Es noticia
Menú
4.000 toneladas de desechos plásticos flotan actualmente en el Mediterráneo
  1. Medioambiente
Impacto en la biodiversidad y en la economía

4.000 toneladas de desechos plásticos flotan actualmente en el Mediterráneo

Una nueva investigación ha desarrollado un modelo para monitorear las rutas y el destino de los desechos plásticos de origen terrestre en el mar Mediterráneo. Las cifras son insultantes

Foto: Basura acumulada en el estrecho de Mesina. (M. Pierdomenico, D. Casalbore y F. Chiocci / Universidad La Sapienza)
Basura acumulada en el estrecho de Mesina. (M. Pierdomenico, D. Casalbore y F. Chiocci / Universidad La Sapienza)

La producción mundial de plástico ha aumentado cada año desde la década de 1950, con la asombrosa cantidad de 386 millones de toneladas de plástico producidas en el año 2019. La mayoría de estos desechos, de esta basura plástica, fluye hacia los océanos y mares, con aproximadamente 250.000 toneladas de plástico flotando alrededor de los océanos de todo el planeta. Pero, ¿cuánta basura hay en nuestros mares concretamente?

La pesca y el turismo son dos de los sectores que más se ven perjudicados por el aumento del plástico en el mar

“Las simulaciones de distribución de plástico en entornos marinos se caracterizan actualmente por una gran incertidumbre. Los datos experimentales sobre varios procesos que afectan al destino de los plásticos, como el hundimiento, la ingestión por organismos marinos y la fragmentación en trozos más pequeños -microplásticos-, son todavía bastante limitados ”, explica Kostas Tsiaras, médico, microbiólogo y biopatólogo, doctorado de la Universidad de Atenas en Medicina y líder del nuevo trabajo que publica la revista Frontiers in Marine Science.

¿Qué hay del Mediterráneo?

Alrededor de 3.760 toneladas de desechos plásticos; plásticos de todos los tipos y colores que equivalen al peso de ocho aviones Boeing 747 (Jumbo), flotan actualmente en el Mediterráneo. Esta es la alarmante conclusión del equipo de investigadores del Centro Helénico de Investigación Marina de Grecia cuyo modelo dibujó una simulación durante el período de 2010 a 2017, rastreando plásticos de ríos y ciudades costeras, considerando importantes procesos de dispersión como el hundimiento, la mezcla vertical u horizontal, el viento y las corrientes. Las conclusiones revelaron que 17.600 toneladas de plástico ingresan al mar cada año. De estos miles de toneladas, 3.760 flotan actualmente en el Mediterráneo: el 84% acaba en las playas y el 16% en el fondo del mar y aguas superficiales.

placeholder Recogida de basuras en una playa del Mediterráneo en Israel. Foto: Reuters
Recogida de basuras en una playa del Mediterráneo en Israel. Foto: Reuters

“Los microplásticos no existen mucho en la superficie del mar porque se hunden rápidamente debido a la unión a organismos marinos pesados y se acumulan profundamente en la columna de agua y el lecho marino. Por otro lado, los macroplásticos como las bolsas de plástico son elementos grandes. Puede flotar durante horas y viajar largas distancias desde la fuente”.

Así las cosas, este tipo de modelos que simulan el movimiento del destino de la basura plástica marina se convierte en una herramienta imprescindible para poder predecir las áreas de acumulación de basura plástica.

La contaminación plástica del Mediterráneo es evidente

No hay duda de que el mar Mediterráneo se considera un foco de contaminación por plásticos, producto de las restricciones en la salida de aguas superficiales a la línea costera poblada, también por la pesca, el transporte marítimo, el turismo... Todos estos factores hacen que preocupe la biodiversidad y la conservación de los ecosistemas marinos.

Foto: Foto: Unsplash/@snowscat

El plástico, en todos sus tamaños y formas, afecta a los cuerpos de criaturas marinas grandes y pequeñas y, en consecuencia, también en los seres humanos, ya que diversos estudios han confirmado que ingerimos plástico a través del consumo de mariscos, por ejemplo. Por ello, una amenaza como esta, debe tenerse más en cuenta.

“Nuestro modelo mostró una habilidad razonable para reproducir las distribuciones observadas de plásticos en el medio marino y, por lo tanto, puede evaluar el estado actual de la contaminación plástica en el Mediterráneo y evaluar el impacto de futuras acciones de limpieza y planes de gestión”, aclaran los expertos.

Uso del modelo predictivo

Los resultados del modelo se pueden utilizar para identificar zonas de gran importancia ecológica, como pueden ser hábitats de aves y cetáceos, o a nivel comercial como para la acuicultura, la pesca y el turismo, que están potencialmente amenazadas por la contaminación plástica.

Aunque la variedad social, política y cultural de los países que se encuentran a lo largo de la costa del Mediterráneo complica la implementación y aplicación de una política común de gestión de ecosistemas marinos, los científicos esperan que este modelo recién presentado y otros similares puedan ayudar a mitigar este problema.

La producción mundial de plástico ha aumentado cada año desde la década de 1950, con la asombrosa cantidad de 386 millones de toneladas de plástico producidas en el año 2019. La mayoría de estos desechos, de esta basura plástica, fluye hacia los océanos y mares, con aproximadamente 250.000 toneladas de plástico flotando alrededor de los océanos de todo el planeta. Pero, ¿cuánta basura hay en nuestros mares concretamente?

Mares Grecia
El redactor recomienda