VÍCTOR CONSTANCIO, EN DER SPIEGEL

El vicepresidente del BCE alerta a Italia del peligro de una nueva crisis de deuda

Vitor Constancio, ha advertido hoy a Italia de las consecuencias de una nueva crisis de la deuda soberana si el país abandona la disciplina fiscal y la contención del gasto público

Foto: El vicepresidente del BCE, Víctor Constancio
El vicepresidente del BCE, Víctor Constancio

El vicepresidente saliente del Banco Central Europeo (BCE), Vitor Constancio, ha advertido hoy a Italia de las consecuencias de una nueva crisis de la deuda soberana si el país abandona la disciplina fiscal y la contención del gasto público. "Cuando en 2012 los mercados financieros atacaron el país se mostró que los mercados pueden ser muy volátiles en sus percepciones y cambiar rápida y abruptamente la estimación de riesgo para un deudor, a veces con consecuencias graves", ha afirmado en una entrevista con el semanario alemán Der Spiegel.

La frustrada conformación de un gobierno en Italia entre el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga Norte, que han manifestado su intención de reducir impuestos y aumentar el gasto público, ha provocado turbulencias en los mercados financieros. Los intereses de la deuda italiana a diez años han subido más de 50 puntos y la prima de riesgo ha llegado a superar los 300 puntos básicos, mientras que el euro y las bolsas se han visto también bajo presión, lo que recuerda a la fase alta de la crisis de la deuda en la eurozona.

El vicepresidente del BCE evitó concretar en que condiciones el banco europeo intervendría en caso de urgencia en Italia, y señaló que cualquier intervención debe "servir al cumplimiento del mandato" de la entidad y seguir "ciertas condiciones". "Italia conoce las reglas. Quizás deben leerlas de nuevo exactamente", afirmó.

Constancio, que el próximo viernes será sustituido como vicepresidente del BCE por el español Luis de Guindos, dijo que, tras la crisis de la deuda de 2012, los países del sur han hecho lo suficiente para curar las heridas de la unión monetaria. "Se ha hecho mucho, todos los países implicados han reducido sus deudas y tienen entretanto un superávit en su balanza de pagos, es un inmenso cambio", aseguró.

Recalcó que la eurozona ha "aprendido de la crisis" pero que faltan aún un par de pasos para reparar la unión monetaria: una "mucho más estrecha coordinación" de la política presupuestaria y un fondo de estabilización que pueda amortiguar los golpes, además de la conclusión de la unión bancaria.

Asimismo, destacó que una guerra comercial a gran escala tendría "fatales consecuencias" para la economía mundial, pero apuntó que nadie realmente la desea porque "todo el mundo sabe que solo habría perdedores".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios