Una de cada tres muertes por calor se debe a la crisis climática antropogénica
  1. Medioambiente
  2. Clima
Ecuador y Colombia los más afectados

Una de cada tres muertes por calor se debe a la crisis climática antropogénica

Un nuevo estudio de la London School of Hygiene & Tropical Medicine expone que las consecuencias del cambio climático no solo están por llegar, sino que llevamos décadas sufriéndolas sin darnos cuenta, sobre todo en algunas áreas del planeta

placeholder Foto: Las temperaturas extremas causan más muertes de las que creemos. EFE
Las temperaturas extremas causan más muertes de las que creemos. EFE

Entre los años 1991 y 2018, más de un tercio de todas las muertes en las que el calor jugó un papel protagonista se pueden atribuir al cambio climático antropogénico, según explica un nuevo estudio elaborado por la London School of Hygiene & Tropical Medicine y por la Universidad de Berna.

Este estudio ha sido el mayor jamás hecho que ha tratado este tema. Para llevarlo a cabo, los investigadores, liderados por la Doctora Ana M. Vicedo-Cabrera, han estudiado datos de 732 localizaciones de 43 países. Según sus resultados, calculan que un 37% de todas las muertes relacionadas por el calor en los últimos veranos se pueden atribuir a las subidas de calor producidas por el cambio climático antropogénico. Los investigadores explican que estas cifras aumentaban dependiendo de la región, dándose más muertes por la crisis climática que nosotros hemos producido en América Central y del Sur (hasta un 76% de las muertes por calor que tuvieron lugar en Ecuador y en Colombia). También en el Sudeste Asiático aumentaron las cifras, situándose entre el 48% y el 61%.

"Esperamos que las muertes debidas a la crisis climática continúen ascendiendo si no hacemos algo para mitigarla"

Además, al tratarse de un estudio tan completo llevado a cabo con tantos datos, los investigadores fueron capaces de estimar cuántas muertes por el cambio climático antropogénico tuvieron lugar en determinadas ciudades específicas alrededor del mundo entre los años 1991 y 2018.

  • Santiago de Chile. 136 muertes (un 44,3% del total de muertes producidas por el calor).
  • Atenas. 189, lo que representa un 26,1% del total.
  • Roma. 172 muertes, un 32% del total de defunciones por altas temperaturas.
  • Tokio. 156 (un 35,6% del total).
  • Madrid. En la capital de España la cifra ascendió a 177 (un 31,9% del total).
  • Bangkok. 146 (un 53,4%).
  • Londres. 82 muertes, que representan un 33,6% del total.
  • Nueva York. 141 fallecimientos por las altas temperaturas debidas al cambio climático antropogénico (un 48,5% del total).

Tras ver estos resultados, los investigadores dicen que "nuestros descubrimientos son una evidencia más de que es necesario adoptar políticas importantes de mitigación de la crisis climática para reducir el aumento de las temperaturas de ahora en adelante, además de implementar medidas que tengan como objetivo proteger a la población de las consecuencias de la exposición a las altas temperaturas".

placeholder Ola de calor en Roma en 2020, ciudad en la que han tenido lugar 172 muertes entre 1991 y 2018 debidas al aumento de las temperaturas producidas por la actividad humana. EFE
Ola de calor en Roma en 2020, ciudad en la que han tenido lugar 172 muertes entre 1991 y 2018 debidas al aumento de las temperaturas producidas por la actividad humana. EFE

La propia autora principal del estudio, la Doctora Ana M. Vicedo-Cabrera, señala que "esperamos que la proporción de muertes debidas a la crisis climática antropogénica continúe ascendiendo si no hacemos algo para mitigar el cambio climático o para adaptarnos a él. De momento la temperatura media global 'solo' ha aumentado 1 ºC, que es una pequeña fracción de lo que podrían aumentar si las emisiones siguen siendo incontroladas".

Por su parte, otro de los sautores principales del estudio, el Profesor Antonio Gasparrini explica que "este es el mayor estudio sobre los riesgos actuales para la salud del cambio climático". Y continúa: "El mensaje es claro: el cambio climático no solo tendrá efectos devastadores en el futuro, sino que cada continente está, a día de hoy, experimentando las consecuencias de las actividades humanas en nuestro planeta. Debemos actuar ahora".

Foto: Temporal de frío y nieve en Madrid. (Foto: EFE)

La crisis climática está afectando a nuestra salud de muchas maneras, explican los autores, desde incendios forestales o condiciones meteorológicas extremas, a cambios en la expansión de determinadas enfermedades contagiosas. Pero el calor, comentan, es una de las consecuencias de la crisis climática a la que menos atención se le presta. Los escenarios de las condiciones climáticas en el futuro cercano predicen un aumento sustancial en las temperaturas medias, con eventos extremos "como las olas de calor", provocando incrementos sustanciales en la mortalidad relacionada. A pesar de esto, explican, hasta ahora no se habían realizado estudios que investigaran hasta que punto estas consecuencias ya han tenido lugar en las últimas décadas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Cambio climático
El redactor recomienda