deben añadir ese coste y decírselo al cliente

¿Cuánto me va a cobrar mi fondo de inversión para pagar informes de analistas?

A partir de ahora, los fondos de inversión tendrán que pagar a los analistas por sus recomendaciones y el cliente lo sabrá. Algunas gestoras asumirán ese coste

Foto: Foro sobre la MiFID II organizado por El Confidencial y BDO.
Foro sobre la MiFID II organizado por El Confidencial y BDO.

Entre los muchos cambios con que va a revolucionar la venta de productos financieros, la nueva directiva europea de mercados e inversiones (MiFID II) incluye un cambio fundamental referido a las recomendaciones de analistas. Hasta ahora, las gestoras de fondos de inversión no pagaban directamente por este servicio, sino mediante las comisiones de 'brokerage' al comprar y vender acciones. Con la nueva norma, esto se tiene que acabar: los fondos tendrán que asumir un coste relacionado con estos informes y destallárselo al cliente. Ante el temor a su posible rechazo, algunas de las mayores firmas del sector han anunciado que asumirán el coste contra sus resultados. En España no se sabe cuál será ese coste ni qué van a hacer los bancos, que dominan este mercado.

El análisis es una de las principales actividades de los grandes bancos de inversión (los Goldman, Merrill, Morgan, UBS, etc.), así como de muchas 'boutiques' especializadas. Sin embargo, estos analistas no cobran un precio por su trabajo, que es ofrecer recomendaciones de compra o de venta de acciones y bonos a los inversores, entre ellos fondos, planes de pensiones, 'family offices' que gestionan grandes fortunas, etc. ¿Cómo se les remunera, entonces? Los inversores canalizan sus órdenes de compra o venta en el mercado a través del bróker de ese banco de inversión, al que pagan las correspondientes comisiones.

Operadores de bolsa en el parqué de Wall Street. (Reuters)
Operadores de bolsa en el parqué de Wall Street. (Reuters)

Como se puede apreciar, este sistema es caldo de cultivo para todo tipo de conflictos de interés. Empezando por que las comisiones de 'brokerage' se restan del patrimonio del fondo, es decir, del dinero de los partícipes, pero estos no saben a cuánto asciende la factura. Y siguiendo por que, sobre esa base, los gestores pueden premiar a unos analistas sobre otros con comisiones más altas, etc. La MiFID II quiere acabar con esta informalidad y este oscurantismo, de ahí que prohíba estas prácticas y obligue a las gestoras a pagar expresamente por el análisis y a detallar ese coste a los partícipes.

¿Cuánto cuesta el análisis?

Y ahí surgen los problemas. El primero es cuánto cuesta el análisis. En Estados Unidos, algunos grandes bancos de inversión han fijado tarifas que llegan a un millón de dólares anuales por el acceso a todos sus informes y 5.000 dólares por un encuentro de una hora con los analistas estrella. Un coste que, multiplicado por la cantidad de firmas de análisis relevantes que existen, puede llegar a alcanzar 100 millones de dólares anuales para las mayores gestoras de fondos del mundo, según algunas consultoras.

¿Y en España? Aquí esas cifras serían impensables, dado el pequeño tamaño de nuestros fondos y nuestras gestoras, así que los bancos de inversión están ponderando cuánto deben cobrar. De momento, el sector ha recibido dos referencias orientativas: UBS ofrece acceso a un nivel básico de análisis por 40.000 dólares anuales y Nomura da todo su 'research' por 120.000. Con un sector tan atomizado y bancarizado, la gran mayoría de las gestoras no van a poder afrontar costes de este calado. Y ahí tenemos un daño colateral de la MiFID: con el sistema actual, todos los fondos recibían los informes de prácticamente todos los analistas, y a partir de ahora tendrán que seleccionar solo el que más les aporte.

Oficinas del banco suizo UBS en Londres. (Reuters)
Oficinas del banco suizo UBS en Londres. (Reuters)


¿Quién lo paga, usted o el banco?

El segundo problema es quién lo paga. Si los fondos restan este coste del patrimonio, en la práctica se tratará de una comisión más que pagará el inversor, y además tendrán que explicitarla individualmente. Y los inversores, previsiblemente, no se lo tomarán nada bien. De hecho, hay un enorme temor en la banca a tener que contarle a cada cliente todo lo que su fondo le cobra en euros, y no en porcentaje y ocultando muchos conceptos como hasta ahora.

Por eso, algunas de las mayores gestoras del mundo, como Vanguard, M&G, Jupiter o Aberdeen, han anunciado que van a absorber el coste del análisis contra sus cuentas de resultados porque lo consideran más sencillo y más justo para sus clientes. ¿Seguirán el ejemplo las gestoras españolas, la mayoría de las cuales pertenece a grupos bancarios? Tienen que tomar una decisión antes del 1 de enero.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios