Es noticia
Menú
Hasta 40 días más de alergia primaveral al año: la tortura que tiene planeada la crisis climática
  1. Medioambiente
  2. Clima
calentamiento global

Hasta 40 días más de alergia primaveral al año: la tortura que tiene planeada la crisis climática

Un nuevo estudio elaborado por la Universidad de Michigan afirma que el aumento de las temperaturas medias, así como de la concentración de CO2 atmosférico, aumentará la cantidad de polen en suspensión

Foto: La temporada de alergias se adelantará hasta 40 días. (iStock)
La temporada de alergias se adelantará hasta 40 días. (iStock)

Hasta 14 millones de personas en España sufren alergias primaverales según datos de ASPY. Esto supone que casi un 30% de la población española, cuando llega la primavera, genera una respuesta inmunológica innecesaria y desproporcionada que, en los casos más leves, provoca picor y congestión nasal y, en los más graves, ataques de asma y reacciones desmedidas que necesitan atención hospitalaria urgente.

Además, según el informe Alergológica 2015, publicado por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), la prevalencia de las enfermedades alérgicas, (no solo las primaverales, sino también las de alimentos, por ejemplo) han aumentado de forma exponencial en los últimos 20 años en España.

El aumento de las alergias en la población urbana provoca que el 5,4% de los pacientes estén de baja laboral una media de 15 días al año

Esto supone que sufrimos más y peores alergias. Y ahí no acaban las malas noticias. Según un nuevo estudio científico publicado por investigadores de la Universidad de Michigan en Estados Unidos, las temporadas de alergias (íntimamente ligadas a la primavera) se van a volver "más largas e intensas. Esto se deberá al aumento de las temperaturas producido por el cambio climático antropogénico".

Según los resultados de la investigación, el inicio de la emisión de polen por parte de una gran variedad de especies vegetales podría adelantarse hasta 40 días en comparación al año 1995. Y no solo eso: según los autores, los alérgicos podrían llegar a sufrir hasta 19 días más de altos niveles de partículas de polen en suspensión.

placeholder Según la SEAIC las alergias primaverales has aumentado exponencialmente en España. (iStock)
Según la SEAIC las alergias primaverales has aumentado exponencialmente en España. (iStock)

Además, debido al aumento de las temperaturas, así como de los niveles de CO₂ en el aire, la cantidad total de polen emitida por cada planta podría aumentar hasta en un 200%, afirman los investigadores.

Uno de los autores del estudio, Yingxiao Zhang, explica que "los procesos alérgicos provocados por la concentración de polen en el aire se están volviendo peores debido al cambio climático".

Foto: Las sequías serán cada vez más severas y recurrentes (EFE J.Zapata)

Para llevar a cabo su trabajo científico, los investigadores desarrollaron un modelo informático predictivo que examinó los 15 tipos de polen más comunes y cómo su producción se ve afectada por cambios en las temperaturas medias, las precipitaciones y en la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera. Gracias a esto, junto a los modelos actuales de la previsión de emisiones de gases de efecto invernadero en las próximas décadas, fueron capaces de determinar cuánto polen se emitirá, y cuándo.

Los impactos que un aumento radical de polen y, por tanto, de alergias primaverales, puede tener en la sociedad no es trivial. En un informe de la SEAIC, el aumento de estas patologías (alergias) en la población urbana provoca que el 5,4% de los pacientes estén de baja laboral una media de 15 días al año. Esto supone que 756.000 españoles se ven obligados a cesar su actividad laboral a día de hoy debido a esta enfermedad, y esta cifra no para de aumentar (y eso sin tener en cuenta que el 17,2% de los padres de niños alérgicos se vieron obligados a ausentarse del trabajo debido a la enfermedad de sus hijos)

Hasta 14 millones de personas en España sufren alergias primaverales según datos de ASPY. Esto supone que casi un 30% de la población española, cuando llega la primavera, genera una respuesta inmunológica innecesaria y desproporcionada que, en los casos más leves, provoca picor y congestión nasal y, en los más graves, ataques de asma y reacciones desmedidas que necesitan atención hospitalaria urgente.

Cambio climático
El redactor recomienda