Es noticia
Menú
Dos muertos y al menos 18 heridos en una fuerte explosión en el barrio de Salamanca de Madrid
  1. España
  2. Madrid
En la calle Ayala con General Pardiñas

Dos muertos y al menos 18 heridos en una fuerte explosión en el barrio de Salamanca de Madrid

Los bomberos han encontrado el cuerpo sin vida de los dos operarios desaparecidos que se encontraban trabajando en unas obras de fontanería en la tercera planta y habían bajado al patio a cerrar la llave del gas tras detectar un fuerte olor

Foto: Explosión en el barrio de Salamanca. (Alejandro Martínez Vélez)
Explosión en el barrio de Salamanca. (Alejandro Martínez Vélez)

Dos personas han muerto tras la fuerte explosión registrada este mediodía en un edificio de cuatro plantas ubicado en el número 35 de la calle General Pardiñas esquina con la calle Ayala, en el barrio de Salamanca de Madrid, por "presuntamente" un escape de gas, según ha confirmado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. Al menos otras 18 personas han resultado heridas, de las cuales cinco han sido trasladadas a hospitales, una de ellas en estado grave con un politraumatismo.

Los fallecidos son dos operarios que se encontraban trabajando en unas obras de fontanería de pequeña envergadura en la tercera planta del edificio. Según ha informado Almeida, se trata de un español y un hondureño de 21 y 27 años respectivamente cuyos cuerpos sin vida han sido localizados por los bomberos después de casi seis horas de búsqueda en el patio de un sótano donde habrían bajado para intentar cerrar la llave del gas tras detectar un fuerte olor, momento en el que se ha producido la explosión y el posterior derrumbe que ha acabado sepultándolos. Los dos jóvenes han muerto en el acto.

Al lugar de la explosión se han desplazado la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Mercedes González, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, que se ha reunido con las familias de los operarios que se estaban buscando bajo los escombros. "La situación es muy desesperante y muy angustiosa, cada segundo son horas para las familias", señaló. También se ha trasladado hasta la zona la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien ha recalcado que “los bomberos están trabajando a contrarreloj” para encontrar a las dos personas desaparecidas. "Es una desgracia, lo siento muchísimo por ellos", ha declarado Begoña Villacís una vez conocido el fatal desenlace.

Los Bomberos del Ayuntamiento seguirán trabajando para apuntalar la zona, retirar escombros y revisar este y los otros inmuebles colindantes -los del número 33 y 36-, que se han desalojado por precaución. "En el edificio siniestrado están trabajando intensamente para eliminar cualquier riesgo", ha explicado Almeida. Los vecinos desalojados del número 33 de la calle General Pardiñas no podrán en principio volver ni dormir hoy en sus casas, han indicado fuentes municipales. Lógicamente, tampoco podrán regresar los residentes del edificio siniestrado.

Los efectivos del Samur Social se encuentran en el lugar para dar información a los afectados que no pueden volver a sus casas, evaluar su situación y si no tienen donde quedarse, proporcionarles un alojamiento temporal. De hecho, han prealertado a hoteles de la zona, tal y como hicieron en la explosión de la calle Toledo en enero de 2021. En concreto, Samur Social ha hablado con 74 personas de las cuales solo ha pedido ser alojada una pareja.

placeholder Pinche para ver el álbum
Pinche para ver el álbum

El número de personas atendidas por los sanitarios del Samur-Protección Civil se ha elevado a 19, la última un familiar de uno de los dos operarios desaparecidos, ha informado una portavoz de Emergencias Madrid. Esta última persona ha recibido asistencia psicológica por parte de una psicóloga de Samur-Protección Civil, ya que padecía una crisis nerviosa.

Entre los asistidos, 10 fueron dados de alta en el lugar. De los cuatro evacuados a un hospital, uno de ellos, el más grave, es un hombre de 84 años que a causa de la deflagración ha saltado por los aires y golpeado en el suelo, por lo que ha sufrido policontusiones. Se encuentra en la UCI en el hospital de la Princesa. Allí también están una mujer de 44 años con heridas en una pierna y otra mujer de 77 años con un pequeño traumatismo craneoencefálico, por lo que se espera que en breve reciban el alta médica.

A última hora de la tarde ha recibido el alta la joven de 36 años embarazada de 20 semanas que escuchó de cerca la explosión y consecuencia de ello empezó a sufrir una crisis de ansiedad y aturdimiento, por lo que fue trasladada a la Maternidad del Hospital Gregorio Marañón para una revisión en profundidad. A este hospital también ha sido trasladada otra niña de 10 años que presentaba un cuadro de dolor y acúfenos (percepción de ruido en los oídos) y que ha sido dada de alta.

Hasta el lugar de la explosión han acudido varias dotaciones de los bomberos, que accedieron al piso con escalas, donde han rescatado a cinco personas. Según el portavoz del Cuerpo, Rafael Fernández, han estado trabajando en un patio con dos metros de escombros macizos, "una zona de mucho riesgo", en busca de los dos operarios. El rescate es "muy complicado" porque "solo puede acceder una persona" a la zona de escombros. "El resto (de personas en el edificio) parece que está todo el mundo controlado", ha subrayado.

Roberto Moreira, jefe de siniestro de Bomberos de Madrid en esta intervención, ha confirmado que están trabajando "en condiciones complicadas" porque "queremos mantener la seguridad de los intervinientes en un espacio es reducido donde trabajamos con medios manuales en un patio interior bajo rasante". La posibilidad de encontrar con vida a los dos desaparecidos "siempre está abierta", ha señalado. "Seguiremos trabajando ininterrumpidamente hasta que los encontremos, día y noche".

Foto: Explosión en el Barrio de Salamanca. (Alejandro Martínez Vélez)

Los dos operarios desaparecidos, según ha dicho el jefe del siniestro de bomberos, estaban trabajando en obras de fontanería de pequeña envergadura dentro del edificio, que tras la explosión presenta riesgo de derrumbe, "con elementos estructurales inestables y varios forjados que han colapsado". Sobre las causas de la explosión, Moreira ha dicho que "presuntamente" es un escape de gas, pero es algo por confirmar todavía y para ello hay una investigación en marcha.

Los bomberos han realizado además apeos para poder trabajar con mayor seguridad y han ordenado el desalojo de uno de los edificios colindantes, el del número 33, para poder revisar la estructura. También unos 100 trabajadores municipales, entre policías y sanitarios del Samur-Protección Civil, que han habilitado un hospital de campaña a través de un puesto sanitario avanzado.

La deflagración ha ocurrido en una vivienda en la calle General Pardiñas número 35 en torno a las 13:30 horas. Por el momento se desconocen la causas del siniestro, aunque según fuentes podría haber sido causada por unas obras que se estaban llevando a cabo en el edificio. La principal hipótesis que se baraja es la de un escape de gas. Testigos de la zona afirman haber sentido "temblar el suelo" durante el incidente.

El edificio ha quedado muy dañado y ha provocado numerosos daños en vehículos estacionados y en mobiliario urbano por los cascotes que han caído. El inmueble siniestrado está en una situación "muy inestable y hay riesgo de derrumbe".

"Estamos apuntalando de manera urgente las zonas inestables que vemos y solo tenemos una línea de trabajo para dar una cierta protección a los trabajadores. Por eso, solo una persona nada más que puede entrar para retirar escombros porque el riesgo vertical es muy importante", ha detallado el jefe de Bomberos.

La Policía Municipal de Madrid se ha encargado de cortar el tráfico para facilitar el trabajo de los servicios de emergencias, que se han coordinado al activar el Ayuntamiento el protocolo de Procedimiento de Incidentes Complejos. Además, han fletado varios drones en la zona para ayudar a la localización de zonas calientes desde el aire.

La Unidad de Policía Judicial de la Policía Municipal de Madrid investigará la explosión al tratarse de un accidente laboral, según ha informado una portavoz de Emergencias Madrid.

Dos personas han muerto tras la fuerte explosión registrada este mediodía en un edificio de cuatro plantas ubicado en el número 35 de la calle General Pardiñas esquina con la calle Ayala, en el barrio de Salamanca de Madrid, por "presuntamente" un escape de gas, según ha confirmado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. Al menos otras 18 personas han resultado heridas, de las cuales cinco han sido trasladadas a hospitales, una de ellas en estado grave con un politraumatismo.

Madrid
El redactor recomienda