las 5:00 de la mañana hora local

Foto: Campo petrolífero (Efe)
Campo petrolífero (Efe)

La tensión en Oriente Medio lejos de disiparse va en aumento. Los inversores desayunaban este viernes con un nuevo capítulo en la crisis que afecta al punto más caliente del mercado del petróleo después de que el pasado 14 de septiembre el ataque con drones al corazón del mayor productor mundial de oro negro, desatara el pánico. De hecho, Arabia Saudí apuntó directamente a Irán como el cerebro de la ofensiva, disparando el precio del barril hasta un 20% en la apertura de la sesión, sin embargo, a medida que pasaron los días la tensión se fue relajando hasta recuperarse los niveles previos a las explosiones.

Ahora ha sido Irán el blanco de los ataques. Varios misiles alcanzaban en la madrugada de hoy uno de sus petroleros frente a las costas saudíes, a 100 kilómetros del puerto de Yeda, en el Mar Rojo. El buque 'Sabiti', operado por la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC), se incendió tras dos explosiones separadas, la primera en torno a las 5:00 de la mañana hora local, seguida de una segunda a las 5:30. El precio del Brent de referencia en Europa escalaba más de un 2% por encima de los 60 dólares.

Sin embargo, ha llegado la Agencia Internacional de la Energía (AIE) para frenar una nueva escalada de los precios. No en vano, frente a la presión geopolítica, el contexto económico global hace que los fundamentales sean especialmente bajistas. Ante el debilitamiento de las perspectivas para el próximo año, la agencia ha revisado a la baja sus estimaciones de crecimiento de la demanda mundial de crudo en 2019, que cae en 65.000 barriles al día, y en 2020 en 105.000 barriles de petróleo menos.

En este sentido, fuentes del mercado explican a Cotizalia que el precio actual ya estaría recogiendo la 'prima de guerra', a pesar de que se encuentre en niveles inferiores a los que se registraban el pasado mes de junio después de que dos petroleros japoneses ardieran en el estrecho de Ormuz y se dispararan todas las alarmas con Estados Unidos acusando directamente a Irán de los sabotajes. Y es que defienden que si no existieran estas tensiones geopolíticas, el precio del barril debería encontrarse incluso 10 dólares por debajo de los niveles actuales, entorno a los 40 dólares en los que cotizaba en 2016.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios