Es noticia
Menú
El 'rasca-rasca', otro fiasco de Carballeda: la Once factura en 2006 menos que en 2004
  1. Mercados

El 'rasca-rasca', otro fiasco de Carballeda: la Once factura en 2006 menos que en 2004

El rasca-rasca o lotería instantánea está amortizada. Se acabó. No da para más. En noviembre recaudó un total de 13,2 millones de euros frente a los

Foto: El 'rasca-rasca', otro fiasco de Carballeda: la Once factura en 2006 menos que en 2004
El 'rasca-rasca', otro fiasco de Carballeda: la Once factura en 2006 menos que en 2004

El rasca-rasca o lotería instantánea está amortizada. Se acabó. No da para más. En noviembre recaudó un total de 13,2 millones de euros frente a los 15,2 millones de octubre. Cifras que están a años luz de las de junio de este año, primer mes completo en el que la Once comercializó este producto: 46,6 millones.

Hay un dato todavía más claro: noviembre es el primer mes del año en el que la Once facturó menos que el mismo mes de 2005, y eso que en el año pasado no se contabilizaban las ventas del rasca-rasca porque todavía no había empezado a venderse. En concreto, el mes pasado la Once facturó en total 158,1 millones de euros, un 1% menos que en noviembre de 2005 pese a comercializar un juego más.

Así, Carballeda anunciará hoy, tras la reunión que mantendrá el Consejo General de la institución, que las ventas totales de la organización a final de año rondarán los 2.140 millones de euros, algo más que en 2005 (no había rasca-rasca) pero ya menos que en 2004, ejercicio en el que facturó 2.262 millones.

Además, este año tampoco cumplirán lo presupuestado, que fueron 2.215 millones. Si se confirma también que ése era el compromiso de ventas que firmaron en privado con el Gobierno, el Estado tendrá que volver a subvencionar a la Once como ya lo hizo el año pasado, cuando recibió 12,2 millones de euros.

En principio, y según el acuerdo firmado con el anterior gobierno, esa ayuda es la diferencia entre las ventas presupuestadas y las finalmente obtenidas. Así, haciendo cálculos, la Organización Nacional de Ciegos tendría que recibir del Estado alrededor de 75 millones de euros en el presente ejercicio.

Los administradores de loterías, en pie de guerra

Esto ha puesto en pie de guerra a los administradores de loterías y apuestas del Estado, los vendedores de la lotería nacional. “Ellos tienen más margen que nosotros, más posibilidades, les regalan la lotería instantánea… ¿Y encima tenemos que subvencionarles sus pérdidas?”, se queja un miembro de Anapal, la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Loterías, una de las dos que existen.

Por otra parte, ayer lunes se celebró una nueva sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Nacional contra la cúpula de la Once por sobreemisión de cupones. Según la querella interpuesta por el grupo opositor interno liderado por Miguel Durán, ex director general de la organización, la actual ejecutiva emite conscientemente más cupones de los que se venden con el objetivo de que el premio se quede en casa.

Ayer declaró como testigo el director general, Ángel Sánchez, quien aseguró ante el juez que no conocía las ventas de algunos días, como el domingo, y que el presidente Carballeda tampoco conocía el número de cupones emitidos y vendidos.

El rasca-rasca o lotería instantánea está amortizada. Se acabó. No da para más. En noviembre recaudó un total de 13,2 millones de euros frente a los 15,2 millones de octubre. Cifras que están a años luz de las de junio de este año, primer mes completo en el que la Once comercializó este producto: 46,6 millones.