La cúpula de calor que asfixia a Canadá no es una ola más: ¿por qué se dan esas temperaturas?
  1. Medioambiente
  2. Clima
inducido por el cambio climático

La cúpula de calor que asfixia a Canadá no es una ola más: ¿por qué se dan esas temperaturas?

El extremo suroeste de Canadá y la parte noroeste de EEUU están viviendo en este inicio de verano en una auténtica "olla a presión", que se explica con las temperaturas cambiantes del Pacífico

placeholder Foto: Mapa del calor que están registrando algunas zonas de EEUU y Canadá. (ESA)
Mapa del calor que están registrando algunas zonas de EEUU y Canadá. (ESA)

Lytton, el pueblo de la Columbia Británica, provincia de Canadá, que ha batido el récord nacional de calor en el país durante jornadas consecutivas estos últimos días y registró este 29 de junio un valor extremo de 49,6 grados centígrados, en sintonía con lo que reportó la Organización Meteorológica Mundial (OMM), ha quedado destruido por un incendio que se declaró en la noche de este miércoles.

Este pueblo de 250 habitantes, considerado el epicentro de la ola de calor extrema que azota el extremo suroeste de Canadá y también la parte noroeste de Estados Unidos, se ha consumido hasta sus cimientos por culpa de las altas temperaturas que ha provocado "una cúpula de calor alimentada por el cambio climático", como así definen desde la CBC, la radiotelevisión pública de Canadá, el fenómeno sin precedentes que ha ocasionado casi 500 muertes súbitas en esta semana.

"Esto es parte de lo que el cambio climático traerá en el futuro, y el futuro es ahora"

A la par que la OMM ha confirmado un nuevo récord de temperatura en la Antártida de 18,3 °C, los especialistas en clima coinciden en que el inicio del verano en Canadá y Estados Unidos no es normal y solo se puede explicar por el cambio climático inducido por el hombre, ya que en circunstancias normales las posibilidades de que ocurriese de forma natural un episodio tan extremo de calor como este se han cifrado en una entre decenas de miles de años, tal y como indicó Nikos Christidsi, científico del Centro Hadley del Servicio Meteorológico Nacional de Reino Unido, más conocido como Met Office, en declaraciones recogidas por la OMM. ¿Es entonces una ola de calor lo que se está viviendo en Canadá y Estados Unidos? ¿A qué se deben los crecientes récords de temperatura registrados en zonas más acostumbradas al frío como Lytton o Portland, Oregón, donde también se han batido valores históricos durante tres jornadas consecutivas?

La razón por la que los servicios meteorológicos de Canadá y Estados Unidos han teñido con alertas por excesivo calor las provincias de Alberta o Manitoba, en el primer caso, y los estados de Montana, Idaho, Washington y Oregón, en el segundo escenario, no es una ola de calor común propia del verano, sino que se debe a "una cúpula de calor que se extiende desde California hasta el Ártico", con temperaturas bastante altas sobre todo en regiones de interior. De acuerdo con lo que explica la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA, por sus siglas en inglés), una agencia científica del Departamento de Comercio de Estados Unidos, este fenómeno se produce cuando el calor abrasador se acumula al combinarse condiciones atmosféricas fuertes y de alta presión con fluctuaciones de temperaturas en el océano Pacífico tropical, que se extiende a lo largo de la costa de América central.

Fuertes cambios en el Pacífico

Dadas estas circunstancias, se generan amplias áreas en las que se acumula el calor sofocante y que quedan bajo el dominio de una cúpula de alta presión. Utilizando un lenguaje menos científico, este episodio de calor fuera de lo común se asemejaría a "una olla a presión", según la definición que el climatólogo canadiense David Phillips proporcionó a la CBC.

Foto: Los escenarios climáticos nos abocan a la incertidumbre (Foto: iStock) Opinión

Actualmente, al oeste de América del Norte, permanece estancada a una cierta altitud en la atmósfera una cúpula de aire caliente que permanece bloqueada por un patrón climático en la atmósfera. La principal causa de las cúpulas de calor, en sintonía con lo que manifiestan desde NOAA, son los fuertes cambios de temperatura del océano Pacífico tropical registrados durante el invierno anterior, lo que explicaría que en ciudades como Lytton, ubicada en una latitud norte similar a la de ciudades como Bruselas o Frankfurt, se estén dando valores tan altos de temperatura cuyo carácter es extraordinario.

Aunque Phillips ha recalcado asimismo para la CBC que estos episodios son fenómenos que se extienden en el tiempo, lo cierto es que se prevé que la cúpula de calor pierda intensidad a medida que se mueva hacia el este. En esta parte del globo terráqueo, las diferencias de temperatura del océano Pacífico, el que tiene mayor extensión en el mundo, entre su extremo oriental —limítrofe con Asia o Australia— y occidental —colindante con el continente americano— serán el caldo de cultivo de los futuros episodios de calor que se repitan tras este. Al aumentar las temperaturas en el océano Pacífico occidental, se eleva más aire caliente que puede generar olas de calor.

Foto: El mapa del exceso de temperatura de la superficie del océano Pacífico en 2020. (marineheatwaves.org))

Eso sí, Canadá y Estados Unidos no serán los únicos países que se vean afectados por fenómenos como este. De acuerdo con lo que advierte Armel Castellan, meteorólogo de la agencia canadiense, "esto es parte de lo que el cambio climático traerá en el futuro", y el futuro es "ahora", tal y como así ha manifestado también en la red social Twitter, por muy increíble o improbable que pueda parecer. Lo que aguarda a la vuelta de la esquina son "eventos de calor extremo más frecuentes, de mayor amplitud y mayor duración", ha concretado Castellan, ya que el clima está cambiando más rápido que la adaptación del ser humano. "A medida que el clima se calienta, cambia la forma en la que se 'organiza' el tiempo", ha sentenciado también el científico, calificando este evento como la punta del iceberg, ya que es de esperar que se sucedan más fenómenos similares con el paso del tiempo.

Canadá Australia Frío California Reino Unido
El redactor recomienda