dispar mosaico de mensajes que se encontrará el visitante

Ser turista en San Sebastián: del "ongi etorri" al sé "respetuoso" con los vecinos o "go home"

El gobierno vasco impulsa una campaña de bienvenida al visitante para contrarrestar las pancartas 'abertzales' en su contra, mientras que el ayuntamiento le va a pedir "respeto" a la ciudad

Foto: Una pintada pide a los turistas que se vayan a casa esta semana en la Parte Vieja donostiarra. (E.C.)
Una pintada pide a los turistas que se vayan "a casa" esta semana en la Parte Vieja donostiarra. (E.C.)

¿Qué ver en San Sebastián este verano? El listado de recomendaciones del ayuntamiento recoge sus tres playas —La Concha, Ondarreta y La Zurriola—, la Catedral del Buen Pastor, los montes Urgull e Igeldo, la Plaza de la Constitución, el Peine del Viento, el Palacio de Miramar, los cubos de Moneo del Kursaal, el Parque Cristina Enea…. Se trata de estampas que son objetivo de las cámaras de la inmensa mayoría de los visitantes. Pero hay muchos más ingredientes en la fotografía del verano turístico en la capital guipuzcoana. Y en ella no van a faltar las tradicionales pancartas y pintadas en contra de los turistas que se reproducen durante el verano. En todo caso, no van a ser los únicos mensajes dirigidos a los visitantes, ya que la imagen de este año incluye carteles de bienvenida o llamamientos a los visitantes a ser "respetuosos" con los vecinos y con la ciudad. Todo un dispar mosaico de mensajes.

Nadie duda de que el 'go home' va a volver a las calles donostiarras dentro de la turismofobia que alientan las juventudes de Sortu, Ernai, a semejanza de las campañas contra el turismo que se da en zonas como Cataluña o Baleares. El grueso de estos ataques contra el turismo se evidenciará en gran medida en agosto, fundamentalmente durante la Semana Grande, si bien en la Parte Vieja donostiarra, lugar de peregrinación de los visitantes, es visible alguna pintada que exige a los turistas que se marchen "a casa".

El ayuntamiento llegó a borrar 16 pintadas contra los visitantes en un solo día en plena turismofobia 'abertzale', que incluyó ataques a bienes turísticos

Hay quien dice que en el verano donostiarra es más habitual ver una pintada contra el turista que el sol. El pasado año, en plena campaña 'abertzale' contra la presencia extranjera que incluía ataques contra bienes turísticos, el ayuntamiento llegó a borrar 16 pintadas contra los turistas en un solo día. "Vuestro turismo, la miseria de los jóvenes", rezaba la pancarta de la manifestación que organizó la organización juvenil 'abertzale' en plenas fiestas. El alcalde, Eneko Goia, asume que este verano volverán a repetirse estampas que califica de "irresponsables" por la "negativa imagen" que proyecta de la ciudad.

Precisamente, para contrarrestar estos mensajes negativos contra el turismo, el Gobierno vasco va a llevar a cabo una campaña bajo el lema 'Ongi etorri' con la que pretende incidir en la idea de que el País Vasco es un destino "abierto y acogedor". "El País Vasco no manda a los turistas a su casa. Es un país hospitalario, en el que tenemos una oferta variada que da cabida a todos", asevera el consejero de Turismo, Alfredo Retortillo, que el año pasado fue muy crítico con la campaña veraniega contra el turismo de Sortu, a quien acusó de fomentar un debate "xenófobo y distorsionado". Según denunció, es "irresponsable" equiparar el modelo vasco de turismo con uno "desordenado y masificado".

El consejero de Turismo, Alfredo Retortillo, y la directora del ramo, Maider Etxebarria. (EC)
El consejero de Turismo, Alfredo Retortillo, y la directora del ramo, Maider Etxebarria. (EC)

El mensaje "Aquí 'ongi etorri' significa bienvenidos" aparecerá en castellano, catalán, gallego, francés, inglés, alemán, italiano y portugués —son "los principales mercados y los más cercanos"— en marquesinas, banderolas y lonas hasta el final de verano. Retortillo considera fundamental hacer frente a estos mensajes que "nos presentan como un destino poco acogedor y masificado tras años de verdaderos problemas y clichés negativos que nos mantenían al margen de las opciones de visita de muchos".

Pero hay más mensajes. Este verano los visitantes van a toparse también con carteles que les emplazan a mantener una actitud "respetuosa con la ciudad y sus habitantes". Este llamamiento forma parte de la campaña que va a poner en marcha el ayuntamiento para que los visitantes sean conscientes de que "es necesario que su estancia aquí sea respetuosa con las costumbres de quienes viven aquí". Esto es, por un lado, estará el 'Tourists go home' impulsado por el entorno 'abertzale', por otro, el 'Ongi etorri' del Gobierno vasco y, finalmente, el 'Love San Sebastián, live Donostia' promovido por el Gobierno municipal, integrado por el PNV y el PSE, con el respaldo de las asociaciones de Hostelería y Hoteles de Guipúzcoa y San Sebastián Shops.

La campaña municipal por un turismo "responsable" insta a los visitantes a "probar hablar en euskera": incluso, se les aconseja la forma de comer pintxos

Bajo el lema "respeto y convivencia para un turismo sostenible", la campaña visualizará diez consejos dirigidos a los turistas. Así, se les va a emplazar a "cuidar el descanso" de los donostiarras, a "ayudar a mantener la limpieza" de los espacios públicos, a "convivir y cuidar" a los vecinos, a utilizar el transporte público, a apoyar el comercio local… Incluso, se aconseja a los turistas la forma de comer pintxos —"cuando vayas de pintxos, hazlo a lo donostiarra", reza el mensaje—. También se les insta a "probar a hablar en euskera" dentro del llamamiento a adentrarse en los aspectos más característicos de la cultura propia.

"Todas las personas que nos visitan son bienvenidas, por eso, les pedimos que vivan y disfruten de la ciudad, pero que tengan en cuenta que su estancia puede alterar la vida de quienes viven aquí a diario. Es un mensaje de atención para gozar de las muchas posibilidades que ofrece San Sebastián pero, a poder ser, de una manera conscientemente cuidada", afirma Goia.

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia (tercero por la izquierda), en la presentación de la campaña. (EC)
El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia (tercero por la izquierda), en la presentación de la campaña. (EC)

La campaña se visualizará en las calles donostiarras en cuatro idiomas —euskera, castellano, inglés y francés— durante los meses de mayor afluencia de visitantes, si bien nace con la vocación de "ser un mensaje duradero de la ciudad dirigido a las personas que elijan San Sebastián para sus vacaciones". Los mensajes que forman parte de esta iniciativa tienen como "base" los principios contenidos por el Plan Director de Turismo de la ciudad, que aboga por "profundizar en un destino de calidad por encima del turismo masivo, que ponga en valor la peculiaridad y las características de una ciudad con identidad propia y el foco en un tipo de visitante que prima el turismo gastronómico o cultural por encima de otras consideraciones". A este respecto, el concejal de Turismo, Ernesto Gasco, hace hincapié en que San Sebastián ha hecho "una apuesta decidida por un modelo de turismo sostenible y de calidad".

La fotografía de estos días en San Sebastián muestra a miles y miles de visitantes en el Boulevard y las calles de la Parte Vieja, principales reclamos turísticos y donde no faltan los carteles con el lema "el barrio no se vende". Y la previsión es que la cifra de visitantes se incremente en las próximas semanas, especialmente durante la Semana Grande a celebrar del 11 al 18 de agosto. Será entonces cuando se intensifiquen las protestas 'abertzales' en la calle contra el turismo y que va a tratar de contrarrestar el Gobierno vasco con los mensajes "acogedores" de la campaña 'Ongi etorri'.

Cartel con el lema "Un turista más, un donostiarra menos" en la pasada Semana Grande. (EFE)
Cartel con el lema "Un turista más, un donostiarra menos" en la pasada Semana Grande. (EFE)

La campaña de turismofobia llega cuando la cifra de turistas en el País Vasco está en los mejores registros de su historia, con 3,5 millones de visitantes anuales. El récord también se da en San Sebastián, que cuenta en el Boulevard con dos oficinas de turismo juntas, una pegada a la otra —gestionadas por el Ayuntamiento y la Diputación de Guipúzcoa—. En el primer semestre del año han visitado el País Vasco 65.000 personas más que el año pasado en este periodo, lo que supone un incremento del 4,6%. Las previsiones de cara a los meses de julio y agosto hablan, según apunta Retortillo, de "mantenimiento o crecimiento muy moderado".

Si se habla de cifras, el turismo emplea a cerca de 100.000 personas y alcanza el 6% del PIB en la comunidad autónoma. En este escenario, Guipúzcoa apuesta por seguir los pasos de Cataluña y Baleares e implantar una tasa turística. El debate para implantar un gravamen a los turistas por sus pernoctaciones se está dando en el País Vasco y Guipúzcoa es la provincia que más interés está mostrando para su aplicación con el objetivo de que los turistas contribuyan al gasto de los servicios de limpieza o al incremento de los costes derivados del refuerzo de los efectivos de seguridad o movilidad. Las instituciones guipuzcoanas defienden establecer esta tasa aunque las otras dos provincias se descuelguen de la medida.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios