pensiones privadas

Dime qué edad tienes y te diré cuánto dinero debes ahorrar para tu jubilación

Tras la reforma de las pensiones, es casi obligatorio contar con una segunda fuente de ingresos para tener un determinado poder adquisitivo tras el retiro

Foto: Dime qué edad tienes y te diré cuánto dinero debes ahorrar para tu jubilación

El consenso es unánime: los trabajadores actuales tendremos unas pensiones inferiores a las de nuestros mayores. Éste es el resultado de todas las grandes reformas del sistema de pensiones que llevamos desde que comenzó la democracia -cinco en total-, pero ha sido con las dos últimas, aprobadas en plena crisis económica, con las que más se ha agudizado este efecto reductor.

Sobre todo, porque ha sido con las modificaciones de 2011 y 2013 con las que, definitivamente, se ha asestado un golpe tal a las pensiones que prácticamente hace imposible que ningún español pueda retirarse en el futuro con un poder adquisitivo relativamente similar al que tiene en activo, salvo que la jubilación pública se acompañe de algún tipo de ahorro privado.

Suma y sigue, porque la historia reciente lleva a pensar que gran parte de la fuerza laboral española de nuestros días vivirá todavía alguna (o algunas) reformas más antes de jubilarse, todo un aliciente para que, quienes todavía no estén convencidos de la necesidad de empezar a ahorrar para su retiro, se vayan convenciendo.

Entonces, surge la pregunta del millón: ¿cómo y cuánto debo ahorrar? La respuesta pasa por percatarse de que, cuanto antes se empiece a preparar la jubilación, menor es el esfuerzo que debe realizarse cada año y, por tanto, más fácil es ir preparando el terreno para cuando llegue el momento del retiro.

El año que viene, empieza la cuesta abajo

Para hacerse una idea de cuánto dinero han perdido los futuros pensionistas con la última reforma de pensiones, basta hacer un sencillo cálculo: restar a la inflación estimada (2%) la revalorización que ha garantizado el Gobierno (0,25%), y multiplicar el resultado (1,75%) por los 1.000 euros que, redondeando, es la pensión de jubilación media en España.

Los 17,5 euros que resultan es el poder adquisitivo que, de media, y siempre dentro de este escenario tipo, perderán de poder adquisitivo mensual los jubilados a partir de 2014. Dicho de otro modo, sólo el próximo año, la pensión tipo española tendrá un déficit del entorno de los 245 euros anuales.

A esta pérdida de poder adquisitivo de las pensiones en sí mismas se sumará la derivada de la brecha que existe entre los ingresos que se tienen cuando se está en activo y los que se tienen cuándo se pasa al retiro, brecha que irá aumentando debido a lo explicado anteriormente, porque las jubilaciones públicas van a ser cada vez menores.

Por eso, el primer punto que debe tenerse en consideración a la hora de pensar en un ahorro privado que complemente al público, es cuál es el déficit de ingresos que se quiere cubrir, ya que cada persona tiene unas necesidades diferentes.

Desde Abante Asesores han elaborado tres perfiles tipo para que cada uno de nosotros, en función de nuestra edad y circunstancias, nos hagamos una idea de cómo y cuánto debemos empezar a ahorrar para poder vivir más desahogados cuando nos jubilemos.

Caso 1:

Un joven de 30 años que se va a ver obligado a trabajar hasta los 67 años. Cuando llegue ese momento, su déficit de ingresos anual será de unos 15.000 euros anuales. ¿Cuál es el ahorro anual que debe hacer cada año?

Con una inflación estimada del 2%, vamos a analizar dos perfiles diferentes: uno más arriesgado, que va a pedir una rentabilidad anual a su cartera financiera del 4%; y otro más conservador, que se va a conformar con un 2%.

El segundo, al ser menos exigente con las rentabilidades, va a tener que ahorrar más (a cambio, se supone, de dormir más tranquilo), ya que aunque ambos vayan a tener un déficit de 949.475 euros durante los 23 años que van a vivir como jubilados -el ejercicio práctico elaborado por Abante eleva su esperanza de vida hasta las 90 primaveras-; el primero 'sólo' necesitará ahorrar 5.307 euros anuales; y el segundo, 9.724 euros.

El cálculo es el siguiente: los 15.000 euros extra de ingresos privados que se van a necesitar cada año, desde los 67 hasta los 90 años, con una inflación estimada del 2%, dan como resultados los citados 949.475 euros.

Para financiar esa cantidad, alguien que contrate una cartera con una rentabilidad media anual del 2% necesitará ahorrar 734.359 euros desde hoy y hasta la fecha de su jubilación; cifra que se reduce hasta los 581.313 euros para quien ha apostado por una rentabilidad del 4%.

En términos mensuales, el primer ejemplo deberá ahorrar 442 euros, mientras que el segundo necesitará casi el doble, 810 euros; para poder mantener su nivel de gastos cuando llegue la jubilación. Otra forma de verlo es la siguiente: durante 37 años en activo ahorramos entre 5.307 y 9.724 euros anuales para, durante 23 años de retiro, recibir 15.000 euros cada año.

Caso 2:

Una persona de 55 años, que también deba jubilarse a los 67 años para poder tener derecho al 100% de su pensión, y que necesitará 15.000 euros extra. En un entorno de una inflación estimada del 2% y con una rentabilidad de su cartera del 4%, necesitará ahorrar 354.328 euros para poder financiar el déficit de 578.374 euros que deberá salvar para poder vivir todo su retiro con el poder adquisitivo que desea.

En términos anuales, significa que cada ejercicio que le queda en activo deberá ahorrar 21.294 euros, o 1.774,5 euros al mes, cifra muy superior a la vista en los dos casos anteriores. De ahí la importancia de empezar a ahorrar cuanto antes.

Además, si lo miramos con la perspectiva de la relación entre el tiempo y la cantidad de ahorro y de gasto, vemos cómo se necesita ahorrar 21.294 euros durante 12 años para tener 15.000 euros durante 23 años.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios