Es noticia
Menú
Rivera exige a Martínez-Echevarría su sueldo hasta 2025 y estudia reclamar daños morales
  1. Jurídico
ruptura profesional

Rivera exige a Martínez-Echevarría su sueldo hasta 2025 y estudia reclamar daños morales

Albert Rivera y José Manuel Villegas reclaman al bufete de abogados las remuneraciones que les adeuda del pasado y las que les habrían correspondido hasta marzo de 2025

Foto: Albert Rivera.
Albert Rivera.

A través de su abogado. Esta es la única vía de comunicación que Albert Rivera y José Manuel Villegas han dejado abierta al despacho de abogados Martínez-Echevarría para negociar su salida, clara muestra del insostenible punto al que ha llegado la relación entre los expolíticos y el bufete.

Como ha desvelado El Confidencial este martes por la mañana, a primera hora del lunes, Rivera y Villegas enviaron un correo electrónico a Vicente Morató, consejero delegado de la firma de abogados, comunicando la decisión de resolver sus contratos con efecto desde ese mismo momento.

Ambos acusan al bufete de incumplimiento de contrato, tanto en lo que se refiere al papel que se les prometió como presidente ejecutivo y vicepresidente, respectivamente, como por la falta del pago del variable y de la entrega de una parte del capital de Right Option, la sociedad que está detrás de Martínez-Echevarría.

Foto: Albert Rivera, expresidente de Ciudadanos y de Martínez-Echevarría. (EFE/Chema Moya)

A través de sus representantes legales, Rivera y Villegas han reclamado al bufete el abono de todas las cantidades que les adeuda en concepto de retribución y de las futuras hasta el 1 de marzo de 2025, fecha a la que inicialmente estaba ligada su relación laboral. Además, han exigido una estimación del variable que les habría correspondido hasta entonces.

Aunque la prioridad de todas las partes es lograr una salida pactada, los dos expolíticos también estudian reclamar a Martínez-Echevarría daños morales y reputacionales por su manera de actuar en esta crisis, tanto por haberles acusado públicamente de "baja productividad" como por el comunicado interno que envió a los socios del despacho con este mismo argumento.

Rivera y Villegas ya solo se comunican con el bufete a través de sus representantes legales

Tras destapar este medio que habían sido Rivera y Villegas quienes habían decidido resolver sus contratos por incumplimiento del bufete, un portavoz de Martínez-Echevarría, en declaraciones a El Confidencial, tachó la salida de los expolíticos de "desesperada estrategia de comunicación emprendida como huida hacia adelante, al encontrarse arrinconado por los radicales incumplimientos que no solo alcanzan a los resultados, sino a la propia actividad (o mejor, inactividad) e incluso falta de presencia".

Lejos de intentar calmar las aguas, acusó a Rivera de que "su corta experiencia jurídica, concretada en solo dos años como becario en La Caixa, junto con una pasividad e inactividad no vistas nunca en la empresa privada, ha resultado intolerable para Martínez-Echevarría Abogados, desde donde se le ha requerido reiteradamente para que elevara ratios de presencia, trabajo y rendimiento a unos mínimos que no avergonzaran a sus propios compañeros de despacho".

placeholder
Albert Rivera, durante su intervención como nuevo fichaje del despacho Martínez-Echevarría. (EFE/Chema Moya)

Con un tono menos duro, pero con un mensaje de similar fondo, el despacho ha enviado también un comunicado interno en el que acusa a Rivera de haber comunicado su salida "a solo un mes de la primera ventana de terminación contractual por desarrollo irregular de la relación, la disfraza de supuesto incumplimiento del despacho, única vía posible para liberarse de la cláusula de no competencia poscontractual que le impide comenzar su andadura profesional en la empresa a la que ahora va a dedicar su tiempo".

En el escrito, el bufete vuelve a arremeter contra la valía profesional del catalán asegurando: "Aunque sabíamos de su completa inexperiencia en nuestro sector, a todos nos han sorprendido su inactividad, su falta de implicación, interés y su desconocimiento más elemental del funcionamiento de una organización empresarial. Nulo resultado del que muchos veníais a comentar sorprendidos. No estamos habituados en nuestra profesión a discursos vacíos; a llenar los espacios solo con palabras sin soporte real; a unas exigencias de protagonismo tan acusadas; ni a unas formalidades de ensalzamiento personal que son inexistentes entre compañeros de profesión y, mucho más, entre compañeros de un mismo despacho".

A través de su abogado. Esta es la única vía de comunicación que Albert Rivera y José Manuel Villegas han dejado abierta al despacho de abogados Martínez-Echevarría para negociar su salida, clara muestra del insostenible punto al que ha llegado la relación entre los expolíticos y el bufete.

Ciudadanos Despachos Abogados
El redactor recomienda