La City lo tiene claro: "Cataluña no preocupa demasiado, lo que da miedo es Podemos"
  1. Mercados
GUINDOS TRATA DE TRANQUILIZAR A LOS INVERSORES

La City lo tiene claro: "Cataluña no preocupa demasiado, lo que da miedo es Podemos"

Guindos ha iniciado su enésima gira por la City y Wall Street para tranquilizar a los inversores. El temor de éstos se centra en las generales, mientras que ven remota la independencia catalana

Foto: El ministro de Economía, Luis de Guindos, da una conferencia en Londres. (EFE)
El ministro de Economía, Luis de Guindos, da una conferencia en Londres. (EFE)

"La situación de Cataluña no preocupa demasiado; lo que de verdad da miedo a los inversores es que haya un Gobierno con Podemos tras las elecciones generales", resume el sentir de la City un gestor de fondos afincado en Londres. "Las encuestas sobre las elecciones catalanas interesan bastante poco, porque los resultados siguen estando al 50%. Son mucho más preocupantes las encuestas sobre las generales como la de El País, porque muestran un aumento de las probabilidades de un Gobierno de coalición PSOE-Podemos, el escenario que más teme el mercado", añade un analista también en Reino Unido.

"A los extranjeros no les gusta la situación en Cataluña, que califican denot ideal, pero tampoco la consideran dramática. Lavisión general es que, aunque los independentistas obtuvieran mayoría absoluta, entraríamos en una dinámica de negociaciones y movimientos que duraría al menos dos años antes deuna hipotética independencia. Y el escenario central con el que trabaja el mercado es que al final de ese período se llegue a algún tipo de acuerdo con el Gobierno central que evite la secesión a cambio de más competencias y financiación", argumenta el gestor consultado.

Como informóEl Confidencial, hace dos semanasBank of America Merrill Lynch celebró una cena con dos profesores españoles licenciados por Harvard y Oxford, respectivamente, quelanzaron un mensajeclaro:Cataluña no se va a independizar. Ni siquiera aunque las listas independentistas alcancen la mayoría absoluta en votos. A su juicio, el Gobierno centralno lo va a permitir de ningún modoy llegará hasta donde sea necesario para impedirlo. En todo caso, argumentaron que, al no gozar de una mayoría social aplastante, los independentistas no podrán declarar la secesión por su cuenta.

Ni independencia ni fin del apoyo del Estado

Esta es la visión de Moody's, por ejemplo, que recientemente mantenía el rating de Cataluña porque no incororaba el potencial impacto de la secesión, ya que no ven posibilidades reales para ello al menos durante tres años. Además, la agencia confía en que el Gobierno central siga apoyando financieramente a la comunidad como hasta ahora, ya que, de lo contrario, incurriría inevitablemente en impago. JP Morgan también señala que, si Junts pel sí necesita el apoyo de la CUP, será difícil alcanzar un acuerdo porque esta última formación rechaza de plano el liderazgo deArtur Mas.

Ahora bien, no todo el mundo está de acuerdo: algunos bancos de inversión conceden más importancia que el resto a la cuestión catalana. Es el caso de Royal Bank of Scotland que, quizá por similitud con el caso escocés, y de UBS, que recomienda estar fuera de la deuda española hasta los comicios autonómicos y confía en que los independentistas no alcancen una mayoría clara, lo que haría "desaparecer el grueso del riesgo político para España".

Las últimas encuestas encienden las alarmas

Por tanto,Luis de Guindos -que ayercomenzóuna nueva gira por Londres y EEUU- no tendrá que esforzarse demasiado para convencer a su auditorio de que la situación catalana no es una amenaza real para sus inversiones en España. Ahora bien, lo va a tener mucho más complicado para tranquilizarles sobre las próximas elecciones generales.En este campo, la citada encuesta sobre las generales sitúa al PSOE por encima del PP, con un 24,6% de intención de voto frente al 23,4% del partido en el Gobierno. Asimismo, muestra un repunte de Podemos hasta el 18,6% frente al 16,1% que obtendría Ciudadanos.

Es decir, el sondeo alimenta el fantasma de un Ejecutivo socialista con el apoyo o en coalición con el partido dePablo Iglesias-el escenario que asusta de verdad porque daría marcha atrás a las reformas y tomaría medidas contrarias a las empresas y la inversión-, puesto que la suma de ambos estaría por encima de la de PP-Ciudadanos. Ahora bien, cualquiera de estas dos combinaciones sigue lejos de la mayoría absoluta.

"A medida que se acerque la fecha de las elecciones, si las encuestas siguen mostrando un aumento de este riesgo, se notará más el temorde los inversores internacionales", añade el analistas consultado. "Va a ser difícil ver grandes subidas en los precios de los activos españoles antes de las generales; no hay que olvidar, además, el impacto de la crisis de los emergentes en las grandes empresas españolas". Esto no significa que vayan a verse caídas adicionales, aunque es posible si las encuestas muestran un incremento del voto de la izquierda. Además, en el caso de la deuda pública hay que tener en cuenta que las compras del BCE suponen un suelo a las pérdidasantes de quelleguena ser excesivas.

Elecciones Cataluña 2015 Elecciones Generales 2015 - 20-D Inversores Reino Unido Luis de Guindos Wall Street
El redactor recomienda