LOS MINISTROS TAMBIÉN IRÁN

El Gobierno desembarca en Euskadi con Rajoy a la cabeza por las autonómicas

Habrá una presencia "superior" de dirigentes del PP y de miembros del Gobierno con respecto a otros comicios dada su trascendencia

Foto: El presidente en funciones, en un acto electoral en Bilbao. (Efe)
El presidente en funciones, en un acto electoral en Bilbao. (Efe)

La trascendencia de las elecciones vascas, cuyo radio de alcance no se limita a Euskadi al estar la gobernabilidad de España también en juego, va a hacer que el Gobierno español y el PP se vuelquen en la campaña en el País Vasco. El presidente en funciones del Ejecutivo, Mariano Rajoy, abanderará el desembarco popular en Euskadi, a donde acudirán buena parte de los actuales ministros en funciones para apoyar a los populares vascos.

Desde Génova y la dirección del PP vasco, se está cuadrando estos días las agendas para cerrar el calendario de presencias de los primeros espadas del Gobierno y del partido a Euskadi de cara a la cita con las urnas del 25 de septiembre. La intención es desplazar a una amplia nómina de miembros del Ejecutivo español para arropar al exministro de Sanidad y candidato a lehendakari, Alfonso Alonso.

El PP es consciente de la relevancia de las elecciones vascas, y más tras la fallida investidura de este miércoles de Mariano Rajoy. Los partidos aguardan ahora a los comicios vascos, que podrían tener la llave para desactivar la situación de bloqueo que amenaza con unas terceras generales para diciembre.

En este escenario, el Gobierno y el PP se volcarán en Euskadi con una presencia "superior" a las anteriores citas electorales en el País Vasco, según confirman fuentes populares. Así, la presencia de Rajoy está asegurada, aunque aún está por cerrar el día, y la estrategia es que buena parte de los ministros en funciones tengan presencia en la campaña que arrancará de forma oficial la próxima semana.

Se trata de unas elecciones que el endiablado panorama político español convierte en cruciales, lo que obliga a hacer kilómetros por el País Vasco

La presencia de dirigentes del Gobierno en Euskadi fue testimonial en las elecciones generales del 20-D y el 26-J, donde el equipo electoral de Génova se volcó en otros territorios. Ahora, sin embargo, la situación es bien distinta, con unas elecciones que el endiablado panorama político español convierte en cruciales, lo que obliga a hacer kilómetros por Euskadi. El PP confía en jugar un papel clave en la próxima legislatura en Euskadi, con un Parlamanto dividido a priori en dos bloques igualados, según auguran las encuestas: PNV-PSE, por un lado, y Podemos-EH Bildu, por otro. En este escenario, el PNV podría necesitar el respaldo del PP para mantenerse en Ajuria Enea, lo que puede facilitar su apoyo a Rajoy en Madrid, algo que, de momento, la formación jeltzale descarta de forma rotunda. En todo caso, los resultados del 25-S obligarán a las fuerzas a hace movimientos.

Dada la relevancia de esta cita con las urnas, el PP inicia este jueves el desembarco en Euskadi con la presencia del ministro en funciones de Justicia y Fomento, Rafael Catalá, en Bilbao en un acto político de Alfonso Alonso en la céntrica plaza Moyua.

El PSOE seguirá la misma estrategia

No sólo el PP redoblará su presencia en Euskadi. El PSOE seguirá una estrategia similar con vistas a lograr unos resultados que le sitúen en una buena posición para posteriores negociaciones. Su líder, Pedro Sánchez, tiene previsto acudir a los tres territorios vascos para apoyar a los candidatos. Ya este mismo domingo, estará en San Sebastián para arropar a la aspirante a lehendakari, Idoia Mendia. Asimismo, algunos de los barones socialistas acudirán durante la campaña al País Vasco.

La posibilidad de un intercambio de 'cromos' entre el PNV y el PP en Madrid y Euskadi es algo que la formación de Andoni Ortúzar insiste en rechazar. "El 'no' es innegociable antes y después del 25 de septiembre", recalcan desde Sabin Etxea. Este mismo miércoles, su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, fue muy tajante en su intervención en la sesión de investidura a la hora de cerrar las puertas a un posible apoyo al líder del PP. El PNV se agarra a la supuesta falta de colaboración de Rajoy y a sus continuos ataques al autogobierno vasco para negarle su apoyo.

En todo caso, en la pasada legislatura, con el PP con mayoría absoluta, los populares aprobaron numerosas leyes con los nacionalistas vascos. De las 169 leyes tramitadas por el Gobierno para su aprobación por el Congreso, el PNV sólo votó en contra en el 50% de las leyes (85), mientras que dio su apoyo a 36 y se abstuvo en 48 después de haber negociado con el PP las modificaciones en los proyectos legislativos. Estas cifras sirvieron a Rajoy para mostrar su sorpresa por la actitud del PNV. "No tengo conciencia de ser tan malo como se deduce de su intervención", le espetó a Esteban.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios