Diseñan un filtro de madera que elimina el 99% de las bacterias en agua contaminada
  1. Medioambiente
  2. Agua
Sostenible, económico y eficiente

Diseñan un filtro de madera que elimina el 99% de las bacterias en agua contaminada

Hasta un 11% de la población mundial no tiene acceso a agua potable. Además, esas comunidades suelen ser las menos desarrolladas. Inventar nuevos métodos, baratos y efectivos, es una prioridad que debemos afrontar cuanto antes

placeholder Foto: Agua potable: uno de los recursos más preciados del mundo al que no todos tenemos acceso. (Unsplash/@kimdonkey)
Agua potable: uno de los recursos más preciados del mundo al que no todos tenemos acceso. (Unsplash/@kimdonkey)

¿Cuántas personas en el mundo no tienen acceso a suministro de agua potable? La cifra es abrumadora: casi el 11% de la población mundial. Una iniciativa de bajo coste del MIT pretende poner solución a esta brecha.

Somos más de 7.600 millones de personas en el planeta, pero casi 800 millones no poseen acceso diario y fácil a un suministro de agua potable. Es un problema que viene de lejos y existe un gran abanico de empresas y organizaciones que están trabajando para minimizar estos astronómicos números. Uno de estos equipos de trabajo se encuentra en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por su sigla en ingles) .

Tan simple como eficaz

Los investigadores del MIT han hallado una solución tan abrumadoramente simple como valiosa: la madera. Concretamente, la creación de filtros de agua hechos de madera de árboles que no florecen, como el pino o el ginkgo (nogal del Japón).

El xilema, el tejido vegetal formado por células muertas que sostienen la planta, es el material utilizado para purificar el agua. Las paredes del xilema consisten en membranas delgadas hechas de lignina y celulosa. Lo interesante del xilema es que se compone de varias vías conductoras interconectadas por membranas que son capaces de filtrar las impurezas presentes en el agua no potable (en su medio natural filtran las burbujas de agua y la savia).

Tamices naturales

Realizando secciones transversales limpias de ramas de albura (la parte joven de la madera), los ingenieros del MIT crearon estos filtros sencillos de madera natural, descubriendo que eran capaces de actuar como tamices naturales. Los discos cortados se sumergían en agua caliente durante una hora y, posteriormente, en agua a temperatura ambiente. Más tarde, se zambullían en etanol y luego se dejaban secar. Filtros listos para su uso.

Eso sí, inicialmente, antes de sumergirlos en etanol y dejarlos secar, los filtros parecían 'autobloquearse' con el tiempo a medida que se obstruían con agua leñosa, reduciendo su permeabilidad y eficacia. Sin embargo, perfeccionando la tecnología (con esta inmersión en etanol), consiguieron que el filtro mantuviese su permeabilidad y no se obstruyera. Demostraron que funciona también para filtrar patógenos como Escherichia coli y rotavirus. Las pruebas tanto de laboratorio como con usuarios locales en la India (donde más de 160 millones de personas carecen de acceso a agua potable segura y confiable) durante dos años, confirmaron que su aplicación eliminaba las bacterias de manantiales y aguas subterráneas contaminadas con éxito. El sistema descartó más del 99% de estas bacterias y virus.

placeholder Un 11% de los seres humanos no tiene acceso a agua potable. Foto: Unsplash
Un 11% de los seres humanos no tiene acceso a agua potable. Foto: Unsplash

Los científicos también han desarrollado métodos simples para extender la vida útil de los filtros. Como resultado, los discos de madera pueden purificar el agua durante al menos dos años antes de necesitar ser reemplazados.

Por tanto, los prototipos de filtros probados con el agua del grifo pudieron eliminar de manera confiable las bacterias, filtrar el agua purificada a una velocidad de un litro por hora y procesar alrededor de 10 a 15 litros de agua al día. Es, sin duda alguna, una prometedora alternativa de purificación natural de bajo coste que podría emplearse en lugares públicos para desechar virus y bacterias del agua.

Foto: La niebla puede convertirse en un recurso hídrico. (EFE)

"Debido a que las materias primas están ampliamente disponibles y los procesos de fabricación son simples, uno podría imaginar la participación de las comunidades en la adquisición, fabricación y distribución de filtros de xilema", explica Rohit Karnik, ingeniero mecánico del MIT involucrado en el estudio a la revista Nature Communications que publica el estudio. "Para los lugares donde la única opción ha sido beber agua sin filtrar, esperamos que los filtros de xilema mejoren la salud y hagan que el agua sea potable".

placeholder Vertido de aguas contaminadas en México (EFE)
Vertido de aguas contaminadas en México (EFE)

Los científicos del MIT están buscando ahora opciones para hacer que los filtros de xilema estén disponibles a gran escala, especialmente en áreas donde el agua potable contaminada es una de las principales causas de enfermedad y muerte. La India, sin ir más lejos, es una nación que ha experimentado la mayor tasa de mortalidad mundial debido a enfermedades transmitidas por el agua. Lo siguiente, será también realizar más pruebas y estudios para pulir aún más el método.

Sistema de acceso libre

Si tienes curiosidad por cómo funciona este sistema de filtrado o te animas a probarlo, los científicos han subido las instrucciones para construir el sistema de filtración con diferentes tipos de árboles, por lo que están disponibles online bajo licencia de código abierto.

Se trata de un software de dominio público y tiene como objetivo alentar a los empresarios, organizaciones y líderes a presentar la tecnología a la comunidad e incluso animar a los estudiantes a realizar sus propios experimentos científicos utilizando el filtro. Así que cualquiera que esté dispuesto a ayudar a introducir el sistema en comunidades más amplias puede aprovechar estos parámetros de libre distribución.

Las instrucciones para crear el filtro

Innovación Contaminación Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)
El redactor recomienda