siguiendo la estela de baleares y cataluña

Guipúzcoa plantea una tasa turística para pagar el gasto de los servicios de limpieza

La Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián proponen seguir los pasos de Cataluña y Baleares y alimentan el debate en el País Vasco

Foto: San Sebastián. (EFE)
San Sebastián. (EFE)

La Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián han abierto las puertas a la implantación de una tasa turística en el País Vasco, al plantear que se cobre en este territorio un impuesto similar al que ya existe en Cataluña y Baleares. Esta posibilidad la ha sacado al debate público el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia (PNV), quien justifica esta medida para que los miles de turistas contribuyan al gasto de los servicios de limpieza y mantenimiento de la ciudad o al incremento de los costes derivados del refuerzo de los efectivos de seguridad o movilidad. La propuesta llega en un momento en el que tanto Guipúzcoa como Euskadi están viviendo cifras récord de afluencia de visitantes.

En todo caso, sorprende que el regidor 'jeltzale' plantee en estos momentos la implantación de una tasa turística cuando hace apenas tres semanas que el Parlamento vasco acaba de aprobar una Ley de Turismo impulsada por el Gobierno de Vitoria, también en manos del PNV, que no contempla esta medida. La Cámara dio luz verde el pasado 28 de julio en el último pleno de la legislatura a la normativa, con el respaldo de EH Bildu, el “apoyo crítico” del PSE y la abstención de PP y UPYD.

El texto, que busca regular las nuevas formas de alojamiento en respuesta a la proliferación en el País Vasco de pisos ilegales, no recibió ningún voto en contra, pero los grupos sí denunciaron las “prisas” con que el Ejecutivo vasco había actuado para aprobar la ley antes de la disolución del Parlamento (cabe recordar que el lendakari, Íñigo Urkullu, ha incumplido el calendario de nuevas leyes que planteó al inicio de la legislatura, ya que buena parte de ellas no han visto la luz).

El alcalde de San Sebastián hace la propuesta apenas tres semanas después de la Ley de Turismo impulsada por su partido, que descarta el establecimiento de este impuestoEntonces, los socialistas, socios de gobierno del PNV en las instituciones vascas, ya denunciaron que el texto presenta “lagunas importantes” y advirtieron de que iba a ser necesario un desarrollo reglamentario posterior “profuso”. Ahora, a las primeras de cambio, el Ayuntamiento de San Sebastián ha impulsado un debate que podría obligar a llegar a un nuevo acuerdo en el próximo Parlamento vasco, donde residen gran parte de las competencias en materia turística, para modificar la ley con vistas a dotar a la tasa turística de un paraguas legal.

“El momento de hacer la reflexión ha llegado”, ha alegado el alcalde de San Sebastián sobre una tasa que podría aprobarse a nivel municipal o territorial. De momento, Goia no ha trasladado a la Diputación de Guipúzcoa esta propuesta, según confirman desde el Departamento de Turismo del Ejecutivo foral, en manos del PSE. En todo caso, el titular de esta cartera, Denis Itxaso, ve con buenos ojos esta medida, que, según asegura, ya estaba en su agenda a comienzos de legislatura. “Es interesante que se analice y se estudie”, señala. 

En su caso, apunta a argumentos que no se limitan a que los turistas contribuyan a sufragar los gastos de limpieza, seguridad o basuras, como es la posibilidad de que la riqueza que genera el turismo permita a los ayuntamientos afrontar los retos del turismo sostenible. En esta línea, la Asociación de Empresarios de Hostelería de Guipúzcoa no se opone a la tasa, que también incluiría los apartamentos turísticos y los cruceros, aunque es partidaria de que el dinero recaudado se reinvierta en el turismo.

Cataluña implantó por primera vez la tasa turística en 2012. (EFE)
Cataluña implantó por primera vez la tasa turística en 2012. (EFE)

No es la primera vez que en Guipúzcoa se plantea implantar esta tasa, que en Cataluña varía desde los 50 céntimos hasta los 2,5 euros por noche, dependiendo de la categoría del establecimiento. Ya la pasada legislatura, el Ayuntamiento de San Sebastián y la Diputación, instituciones controladas entonces por EH Bildu, se abrieron a esta medida, que contó con el rechazo del Gobierno de Urkullu. De hecho, el Ejecutivo vasco descartó esta posibilidad en el proyecto de Ley de Turismo que presentó el pasado mes de febrero y que finalmente ha quedado fuera del texto definitivo, al no haber una demanda expresa en el Parlamento.

Ahora, tras el planteamiento lanzado por el Ayuntamiento de San Sebastián, el Gobierno vasco valora a El Confidencial que la “reflexión acerca de una hipotética tasa turística puede ser un debate interesante para abordar más adelante de manera rigorosa y serena”. No obstante, lanza un tirón de orejas a Goia, al asegurar que en este tema no se puede “avanzar o retroceder a golpe de titulares de prensa sin un debate ordenado”.

La reflexión, según apunta, deberá hacerse “desde la responsabilidad competencial de cada cual y con una colaboración interinstitucional y clara participación del sector”. Además, recuerda que se deberá “aclarar” a quién compete recaudar la tasa o si la recaudación “tendrá un carácter finalista, será destinada exclusivamente a la mejora competitiva del sector o tendrá otros fines pendientes de definir”.

El Gobierno vasco se abre al debate pero reprocha a Goia que en este tema no se puede “avanzar o retroceder a golpe de titulares de prensa”

Las instituciones vascas defienden que la Ley de Turismo está abierta a implantar la tasa. “No lo contempla, lo cual no quiere decir que no pueda existir. No se ha recogido en este momento, pero eso no lo descarta como posibilidad”, expone Goia. El Gobierno vasco también defiende que la normativa “no delimita este debate y deja abiertas futuras opciones”. Eso sí, remarca que, dado el “interés y la complejidad” de la materia, es “conveniente” abordar este debate en el seno de la Mesa Sectorial del Turismo, donde está garantizada la participación institucional y del sector.

¿Debe ser una medida para el conjunto del País Vasco? Ante esta cuestión, el alcalde de San Sebastián echa balones fuera. “A mí me corresponde mirar por lo que es mi ciudad. Las situaciones de otros lugares no voy a valorarlas”, justifica para rehuir el debate del ámbito territorial. En el caso de San Sebastián, reitera, ve “clara” la imposición de una tasa turística, “en el sentido de que existe un gasto directo que se le genera al ayuntamiento por la actividad turística, y es la que tendría que tratar de contribuir a sufragar en parte, al menos, el establecimiento de una figura impositiva de estas características”.

Cataluña fue pionera, a finales de 2012, en el establecimiento de esta tasa, que le reporta unos 40 millones de euros anuales. Baleares ha seguido este año sus pasos con un impuesto en vigor desde el pasado 1 de julio, que ha denominado ecotasa y que oscila entre los 0,25 y los dos euros para los turistas mayores de 15 años que se hospeden en el archipiélago, incluidas las viviendas turísticas y los cruceros. Con este gravamen, el Gobierno balear estima que podría recaudar unos 80 millones anuales.

San Sebastián. (EFE)
San Sebastián. (EFE)

Con su propuesta, Goia reaviva el debate sobre la implantación de este gravamen en el mejor momento turístico de la historia de Guipúzcoa y Euskadi. El pasado año, el País Vasco rompió el récord de afluencia, al superar la barrera de los tres millones de visitantes (Guipúzcoa sobrepasó por primera vez el millón de personas).Y este año se están registrando incrementos notables (en el periodo de enero a mayo, se han alcanzado los datos anuales acumulados más elevados de toda la serie histórica en Euskadi en entradas de viajeros, pernoctaciones y ocupación por plazas), lo que aventura que 2016 se cerrará con un nuevo techo turístico.

En este escenario, Goia insiste en que es hora de plantear en este momento “el que todos esos gastos adicionales que ocasiona un fenómeno como es el turismo se pudieran sufragar, al menos en parte, con una figura impositiva de estas características”. ¿Cuándo? Prefiere no hablar de fechas, aunque abre la puerta a que en 2017 ya esté implantada esta tasa turística. “No sé decir si el año que viene esto estará en vigor o no, porque no es una cuestión en la que interviene únicamente el Ayuntamiento de San Sebastián. Otras instituciones tienen también competencialmente su papel y habrá que hablar”, señala.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios