según John LeFevre

Dime qué reloj llevas y te diré qué puesto ocupas en el mundo financiero

Tus conocimientos y habilidades te llevarán lejos en la banca de inversión pero tu reloj dice más de ti de lo que crees

Foto:

No es ninguna novedad que la apariencia es muy importante en el mundo de la finanzas y John LeFevre no ha hecho más que atestiguarlo. El 'insider' más conocido de todo Wall Street ha publicado recientemente su libro 'Directo al infierno' recopilando todos las barbaridades que escuchó en el ascensor de Goldman Sachs y que ya pudimos ver en su cuenta de Twitter @GSElevator. Y el estilo no se queda fuera de los juicios de valor de los tiburones financieros.

Y es que el diablo está en los detalles. Tan solo hay que fijarse en la letra pequeña del contrato de cualquier producto financiero: ahí esta lo importante. Pero hoy vamos a hablar de algo más trivial: la vestimenta y, más concretamente, los relojes, porque ya no solo 'eres de más confianza si llevas zapatos negros en vez de marrones', sino que, según las experiencias que LeFevre recoge en Business Insider, tu reloj es una referencia de tu estatus en la escala financiera. Así que si quieres saber qué puesto ocuparías en el mundo de la banca de inversión según tu reloj, sigue leyendo:

Si eres un becario que acaba de llegar al mundo de los negocios, no te tienes que preocupar por tu reloj: probablemente tus compañeros ni siquiera reparen en ti. Y tampoco te esfuerces demasiado en llevar un reloj por encima de tu salario porque pensarán que has entrado en la empresa a golpe de enchufe.

Pero tampoco caigas en lo contrario, tus acaudalados colegas de trabajo no quieren trabajar con alguien que lleva un reloj de plástico con calculadora, asi que LeFevre te recomienda invertir en algo invierte en algo de acero inoxidable como un Omega Seamaster de unos 3.500 euros o un Rolex Oyster DateJust de unos 5.400 euros.

 Tu reloj habla de ti
Tu reloj habla de ti

Si consigues que te contraten: ¡enhorabuena! Ya eres analista y estás dentro de todo el conglomerado financiero pero tu sueldo seguirá siendo precario. No obstante, tu reloj deberá ser aún mejor aunque todo tu dinero vaya destinado al alquiler. Así que deberás jubilar ese Omega al que nos referíamos antes y pasar a algo acorde a tu puesto. En esta ocasión, el autor recomienda un Rolex Submariner que cuesta nada menos que 6.400 euros. 

Con un poco más de suerte pasarás al siguiente escalafón y serás un asociado ('associate') que ya se reúne con clientes y, por supuesto, debes presentarte antes ellos con la clase que merecen pero, de nuevo, sin pasarte. Tu sueldo será más alto pero no debes caer en la ostentación. Por ello, el responsable de GSElevator te propone el reloj favorito de Vladimir Putin, un Blancpain Aqua Lung de cerca de 12.000 euros o una apuesta segura con el Rolex Seadweller (más de 12.000 euros).

La escalada hacia la cumbre cada vez tiene menos peldaños y ya has conseguido ser vicepresidente. Aquí es cuando empiezas a ganar dinero de verdad y tu reloj tiene que hablar por ti. En este punto de tu carrera ya puedes optar por la quintaesencia de los relojes de la banca: el Rolex Daytona. A pesar de que no es el más caro del mercado, cuesta unos 11.500 euros, hay "una regla no escrita que dice que no puedes tener un Daytona hasta que no seas vicepresidente". Si quieres ir más allá, LeFevre opta por un Vacheron Costantin Overseas (18.500 euros) o un Panerai Luminor (que alcanza los 23.000 euros).

Ser director será tu próxima meta. Si lo consigues deberás demostrar que confías en ti mismo y tu reloj puede ser la forma perfecta de hacerlo. Por ello, el autor de 'Directo al infierno' recomienda para que tu muñeca luzca acorde con tu puesto un Breguet Classique (46.000 euros) o un Jaeger LeCoultre Master Tourbillon (38.500 euros).

Si finalmente consigues ser director general, el deseado Patek Philippe está más cerca, aunque finalmente se lo quede tu hijo. Un director general no debe tener menos que un Nautilus Chronograph (45.000 euros) o un Perpetual Calendar (93.000 euros). A estas alturas ¿qué te queda? Eres socio de la empresa ('partner'), tienes el Daytona, el Patek, el Panerai... a lo que se suma una flota de coches caros. Por eso, LeFevre recomienda volver a los básicos y comprar un Swatch o un deportivo de Nike o, mejor aún, no lleves ninguno. Cuando controlas el tiempo, no necesitas saber qué hora es.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios