hay dinero, pero no se mueve

El difícil camino sin 'retorno' para los inversores conservadores

Muchos fondos de teórico bajo riesgo están en negativo o con mínimas rentabilidades en 2015

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Malos tiempos para ser un inversor conservador. Los depósitos están secos, las letras y bonos del Tesoro están cerca del 0% e incluso en negativo en algunos plazos. De hecho, en el conjunto de Europa, el número de bonos con rendimientos negativos ya está de nuevo en zona de máximos históricos. Muchos fondos monetarios o de renta fija a corto plazo incluso están ya en rojo.

Hasta aquí nos ha traído la política hiperexpansiva de los bancos centrales, la llamada represión financiera. Hay dinero, pero no se mueve, por lo que las autoridades monetarias incitan a asumir riesgos. Así, se intenta impulsar en segunda instancia la actividad económica. Pero hay un problema. 

El perfil inversor de muchos ahorradores no les permite adentrarse en mayores aventuras. Y no sólo a los más seguros les genera tensión esta ausencia de retornos. También a los inversores que tienen carteras diversificadas les supone todo un reto encontrar soluciones para la parte menos volatil de sus inversiones. 

Una sesión del Ibex. (EFE)
Una sesión del Ibex. (EFE)

Así, muchos de ellos están girando la vista hacia los fondos de retorno absoluto, como los que se comentan en este post en Unience, la red social de inversores. ¿En qué consisten? Se trata de productos donde los gestores buscan alcanzar un objetivo de rentabilidad, con independencia de lo que ocurra en los mercados. Es decir, que en un entorno negativo para bolsa y bonos puedan obtener rentabilidad. 

Este estilo no sólo está ganando peso entre los inversores conservadores, sino también entre los propios gestores institucionales. El Santander Select Prudente, el mayor fondos de fondos español, ya destina cerca de un 13% de su cartera a estas estrategias. Y la evolución de algunos de ellos, junto con el buen desempeño de la parte en renta variable, les está permitiendo mantenerse en positivo en el año, aunque por los pelos. 

Entre los gestores españoles, uno de los fondos más populares en estas estrategias es el Renta 4 Pegasus, que gestiona Miguel Jiménez, de Renta 4. El propio gestor reconoce en una entrevista reciente que a partir de ahora habrá que acostumbrarse a una rentabilidad menor, Y no sólo eso, también con más sustos por el camino, como explica Stephanie Flanders, economista global jefe de JPMorgan AM para Europa y Reino Unido: "Hay que esperar menos de todo, excepto volatilidad".

Si 2015 ha sido un año complicado para los perfiles más conservadores, 2016 promete serlo todavía más

Muchos de los gestores de fondos de retorno absoluto se están viendo abocados a buscar rentabilidades en activos que tradicionalmente han tenido un mayor riesgo. Y apenas quedan opciones con esperanza de rentabilidad, para los que no quieren estar en renta variable. Por ejemplo, invirtiendo una parte cada vez mayor en bonos de alto rendimiento (high yield), también conocidos como bonos basura en su versión más peyorativa.

Todo, además, con un riesgo creciente de liquidez en mercado, provocado por la regulación aprobada a raíz de la crisis financiera. Cuando haya una nueva espantada en el mercado de renta fija, habrá batallones de inversores intentando salir por puertas estrechas... 

Si 2015 ha sido un año complicado para los perfiles más conservadores, 2016 promete serlo todavía más.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios