Es noticia
Menú
¿Qué saben los estudiantes sobre el cambio climático? "Su percepción no se ajusta a la realidad"
  1. Medioambiente
  2. Clima
calentamiento global

¿Qué saben los estudiantes sobre el cambio climático? "Su percepción no se ajusta a la realidad"

Según un nuevo informe, los alumnos tienen un problema de comprensión y confunden el cambio climático con el efecto invernadero o con la capa de ozono. Esto ayuda a que crean que no les afecta directamente

Foto: La educación ambiental, entre la espada y la pared. (iStock)
La educación ambiental, entre la espada y la pared. (iStock)

Los estudiantes de Secundaria no tienen los conceptos sobre cambio climático claros, tienen un conocimiento muy superficial y confunden problemas ambientales, como la degradación de la capa de ozono, con el cambio climático. Según los resultados del proyecto Resclima sobre respuestas educativas y sociales al cambio climático, los alumnos tampoco reconocen el potencial de riesgo inherente al fenómeno ni las posibles amenazas sobre su vida cotidiana.

Los alumnos de 1º de Bachillerato tienen un conocimiento "limitado y distorsionado" del cambio climático y no acorde con la gravedad de la emergencia climática que vivimos, según el estudio.

"El cambio climático lo ven como un problema, pero ajeno a ellos, no lo perciben como algo que afecte a su vida"

Antonio García-Vinuesa, de la Universidad de Santiago de Compostela, explica que "en conocimientos científicos siguen reproduciendo malentendidos y hay incoherencias en el razonamiento del alumnado a la hora de explicar el cambio climático comparado con el efecto invernadero". "La enseñanza de la ciencia en Secundaria no está dando los resultados esperados", añade en declaraciones a El Confidencial. García-Vinuesa es coautor de la investigación junto con Pablo Ángel Meira.

Los alumnos tienen un problema de comprensión y confunden el cambio climático con el efecto invernadero, o con la capa de ozono. También tienen desconocimientos sobre las afecciones como el cambio climático y el cáncer de piel, y sobre la relación entre terremotos, tsunamis y cambio climático.

placeholder La educación ambiental es prioritaria. (iStock)
La educación ambiental es prioritaria. (iStock)

Ese conocimiento superficial sobre el cambio climático se traduce en que no perciben una preocupación ni riesgo real sobre su vida diaria, a lo que se añade que tampoco se atribuyen responsabilidades sobre sus causas ni sus particulares modos de comportarse. Así, por ejemplo, no reconocen la influencia de hábitos como la alimentación en la huella climática.

Los estudiantes valoran su responsabilidad personal en menor grado que la que otorgan a sus países. "La percepción no se ajusta a la realidad, y cuando pensamos que no somos responsables de lo que está sucediendo, pues tampoco vamos a intentar plantear cambios en nuestro estilo de vida", indica García-Vinuesa.

placeholder El cambio climático afecta a la vida de todos. (iStock)
El cambio climático afecta a la vida de todos. (iStock)

"El riesgo climático se percibe como riesgo, por la manera que se ha comunicado de desastre, pero no como un riesgo en nuestro estilo de vida, no como un riesgo a que la gasolina puede subir a tres o cuatro euros y tendremos que dejar de usar el coche, ni que podemos tener una pérdida de suministro alimentario por plagas, sequías o incendios", explica García-Vinuesa.

"El cambio climático lo ven como un problema, pero ajeno a ellos, no lo perciben como algo que afecte a su vida, no lo relacionan con que puede haber cortes de agua potable o un incendio o inundaciones en su zona", añade. "No creen que en su día a día el cambio climático pueda ser un problema, porque no son capaces de vincular un problema ambiental con su bienestar personal, cuando somos completamente dependientes del medio ambiente", indica.

placeholder Los jóvenes no creen que el cambio climático les afecte. (iStock)
Los jóvenes no creen que el cambio climático les afecte. (iStock)

Los investigadores cuestionan que el sistema educativo actual se encuentre en condiciones de responder a los retos que la emergencia climática supone para las sociedades. En el análisis curricular de Secundaria, el cambio climático aparece muy pocas veces y siempre vinculado con otros desastres naturales.

Los autores reclaman un giro pedagógico y didáctico urgente en la enseñanza de las ciencias y en la educación ambiental, en el que haya prácticas docentes que cultiven la relevancia y la significación personal en el alumnado para identificar las responsabilidades personales y colectivas en sus causas. También apuestan por lograr que los estudiantes sean conscientes de las vulnerabilidades y sus consecuencias y se generen en el alumnado el compromiso, la implicación y la participación en sus soluciones.

Foto: Es necesario recuperar nuestro vínculo con la naturaleza. (Unsplash)

"Los centros educativos deberían ser modelos que la sociedad debería seguir, y no lo son. No lo son con respecto a eficiencia energética en el centro, no lo son en cuanto a gestión de residuos, ni de creación comunitaria", añade García-Vinuesa.

Según los investigadores, los centros educativos pueden demostrar a los alumnos que ellos sí pueden participar en la solución y ser agentes activos. Echan de menos que los acuerdos internacionales tengan en cuenta a los ciudadanos y a los menores de edad como agentes necesarios y activos en la lucha contra el cambio climático, y eso se lleve a las aulas.

Los estudiantes de Secundaria no tienen los conceptos sobre cambio climático claros, tienen un conocimiento muy superficial y confunden problemas ambientales, como la degradación de la capa de ozono, con el cambio climático. Según los resultados del proyecto Resclima sobre respuestas educativas y sociales al cambio climático, los alumnos tampoco reconocen el potencial de riesgo inherente al fenómeno ni las posibles amenazas sobre su vida cotidiana.

Cambio climático
El redactor recomienda