APOLLO SUPERA A BLACKSTONE CON EL MAYOR FONDO

El capital riesgo capta cantidades récord e impulsará el precio de inmuebles y empresas

Los inversores se han lanzado a los fondos de capital riesgo ante la falta de rentabilidad de las alternativas, lo que está provocando una inflación de sus objetivos de compra

Foto:

Los fondos de capital riesgo ('private equity') se han convertido en los grandes inversores tanto en empresas como en el mercado inmobiliario español tras la crisis. Y van a seguir siéndolo en los próximos tiempos. La captación de dinero por parte de estos vehículos ha alcanzado su nivel más alto desde los años de la burbuja anterior a la crisis financiera, debido a que las alternativas de inversión ofrecen una rentabilidad muy baja. Pero esto supone un problema para los gestores, que se encuentran con grandes sumas que deben invertir y pocos objetivos donde hacerlo, lo cual impulsa los precios de sus objetivos —los potenciales vendedores están de enhorabuena— y reduce sus beneficios.

Estos fondos, que invierten en empresas no cotizadas y otros activos poco líquidos, llevan captados 240.000 millones de dólares (205.000 millones de euros) en los siete primeros meses del año, según la consultora Pitchbook. A este ritmo, el volumen total del ejercicio rebasará los 344.800 millones que entraron en 2016. La última vez que el sector había logrado unas entradas superiores a esa cifra fue en 2007, el año en que la burbuja alcanzó su pico y comenzó la crisis 'subprime', cuando se alcanzaron los 419.000 millones.

Este maná no se ha repartido equitativamente entre los gigantes del sector. El más beneficiado ha sido el grupo Apollo, propietario entre otros de Altamira (la inmobiliaria del Santander) o EVO Banco, que ha recibido un flujo de 24.700 millones para su fondo Apollo Investment Fund IX, lo que lo convierte en el mayor de la historia, por encima del principal de Blackstone —la gestora que acaba de comprar al Santander los inmuebles de Popular—, que tiene 21.700 millones. También han levantado importantes sumas CVC, KKR o Silver Lake.

Rentable y más barato que la bolsa

¿A qué se debe esta avalancha de dinero en el 'private equity'? Pues a la falta de rentabilidad de las alternativas debido a los bajos tipos de interés. La renta fija, incluso la 'high yield' (alta rentabilidad), ofrece unos retornos muy exiguos, y las bolsas mundiales se encuentran muy sobrevaloradas tras la subida desde los mínimos de la crisis, según casi todos los expertos. Por el contrario, el capital riesgo aspira a ganancias anuales en el entorno del 20%, a cambio, eso sí, de un peligro elevado y de la iliquidez: no se puede 'sacar' el dinero durante mucho tiempo.

Leon Black, presidente y CEO de Apollo Global Management. (Reuters)
Leon Black, presidente y CEO de Apollo Global Management. (Reuters)

De hecho, los bancos privados y gestores de patrimonios han empezado a recomendar el capital riesgo para una parte de las carteras de sus clientes como alternativa a la bolsa, debido a la sobrevaloración que presenta la renta variable (que algunos aseguran que alcanza niveles de burbuja), que la hace muy vulnerable a una fuerte corrección o incluso a un cambio de tendencia.

El riesgo de morir de éxito

Pero el sector corre el riesgo de morir de éxito. Estos enormes flujos de dinero hacen que dispongan de más liquidez que en toda la historia: según la citada Pitchbook, estos fondos contaban con 739.000 millones de dólares al cierre de 2016. Y como deben invertirla forzosamente —la liquidez no solo no esta remunerada sino que cuesta dinero—, esto supone una importante presión alcista para los precios de los activos que quieren comprar, como se ha visto en algunas de las últimas grandes operaciones inmobiliarias en España.

Y si los fondos compran caro, tendrán mucho más difícil obtener grandes rentabilidades, porque tendrán que vender en el futuro mucho más caro todavía. Y a esto hay que añadir el apalancamiento: para elevar la rentabilidad, una gran parte del importe de sus inversiones se financia con deuda (si usted invierte 100 euros de capital y gana 20, ha obtenido el 20%; si usted invierte 20, financia 80 con deuda y gana los mismos 20 euros, su rentabilidad es del 100%). Si el nivel de capital es tan alto, la deuda en que deben incurrir para alcanzar sus objetivos es ingente. Y si las inversiones no salen bien, la probabilidad de pérdidas crece enormemente.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios