Es noticia
Menú
España produce y exporta a terceros países plaguicidas prohibidos en la Unión Europea
  1. Medioambiente
Estamos acabando con las abejas

España produce y exporta a terceros países plaguicidas prohibidos en la Unión Europea

Un informe de Ecologistas en Acción denuncia que algunos de los alimentos que luego importamos de esos países llegan contaminados por dichas sustancias

Foto: La UE prohíbe el uso de plaguicidas que afecten a las abejas. (Reuters/Vasily Fedosenko)
La UE prohíbe el uso de plaguicidas que afecten a las abejas. (Reuters/Vasily Fedosenko)

El tiametoxam es un insecticida neonicotinoide cuyo uso fue prohibido en la UE en 2018 por sus efectos nocivos para las abejas y otros organismos polinizadores. Ayer mismo, la Comisión Europea proponía reducir los límites máximos de residuos (LMR) de esta sustancia presentes en alimentos, así como los de la clotianidina: otro neonicotinoide usado como pesticida y considerado igualmente peligroso para las abejas.

Coincidiendo con esta noticia, Ecologistas en Acción alertaba en un estudio presentado esta semana de que el Programa de Vigilancia y Control de Residuos de Plaguicidas en alimentos del Ministerio de Consumo ha detectado la presencia de tiametoxam en muestras de alimento procedentes de China.

Foto: Las poblaciones de insectos polinizadores están en caída libre en toda la UE. (EFE/Zsolt Czegledi)

Al realizar un seguimiento de este incidente para determinar el posible origen del insecticida, la organización ecologista fue informada por el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) de que en el año en que se produjo la incidencia (2020) España exportó a China 1.260 kilos de tiametoxam.

Además, según denuncia Ecologistas en Acción, el tiametoxam no fue el único plaguicida no autorizado en la UE que nuestro país produjo y exportó ese año. Los datos del Miteco han revelado que se exportaron más de siete millones de kilos de un total de 32 plaguicidas. Los datos provisionales de 2021 elevan esta cantidad hasta casi 22 millones de kilos para un total de 28 plaguicidas.

placeholder Un tractor, fumigando con pesticida los campos. (Reuters/R. Buhrer)
Un tractor, fumigando con pesticida los campos. (Reuters/R. Buhrer)

Todos estos datos se recogen en el informe ‘El doble rasero del mercado europeo de plaguicidas’, elaborado por Ecologistas en Acción con base en documentos oficiales. No obstante, desde la propia organización señalan la “extrema dificultad” de acceder a la información y su carácter parcial, puesto que los datos relativos a la exportación de plaguicidas no autorizados en la UE solo hacen referencia a un número reducido de sustancias: aquellas cuya exportación debe contar con el consentimiento fundamentado previo del país importador, tal y como ordena el Convenio de Róterdam sobre la exportación e importación de productos químicos peligrosos.

placeholder Protesta en defensa de las abejas en París. (Reuters/C. Platiau)
Protesta en defensa de las abejas en París. (Reuters/C. Platiau)

El problema añadido es que dicho convenio solo hace referencia a 35 plaguicidas sujetos a consentimiento, por lo que resulta imposible conocer las verdaderas cifras del mercado de los plaguicidas en nuestro país. No obstante, según el Ministerio de Hacienda, la cifra de negocio de la exportación española de plaguicidas a países extracomunitarios alcanzó los 573 millones de euros en 2020.

El informe señala la falta de responsabilidad ambiental y sanitaria que supone el hecho de que el Reglamento CE 1107/2009, relativo a la comercialización de plaguicidas, solo afecte a su uso en la Unión Europea, pero no diga nada respecto a su producción y comercialización fuera de ella, por lo que pueden seguir fabricándose en cualquiera de los Estados miembros y venderse a terceros países.

Los plaguicidas no autorizados en la UE pueden retornar en forma de residuos en los alimentos que llegan a nuestros comercios

En el informe, se recoge otro caso sorprendente, el del dicloropropeno, un potente pesticida organoclorado cuya exportación aumentó en más de un 350% el año pasado. La explicación de este notable crecimiento fue el incremento de las exportaciones de este plaguicida a EEUU en más de 13 millones de kilos.

Foto: Las abejas son uno de los principales polinizadores y sus poblaciones disminuyen año a año. Unsplash/@at8eqeq3

Este compuesto fue prohibido en la Unión Europea en 2007. Sin embargo, como se señala en el informe, a pesar de esta medida no solo lo exportamos en grandes cantidades, sino que también se sigue usando de forma masiva en nuestros campos gracias a las llamadas ‘autorizaciones excepcionales’ que emite el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Tanto es así que, pese a su prohibición, el pasado año fue el tercer pesticida más utilizado en España. A tenor de su contenido, el título del informe de Ecologistas en Acción señala directamente a España.

El tiametoxam es un insecticida neonicotinoide cuyo uso fue prohibido en la UE en 2018 por sus efectos nocivos para las abejas y otros organismos polinizadores. Ayer mismo, la Comisión Europea proponía reducir los límites máximos de residuos (LMR) de esta sustancia presentes en alimentos, así como los de la clotianidina: otro neonicotinoide usado como pesticida y considerado igualmente peligroso para las abejas.

Ecologistas en Acción Agricultura Unión Europea
El redactor recomienda