El banco cantabro afirma estar "compormetido como siempre"

El Santander alerta del impacto del Brexit mientras Wells Fargo apuesta por Londres

La entidad presidida por Botín advierte de la volatilidad y la incertidumbre económica que puede generar el mismo día en que el banco americano ha decidido poner su sede en UK

Foto: La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (Reuters)
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (Reuters)

Banco Santander advierte de que el voto de los británicos a favor del Brexit implicará volatilidad en los mercados y una "mayor" incertidumbre económica, aunque matiza que no podrá determinarse su "verdadero impacto" hasta que no se acuerden las condiciones y los plazos de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En cualquier caso, la entidad aclara que el Brexit en el corto plazo no supone cambios ni para las operaciones de su filial en Reino Unido ni para la presencia del grupo en el país, tal y como garantizaba la presidenta del Santander, Ana Botín, tras conocerse los resultados del referéndum celebrado el pasado 23 de junio.

El Santander considera, en una información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que el potencial impacto de la salida del Reino Unido de la UE dependerá de cómo se desarrollen las negociaciones, que está previsto se prolonguen durante "varios años".

Santander UK, la filial de la entidad en Reino Unido, tenía un peso del 29% sobre los activos totales del grupo y del 24% sobre el resultado atribuido de las áreas operativas a cierre de 2015.

La entidad advierte además de que los cambios en la situación política del Reino Unido pueden afectar al marco fiscal, monetario y regulatorio al que está sujeto el grupo.

"La volatilidad en los mercados, la incertidumbre económica y los futuros cambios políticos pueden tener un efecto adverso en los negocios, la situación financiera y los resultados del grupo", señala el Santander en el apartado de factores de riesgo incluido en el folleto continuado remitido a la CNMV.

Botín: "Tan comprometidos como siempre"

El mismo día en el que se conocieron los resultados del referéndum sobre la salida del Reino Unido de la UE, Ana Botín reafirmaba el "compromiso" de la entidad con sus clientes en ese país. "Seguimos tan comprometidos como siempre con nuestros equipos y clientes en Reino Unido", afirmaba.

Unos días después, el Santander comunicaba a la CNMV que descarta un impacto "relevante" en sus cuentas este año ante el triunfo del Brexit y reiteraba que el beneficio por acción (BPA) será superior al de 2015, al tiempo que mantiene todos los objetivos financieros y comerciales para este ejercicio.

Linde no ve aumentos de capital para la banca

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha afirmado que la revisión del marco de capital basado en el riesgo que está llevando a cabo el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea no debería comportar aumentos "significativos" de capital para los bancos, en un momento en el que las bajas cotizaciones de las entidades dificultan realizar este tipo de operaciones.

"La posición del Banco de España, como la de otros supervisores nacionales, es que de esta revisión no deberían derivarse aumentos de capital, en todo caso, aumentos que puedan resultar significativos para el sector bancario", ha indicado Linde durante su discurso en la Universidad de Almería en alusión a la revisión de la forma en que se calcula el denominador de la ratio de capital, los activos ponderados por riesgo (APR).

Wells Fargo establece su sede en Londres

Wells Fargo, el tercer banco estadounidense por volumen de activos, ha alcanzado un acuerdo con la inmobiliaria HB Reavis para la compra de un edificio de 21.000 metros cuadrados de nueva construcción en el distrito financiero de Londres, por lo que establecerá su sede europea en Reino Unido a pesar del Brexit, según ha informado la inmobiliaria en un comunicado.

La transacción contempla el pago de 300 millones de libras por parte de la entidad estadounidense para la adquisición del número 33 de Central Street, ubicado en la 'City' londinense, según informó una fuente conocedora del acuerdo a 'The Wall Street Journal'.

En la nota, HB Reavis ha informado de que, en principio, su intención era mantener la propiedad del edificio, cuya construcción se espera que finalice en el tercer trimestre de 2017, y proceder a su alquiler, ya que se trata de un centro de oficinas "de referencia" con un "significativo" valor potencial de inversión a largo plazo.

Sin embargo, Wells Fargo, expresó su "deseo" de adquirir y ocupar el número 33 de Central Street, por lo que HB Reavis ha procedido a vender las acciones de la filial propietaria del bloque de oficinas. Según los datos de la inmobiliaria, el acuerdo supone una de las mayores ventas de sedes corporativas en la 'City' en el actual ciclo económico.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios