fuertes caídas en sus bonos

Los malos humos de las automovilísticas se contagian a Gestamp y Antolín

Primero fue Volkswagen. Y ahora son las sospechas sobre Renault. El fraude de las emisiones se propaga a los productores de componentes de automóviles, que están expuestos a esas dudas

Foto: Sede de Renault en Boulogne Billancourt, cerca de París. / EFE
Sede de Renault en Boulogne Billancourt, cerca de París. / EFE

La alemana Volkswagen prendió la mecha del fraude de las emisiones, conocido como 'dieselgate', en septiembre. Y la sombra de la sospecha se ha proyectado esta semana sobre la francesa Renault. Aunque aún está por ver el alcance de las investigaciones sobre la firma gala, el sector automovilístico ha sufrido una nueva dosis de incertidumbre que se contagia no solo a los fabricantes de vehículos, sino también a los productores de componentes de automóviles. Entre ellos figuran dos grupos españoles, Gestamp y Antolin, que están notando su correspondiente impacto. 

Ambas sociedades encajan con el perfil de grandes multinacionales españolas que permanecen en una posición más discreta. Pero sus cifras impresionan. Gestamp cuenta con 32.000 empleados, está presente en 20 países, cuenta con 100 plantas industriales, facturó más de 6.000 millones de euros en 2014 y ese año logró un beneficio bruto de explotación (ebitda) de 656 millones. En el caso de Antolin, ocupa a 28.000 personas, tiene presencia en 26 países, posee 161 plantas productivas y en 2014 facturó 2.225 millones de euros y logró un ebitda de 267 millones. 

Gestamp y Antolin encajan con el perfil de grandes multinacionales españolas que permanecen en una posición más discreta. Pero sus cifras impresionan

Los dos grupos cuentan entre sus principales clientes a Volkswagen y Renault. En 2012, último año del que se conocen datos desglosados de la empresa, la francesa representaba el 11% de las ventas de Gestamp y la alemana, el 30%. Para Antolin, Renault suponía el 9% y Volkswagen, el 16% en 2014. En este sentido, la compañía alemana es la que tiene un mayor peso en su distribución de clientes, con lo que cuenta con una cartera más diversificada que Gestamp. Desde el mercado, reconocen que una cartera diversificada constituye el mejor antídoto para defenderse de la incertidumbre que envuelve actualmente al sector automovilístico.

Evolución de la cotización del bono de Gestamp
Evolución de la cotización del bono de Gestamp

Al figurar las dos empresas entre su clientela, los bonos de Gestamp y Antolín sufrieron una considerable caída en el mercado en septiembre, cuando se destapó el escándalo de Volkswagen, y ahora han vuelto a descender, esta vez por las investigaciones en torno a Renault -ver gráficos-. Los expertos, sin embargo, creen que, en cualquier caso, el perjuicio que sufrirán no pasa de ser limitado. 

"No estimamos gran impacto en los productores de componentes de automoción, solamente pensamos que podrían verse afectados aquellos que producen componentes relacionados con piezas que tengan que ver algo con las emisiones de CO2 en los vehículos y aquellos que específicamente producen piezas exclusivas para los coches diésel. No es el caso de Antolin ni de Gestamp", valoran desde Arcano. 

Eso sí, reconocen que la capa de incertidumbre que envuelve ahora al sector expone a todas las compañías, desde los fabricantes de automóviles a los productores de componentes, a sufrir momentos de nervios en los mercados. "Nunca es bueno que dos de los mayores productores a nivel mundial estén bajo inspección. Genera incertidumbre y volatilidad en el mercado", añade Arcano. 

Evolución de la cotización de los bonos de Antolin
Evolución de la cotización de los bonos de Antolin

Esta incertidumbre se ha traducido en la caída del precio de los bonos. El de Gestamp en euros, con vencimiento en mayo de 2020 y cupón del 5,875%, ha caído del 102,8 al 101,3% en las dos últimas jornadas por el contagio de las dudas en torno a Renault. Los títulos de Antolin con vencimiento en junio de 2022 y cupón del 5,125% han bajado  del 103 al 101,1% en el mismo periodo, en tanto que sus bonos con vencimiento en abril de 2012 y cupón del 4,75% han descendido del 102,5 al 100%. "Estimamos que la reacción del mercado tanto en Antolin como en Gestamp es excesiva", valora Arcano tras estas caídas.

La misma respuesta, una considerable dosis de ventas, han recibido esta semana en bolsa tanto Renault como Volkswagen. Los títulos de la gala, que el jueves cayeron un 10% y el viernes se dejaron otro 5%, han reculado hasta los 73,5 euros. su cotización más baja desde ocubre. Los de la alemana se han dejado en el conjunto de la semana en torno a un 5%, hasta los 110 euros, su mínimo desde noviembre.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios