Es noticia
Menú
Penúltimos días en la UVA de Hortaleza tras 25 años de realojos
  1. España
  2. Madrid
Plan de la Agencia de Vivienda Social

Penúltimos días en la UVA de Hortaleza tras 25 años de realojos

La Comunidad de Madrid culmina una nueva fase en los realojos de este barrio de la capital, con la entrega de 17 nuevas viviendas. De las 917 familias que había inicialmente, solo quedan 72

Foto: Macrooperación policial en la UVA de Hortaleza, inmersa en un proceso de realojos. (EFE/Luca Piergiovanni)
Macrooperación policial en la UVA de Hortaleza, inmersa en un proceso de realojos. (EFE/Luca Piergiovanni)

La UVA de Hortaleza, al norte de la ciudad de Madrid, encara su recta final tras 25 años de realojos. Las singulares edificaciones que conforman el barrio primigenio, levantado en los años 60 como una solución provisional, desaparecerán en poco tiempo después de décadas de prórrogas, abandono y la reclamación unánime de una alternativa habitacional. La Comunidad de Madrid, a través de la Agencia de Vivienda Social (AVS), ha culminado este mes una nueva fase y apenas quedan ya un diez por ciento de sus inquilinos.

Esta actuación, abordada en los últimos días, dibuja el adiós definitivo de este complejo urbanístico a corto plazo. Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, de quien depende la AVS, señalan que en la zona únicamente quedan 72 familias de las 917 que llegaron a habitarla. La AVS ha entregado a lo largo de noviembre las llaves de 17 nuevas viviendas a vecinos del barrio, hasta completar un total de 845 desde 1996. Se trata de pisos de dos, tres y cuatro dormitorios con una superficie de entre 52,47 y 82,21 metros cuadrados, todas con plazas de garaje. Los que aún quedan viven en los bloques 16, 17 y 18.

Foto: Juan Barranco, en el Planetario de Madrid. (A. M. V.)

El proceso de desalojo de la UVA se ha demorado sobremanera desde hace décadas, hasta el punto de que el carácter provisional de estas edificaciones se ha cronificado en el tiempo. El barrio se creó en 1963 como solución para numerosas familias de entornos rurales que emigraron de forma masiva a la ciudad, pero nunca llegaron a dejar estas casas. Aunque estos bloques de viviendas se levantaron precisamente para evitar el chabolismo, la realidad es que prácticamente se han convertido en eso mismo. Los pisos han mutado en una suerte de barracones con unas condiciones pésimas de habilitabilidad y falta de seguridad. El estigma de la delincuencia ha acompañado al barrio en su historia más reciente, con operaciones policiales contra el narcotráfico.

Urbanización

Los últimos años han sido una constante de intentos por lavar la imagen del barrio, con la urbanización del entorno y la construcción de viviendas sociales en el mismo enclave. Desde la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura recuerdan que ya en 1993, mediante Acuerdo del Consejo de Administración del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), se incorporó la reforma de la UVA de Hortaleza a la Operación de Remodelación de Barrios iniciada en 1986.

Los realojos son el último paso de este proceso. De cara a las más de setenta familias que aún malviven en el barrio, la AVS ha proyectado ya la edificación de otras 428 viviendas, divididas en dos fases, con 272 en la primera y 156 en la segunda. El Gobierno regional ya ha remitido al Ayuntamiento de Madrid el plan de urbanización para para su validación y tramitación en los próximos meses.

Foto: Refugiados afganos llegan a un hotel de Madrid. (Jesús Hellín)

En paralelo, se han abordado actuaciones que han amortiguado esa mala imagen del barrio, con la instalación de nuevo mobiliario urbano, más luz, zonas verdes y plazas de aparcamiento en todo el entorno. La pretensión de cara a los próximos meses es derribar una parte de los bloques y recuperar otros que no pueden tocarse por estar protegidos y que se utilizarán para usos dotacionales todavía por definir. Estos últimos serán tapiados para evitar la entrada de okupas.

La UVA de Hortaleza, al norte de la ciudad de Madrid, encara su recta final tras 25 años de realojos. Las singulares edificaciones que conforman el barrio primigenio, levantado en los años 60 como una solución provisional, desaparecerán en poco tiempo después de décadas de prórrogas, abandono y la reclamación unánime de una alternativa habitacional. La Comunidad de Madrid, a través de la Agencia de Vivienda Social (AVS), ha culminado este mes una nueva fase y apenas quedan ya un diez por ciento de sus inquilinos.

Madrid Agricultura