Y SIN RETORNO PARA EL PARTÍCIPE

Mutuactivos lanza un fondo sin comisiones para vehiculizar las donaciones

Si bien los fondos de impacto buscan obtener una rentabilidad destinando el dinero a causas puntuales, este fondo se vacía cada año para donar lo recaudado y las rentabilidades obtenidas

Foto: (iStock)
(iStock)

En medio de la oleada de filantropía que ha invadido la industria de los fondos de inversión, Mutuactivos (gestora de Mutua Madrileña) ha decidido poner sobre la mesa una nueva apuesta: un fondo para donar dinero. Es decir, un vehículo que no tendrá ninguna comisión de gestión ni de depositaría, y que cada año será vaciado para donar lo recaudado a los proyectos seleccionados por la Fundación de Mutua Madrileña—sin ningún tipo de retorno para el patrícipe

El producto, llamado Mutuafondo Compromiso Social, ha obtenido este lunes la aprobación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Según explica el consejero delegado de la gestora, Luis Ussía, el fondo no tiene ánimo de lucro para la firma o el inversor y está pensado para “vehiculizar las donaciones”.

Es decir, que en vez de intentar conseguir rentabilidades al invertir en un sector o iniciativa con fines positivos para la sociedad —como hacen los fondos de impacto—, este producto simplemente canaliza dicha donación directamente y sin ningún tipo de retorno para el partícipe.

A parte de no tener costes (y los que surjan serán asumidos por la propia gestora), la prioridad del fondo ahora mismo no es obtener rentabilidades. “Para nosotros en este entorno del mercado a tipos negativos, la prioridad es preservar el capital”, defiende Ussía, que sin embargo entiende que si a lo mejor en el futuro las condiciones cambian y se puede obtener más rentabilidad sin riesgo, se planteará. "Entonces ya se cerraría el círculo", matiza.

Con un nivel 1 de riesgo según los estándares de la CNMV, el vehículo invierte solo en renta fija (coordinando los vencimientos con los plazos de retirada de dinero del propio vehículo). Además, el fondo invertirá en cuentas corrientes de cinco bancos, con los que ya ha negociado unas tasas del 0% para estas posiciones. La aportación mínima del fondo son 10 euros y no tiene un objetivo de captación.

La gestora asumirá los gastos que surjan, además de haberse comprometido ya a una inversión inicial de 3 millones para la clase A del fondo. Esta clase es la base estable del fondo y no tiene la comisión de reembolso (para aquellos que quieran sacar el dinero antes del plazo) del 5% que sí tienen las demás. Y es que a partir de la A, vienen tres clases más: la clase A se destinará a situaciones de emergencia o catástrofe, la C a la Fundación Unoentrecienmil, y la D al proyecto Escuelas para África-Guinea Bissau de la UNICEF.

Fiscalmente, el producto de Mutua también puede interesar a aquellos que quieran donar con lo recaudado en otros fondos, con una deducción fiscal por la donación y, además, la no tributación en el IRPF de la plusvalía. Es decir, para un traspaso de 10.000 euros al producto, con 3.000 euros de plusvalías latentes, el ahorro alcanzaría unos 570 euros.

“A menudo se demoniza este tipo de iniciativas argumentando que las gestoras buscan lucrarse con ellas”, explica Ussía. “Aquí no estamos ganando nada: simplemente proponemos una alternativa de donación para aquellos que entiendan mejor y se sientan más cómodos con los fondos”, defiende el CEO, destacando beneficios como el aval de transparencia que aporta que esté aprobado por la CNMV.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios