También plantea restringir las citas deportivas

La ocurrencia de Bildu para evitar a los turistas: limitar la cultura en verano

La coalición 'abertzale' edita un periódico de ocho páginas con una serie de medidas "estructurales" para reducir la afluencia de visitantes en la época estival

Foto: Portada del periódico editado por EH Bildu de San Sebastián. (EC)
Portada del periódico editado por EH Bildu de San Sebastián. (EC)

EH Bildu no ceja en su empeño de expulsar al turismo del País Vasco en los meses de verano. Primero fue la campaña callejera protagonizada por las juventudes de Sortu, Ernai, con acciones sobre el terreno orientadas a amedrentar a los visitantes, con pancartas, manifestaciones y ataques a bienes turísticos, y ahora es a nivel institucional con propuestas que incluyen el despojar al País Vasco de sus grandes atractivos veraniegos. La última ocurrencia de la coalición 'abertzale’, con la firma del grupo municipal de San Sebastián, consiste en reducir a la mínima expresión las actividades culturales y deportivas en la capital guipuzcoana durante el periodo estival para evitar así la llegada de miles de visitantes.

Para impedir la presencia masiva de turistas en verano, la marca heredera de Batasuna plantea reclamar a los promotores culturales que programen sus eventos fuera de la época estival, así como desplazar los eventos deportivos a otros meses del año. Sin cultura y deporte en estas fechas EH Bildu considera que se reducirá la presencia de turistas en la ciudad, logrando así que San Sebastián sea una ciudad para “vivir, trabajar y disfrutar” y “no un parque temático sin alma ni vida”.

Esta propuesta se incluye dentro de una serie de “medidas estructurales” dirigidas a que “el modelo turístico se adapte a la medida de San Sebastián y de los donostiarras”, y que se recogen en un periódico de ocho páginas editado por el grupo municipal de EH Bildu para ser repartido por la ciudad. El Boulevard de San Sebastián, centro neurálgico de la ciudad y lugar de peregrinación de miles de turistas, fue el lugar escogido este miércoles por la coalición ‘abertzale’ para hacer las primeras entregas presenciales de este ‘ideario turístico’, que también ha colgado en las redes sociales.

El Jazzaldia, la Quincena Musical y el Zinemaldia se concentran durante el verano y su viabilidad depende en gran medida de la afluencia de público

Los tres grandes atractivos culturales de San Sebastián, el Jazzaldia, la Quincena Musical y el Festival de Cine, se concentran durante el periodo estival. Estos eventos son un gran foco de atracción turística y su viabilidad depende en gran medida de las entradas vendidas tras la importante reducción de las aportaciones institucionales en los últimos años a consecuencia de la crisis. Su trascendencia, además, no se limita al ámbito cultural ya que estas veteranas citas tienen una gran repercusión a nivel económico, social o mediático. Ahora, según el planteamiento de EH Bildu, estos y otros eventos culturales deberían plantearse un cambio de fechas a otros meses con el objetivo de “fomentar el turismo sostenible fuera del verano”.

Lo mismo pasaría con los actos deportivos. A este respecto, los dos grandes eventos que se celebran en verano en San Sebastián, la Clásica ciclista y las regatas de la Bandera de la Concha, atraen mayoritariamente a aficionados a este deporte procedentes de los diferentes rincones del País Vasco. Fuera del ámbito profesional, un gran atractivo turístico deportivo es la Donosti Cup que todos los años reúne a principios de julio a centenares de niños de todos los rincones del planeta aprovechando el fin del periodo escolar en un torneo que trasciende las fronteras deportivas para convertirse en una fiesta intercultural.

El turismo supone el 13% del PIB de San Sebastián con más de 6.400 empleados en el sector y unas 8.800 personas que trabajan en el comercio

El turismo representa el 13% del PIB de San Sebastián, con más de 6.400 personas empleadas en el sector. Además, unas 8.800 personas que trabajan en el comercio se aprovechan del turismo que acude a la ciudad, y que se aleja del modelo de turismo de borrachera que impera en otras ciudades. “San Sebastián siempre ha sido una ciudad turística en la que esta actividad económica y la vida en la ciudad han convivido en relativo equilibrio. Sin embargo, últimamente la gente se pregunta: ¿dónde está el límite del turismo”, afirma EH Bildu en la publicación. Y el tope de la actividad turística, para la coalición 'abertzale', está en que “sea compatible con la calidad de vida de los donostiarras”. Esto es, “que la juventud pueda comprar o alquilar una vivienda y no se tenga que ir a vivir fuera de la ciudad, que no tengamos que renunciar al disfrute de zonas queridas de la ciudad, que las condiciones de trabajo del turismo sean dignas…”

Entre las propuestas para implantar un modelo turístico "a la medida" de la ciudad, EH Bildu plantea realizar campañas de marketing dirigidas a "aquellos sectores que se quieren atraer" dejando de lado "la promoción del turismo de masas" o poner en marcha campañas de concienciación para “visualizar las consecuencias de las malas prácticas turísticas”. Asimismo, propone descongestionar de turistas las zonas saturadas “incorporando a la señalización urbana de San Sebastián destinos de Guipúzcoa”, crear "una mesa turística con los pueblos de alrededor para coordinar las políticas públicas relacionadas con el turismo o la programación cultural" o revisar la estrategia turística de la Diputación 'Explore San Sebastián Región’ al considerar que atrae más visitantes a la capital que al resto del territorio.

Igualmente, aboga por "saber anticiparse a lo que viene" con la creación de un observatorio de turismo para "evitar la masificación y proteger la calidad de vida de la ciudadanía donostiarra". Esta mesa "permanente" estaría constituida, según plantea, por "la ciudadanía, el sector, el ayuntamiento y, de alguna forma, también el visitante", si bien no concreta quién representaría a los turistas o cuál sería su papel. En términos generales, señala que la tarea de este organismo sería "trabajar con un panel de indicadores, en los que destacaría la percepción de la ciudadanía donostiarra sobre el turismo, el impacto medioambiental e indicadores de igualdad, además de llos económicos clásicos como rentabilidad, satisfacción del turista..."

También plantea tres medidas “clave” para el retorno de los beneficios que genera la actividad turística, caso de la implantación de una tasa turística por las pernoctaciones a semejanza de la que ya existe en Cataluña y Baleares (el Parlamento Vasco debatirá esta cuestión al inicio del curso político), la lucha contra los pisos de uso turístico ilegales y el “hacer partícipes a los trabajadores de los mayores beneficios empresariales del sector” con mejores salarios y condiciones laborales.

Ordenanza reguladora de pisos turísticos

Precisamente, el Ayuntamiento de San Sebastián ha aprobado este jueves en Junta de Gobierno un borrador de nueva ordenanza para regular los pisos turísticos y que, según resalta, es pionero en el País Vasco. Entre las medidas, el texto declara la Parte Vieja y el Puerto zonas saturadas, de modo que no se darán nuevas licencias más allá de las actuales o las que están en tramitación, y restringirá la apertura de apartamentos en los barrios de Amara y Gros, en parte de Egia y Antiguo y en el Paseo de Francia, limitando en estos casos la superficie destinada a la actividad turística a 250 metros cuadrados útiles por comunidad.

La nueva normativa declara la Parte Vieja y el Puerto zonas saturadas a efectos de viviendas de uso turístico y no se otorgarán nuevas licencias

El registro oficial del Gobierno vasco establece que en San Sebastián hay 1.200 pisos turísticos, si bien se estima que hay otros más de un millar de inmuebles turísticos que están en situación irregular. A este respecto, desde enero de 2016 el Ayuntamiento ha clausurado más de 150 pisos ilegales por no cumplir la ordenanza municipal, entre ellos dos del Arzobispado de Toledo que había recibido en herencia y que alquilaba a turistas mediante una agencia inmobiliaria para obtener un dinero para financiar misiones. El nuevo texto, que se someterá ahora a exposición pública con vistas a su aprobación definitiva a principios del próximo año, contempla multas de hasta 50.000 euros para los pisos ilegales que incurran en los casos más graves. Un grupo de diez inspectores velará por el cumplimiento de la normativa.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios