primer barómetro europeo de empresa familiar

La empresa familiar española reconoce más problemas de financiación que la europea

Las empresas familiares españolas encaran con cierto optimismo el arranque de 2014, aunque también admiten las dificultades para financiarse

Foto: La empresa familiar española reconoce más problemas de financiación que la europea

El primer Barómetro Europeo de la Empresa Familiar, realizado por KPMG en colaboración con las Asociaciones Territoriales vinculadas al Instituto de Empresa Familiar, pone de manifiesto que las compañías españolas perciben la situación actual y futura peor que las europeas, aunque encaran el arranque del año con relativo optimismo.

El 42% de las firmas españolas tiene una visión positiva o muy positiva de su situación para los próximos 6-12 meses, por debajo del 54% de sus homólogas europeas. Por el contrario, el 25% ve un panorama negativo o muy negativo para ese periodo, frente al 12% europeo. Eso sí, 8 de cada 10 empresas españolas esperan crecer en los próximos seis meses; de ellas, 3 confían en hacerlo en el extranjero; 2,4, en España; y 2,5, tanto en el mercado nacional como en el internacional. 

Otro de los aspectos del Barómetro revela que la fragmentación financiera y la escasez de crédito, que tanto preocupan al Banco Central Europeo (BCE), se sienten con más intensidad en España. El 61% de las empresas familiares españolas reconoce haber tenido dificultades para financiarse en los seis últimos meses, frente al 51% europeo. Las restricciones para acceder a nueva financiación han generado problemas en la gestión de la tesorería en el 20% de los casos, mientras que en un 12% han causado problemas para llevar a cabo nuevas inversiones o expandirse internacionalmente. 

Pese a la restricción del crédito existente, el 39% de las empresas reconoce que la opción más atractiva para financiarse en los seis próximos meses será la bancaria, por encima del 38% de los fondos propios. ¿Y los mercados alternativos, como el bursátil (MAB) o el de renta fija (MARF)? Pues únicamente un 6% baraja esta posibilidad. 

A la hora de destacar qué cambios regulatorios les parecen más necesarios, las empresas españolas lo tienen claro: el 75% exige impuestos más bajos y el 67%, menores cotizaciones a la Seguridad Social. En Europa, esos porcentajes se limitan al 38 y al 34%, respectivamente. Al mismo tiempo, un 58% reclama acuerdos laborales más sencillos o flexibles -57% en Europa-; un 48%, reducción de la burocracia -59% en Europa-; y un 41%, menor demora en los pagos -21% en Europa-. 

Para realizar este primer Barómetro, se han recogido las respuestas de 240 empresas familiares españolas entre julio y septiembre de 2013 sobre sus expectativas, retos y preocupaciones a corto, medio y largo plazo. Este informe, que se realizará dos veces al año, forma parte del Barómetro Europeo de Empresa Familiar realizado entre European Family Businesses y el equipo de Empresa Familiar de KPMG en EMA en 14 países en las mismas fechas.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios