La incógnita de Pili Zabala (como política)
  1. España
  2. País Vasco
Contundente ante la violencia, esquiva ante la independencia

La incógnita de Pili Zabala (como política)

Rechaza posicionarse ante algunas cuestiones polémicas sobre la realidad vasca, como la soberanía de Euskadi o el derecho a decidir: “Lo importante no es lo que yo piense”

placeholder Foto: La candidata a 'lehendakari' por Podemos, Pili Zabala. (EFE)
La candidata a 'lehendakari' por Podemos, Pili Zabala. (EFE)

Cuando una víctima del terrorismo que ha compartido mesa de debate con Pili Zabala se enteró hace unos días de que esta iba a ser la candidata de Podemos a 'lehendakari' no pudo evitar su asombro. “No me lo esperaba. Fue una gran sorpresa”. Lo dice no por las siglas, que en parte también, sino especialmente por el hecho de que hubiera aceptado meterse en semejante charco: dar el salto a la arena política pura sin paracaídas, sin ninguna experiencia previa.

Pero como apunta, la hermana de José Ignacio Zabala, uno de los dos presuntos jóvenes miembros de ETA que fueron secuestrados, asesinados y enterrados en cal viva por los GAL, está acostumbrada a sorprender. Lo hizo desde el mismo momento en el que fue situada en la órbita de la izquierda 'abertzale', que ha instrumentalizado su figura durante largos años para lograr sus fines. En esos años de plomo de los ochenta, en los que en su casa no se hablaba de política, en la calle decidió salirse a las primeras de cambio de las manifestaciones que organizaba el entorno radical en recuerdo de su hermano y su compañero José Antonio Lasa, y en las que los 'goras' a ETA eran habituales. “No compartía que se ensalzara a ETA y que se pidieran más asesinatos”, coinciden en señalar personas de su entorno. “Nunca me he alegrado de ningún asesinato. Todas las víctimas son iguales”, ha defendido ella en más de una ocasión en diferentes foros.

En términos generales, esta odontóloga de 48 años (Tolosa, Guipúzcoa, 1968) cuenta con el reconocimiento de las víctimas por su solidaridad con el sufrimiento de todas ellas y su contundencia contra cualquier forma de violencia. De hecho, ha sido un activo para el Gobierno vasco, que ha recurrido a Zabala en innumerables ocasiones para llevar adelante esta legislatura su Plan de Paz y Convivencia con su presencia en foros, debates o encuentros entre diferentes víctimas. En estas reuniones ha entablado amistad con víctimas como Mari Carmen Hernández, viuda del concejal del PP de Durango asesinado por ETA Jesús María Pedrosa, o Iñaki García Arrizabalaga, cuyo padre, Juan, delegado de Telefónica en San Sebastián, fue asesinado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas, una escisión de la banda terrorista.

Sectores de Covite censuran a la candidata de Podemos por dar validez a la teoría del conflicto político que ha alimentado la izquierda 'abertzale'

“Sobre todo le gustaba estar con la gente. Tenía ese encanto que algunas personas tienen para atraer”. Las palabras de recuerdo hacia la figura de su hermano José Ignacio dan cuerpo al testimonio de Pili Zabala en la ‘Plaza de la Memoria’, uno de los grandes proyectos del Ejecutivo de Íñigo Urkullu en materia de reconciliación, y que ha girado en una primera etapa por diferentes ciudades vascas.

Ha sido muy dura con el “olvido” de las víctimas del “terrorismo de Estado” desde que comenzara hace años a tener una presencia activa en movimientos pacifistas de corte nacionalista como Baketik o Elkarri, donde coincidió con el actual secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández. “Nos hemos sentido bastantes solos”, proclama Zabala. Por ello, fue uno de los grandes apoyos que recibió hace algo más de un año el 'lehendakari' en una jornada sobre víctimas del terrorismo y sociedad celebrada en la Cámara de Gipuzkoa en San Sebastián, donde Urkullu pidió “perdón” a las víctimas por la “desatención institucional” y se comprometió a abrir una “nueva etapa” en su relación con los afectados por el terrorismo que, de momento, se ha quedado en las palabras, en meras intenciones.

A esta cita no acudió el colectivo de víctimas del terrorismo del País Vasco, Covite, que reprocha a Zabala que “no sea tan beligerante con el terrorismo de ETA como con el de la violencia policial”. Dentro de esta asociación, muy crítica con las iniciativas del Gobierno vasco en materia de paz y convivencia por querer “blanquear” la historia al “asemejar los abusos del Estado con el terrorismo de ETA”, censuran a la candidata de Podemos por dar validez a la teoría del conflicto político que ha alimentado la izquierda 'abertzale' y defender que la tortura ha sido una práctica sistemática de la Guardia Civil y la Policía Nacional. “En determinados postulados es más radical que Pablo Iglesias. Dice cosas que el líder de Podemos no se atreve a decir”, denuncian de forma contundente.

Más allá de la Pili Zabala víctima, la Pili Zabala política es una verdadera incógnita. Al margen del discurso como víctima en materia de paz y convivencia, se desconoce cuál es su mensaje en todos los demás frentes políticos. Ahora, deberá posicionarse ante las polémicas cuestiones de la realidad vasca: la independencia de Euskadi, la consulta por el derecho a decidir, las relaciones con España, el desafío soberanista catalán, el autogobierno vasco, la anexión de Navarra a Euskadi, la ley vasca de víctimas policiales, el apoyo institucional a los presos de ETA… Y, de momento, la primera respuesta ha sido la indefinición, ya que, en sus primeras intervenciones como candidata a 'lehendakari' ha echado balones fuera, en sintonía con el discurso más o menos ambiguo que mantiene Podemos de forma estratégica en Euskadi ante estas cuestiones y que le está reportando un gran éxito.

No aclara si es partidaria o no de la independencia de Euskadi. Ante esta cuestión, rechaza fijar posición como abanderada de un partido de corte estatal. Tampoco marca postura ante una hipotética anexión de Navarra a Euskadi. “Lo importante no es lo que yo piense”, se ampara para huir de las cuestiones comprometidas. De ser 'lehendakari', ha rehusado desvelar si promoverá la independencia del País Vasco o impulsará una consulta por el derecho a decidir y la salida de España. Defiende que la soberanía de Euskadi es un “paso importante” pero se ampara en la indefinición ante esta cuestión. “Son los vascos quienes deben decidir su futuro”, repite una y otra vez ante este planteamiento. En todo caso, sí defiende que el actual modelo territorial está “obsoleto” y apuesta de forma clara por un esquema plurinacional que incluya todas las sensibilidades. Asimismo, apuesta por un cambio en la actual política de dispersión para acercar a los presos de ETA a Euskadi ya que entiende que “favorecerá la convivencia”.

placeholder La candidata a lehendakari por Podemos acompañada por el cabeza de lista por Bizkaia, Lander Martínez. (EFE)
La candidata a lehendakari por Podemos acompañada por el cabeza de lista por Bizkaia, Lander Martínez. (EFE)

Apuesta por un cambio en la actual política de dispersión para acercar a los presos de ETA a Euskadi ya que entiende que “favorecerá la convivencia”

Ambos, de 18 años, fueron secuestrados por miembros de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) que estuvieron activos en los primeros años de gobierno de Felipe González dentro de la guerra sucia contra el mundo etarra. Ante la dureza de las torturas a las que fueron sometidos en el Palacio de la Cumbre de San Sebastián, sede de la Subdelegación del Gobierno en Gipuzkoa, el general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo ordenó su asesinato, que fue ejecutado en un paraje de Busot, en Alicante, donde fueron enterrados en una fosa cubiertos con cal viva tras recibir varios disparos en la cabeza. La sucesión de hechos se recoge en la sentencia de la Audiencia Nacional de 2000 que condenó a Galindo y otros colaboradores por este crimen.

Sus cuerpos, hallados en 1985 por un cazador, no fueron identificados hasta 12 años después de su desaparición. La acreditación vino del forense y antropólogo vasco Francisco Etxeberria, el mismo que contribuyó a resolver en 2011 la investigación de la desaparición de los dos hijos de José Bretón en Córdoba al revelar en su informe pericial la existencia de fragmentos óseos humanos en la hoguera de la finca familiar del autor de los dos asesinatos. En la actualidad, está culminando, a instancias del Gobierno vasco, una laboriosa investigación sobre las torturas cometidas por la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Ertzaintza durante los años del terrorismo.

Perfil social

Hay quien se sorprende de que, más allá del golpe de efecto buscado con la elección de Pili Zabala, Podemos se haya decantado por una persona sin apenas perfil social, un bagaje que, paradójicamente, busca la izquierda abertzale en la lucha en la que está inmersa para recuperar los votos idos a la formación morada. Esta condición, por ejemplo, sí la reunía la magistrada Garbiñe Biurrun, que fue la primera opción de Podemos para llegar a Ajuria Enea, si bien finalmente la jueza declinó liderar la candidatura tras un largo proceso de reflexión. Ahora, este perfil sí lo tenía su rival en las primarias internas, Juan Luis Uría, que ha recabado la mitad de apoyos.

Su designación ya tiene un gran damnificado, EH Bildu. Arnaldo Otegi ha recibido la candidatura de Zabala reprochando su excesiva “dureza”

Zabala, de quien resaltan su carácter abierto y conciliador, fue designada candidata con el 52% del respaldo interno tras un proceso que ha vuelto a dejar patente la fuerte división interna que existe en la formación de Iglesias en Euskadi, con diferentes sensibilidades enfrentadas. Sin embargo, la fuerte crisis interna (y no escondida) no ha tenido efectos en las urnas, ya que Podemos ha sido la formación con más votos en las dos elecciones generales en Euskadi. “Zabala se va a beneficiar de la inercia positiva de Podemos”, coinciden en señalar sociólogos consultados por El Confidencial.

Consciente de que por la vía de la paz y la convivencia no puede castigar al PNV, el gran rival de Podemos en las urnas (la formación morada se ve en condiciones de luchar de tú a tú con la formación 'jeltzale'), Zabala ya ha dejado evidencias de que su estrategia para desacreditar al nacionalismo dominante pasa por la condena en materia social. El Gobierno vasco, según ha denunciado, “deja más desigualdades sociales” tras los cuatro años de mandato de Urkullu. “Los ataques al PNV van a venir por el ámbito de los servicios sociales”, ratifica una persona de su entorno.

Su designación ya tiene un gran damnificado, EH Bildu. El exlíder de Batasuna, Arnaldo Otegi, quien será su oponente en las elecciones autonómicas del 25 de septiembre, ha recibido la candidatura de Zabala reprochándole su excesiva “dureza” con la izquierda 'abertzale'. De forma pública, afirma que no la considera un “rival” sino “alguien que puede aportar algo” para la resolución del denominado conflicto político. Pero, de puertas para adentro, el golpe recibido por la izquierda 'abertzale' ha sido duro. La fuga pública de la hermana de aquel joven que convirtió en mártir en su lucha contra la guerra sucia del Estado limita su pretensión de recuperar a esa base social que ha encontrado acomodo en Podemos. “Nos ha hecho mucho daño”, han reconocido a El Confidencial desde la antigua Batasuna sobre su fichaje por la formación morada.

Madre de una hija de 12 años y de un niño de nueve, Zabala, que actualmente da clases de FP en un instituto, mantiene desde hace años una larga relación de amistad con la familia de la líder de Podemos en Euskadi, Nagua Alba, en especial con su abuela Lolo Rico. Quizás por esta relación personal, la que es el rostro visible de las víctimas del GAL no ha podido decir no a liderar un proyecto que, de momento, es una gran incógnita debido a la indefinición ante ciertas cuestiones. Apenas tiene un mes y medio largo para desvelar todas sus cartas antes de la cita con las urnas. ¿O no?

Pili Zabala PNV Resultados Elecciones País Vasco 2016 Resultados elecciones vascas Noticias de Podemos ETA (banda terrorista) Terrorismo Presos etarras GAL
El redactor recomienda