Iglesias mantendrá la estrategia de tensión para movilizar a los "barrios trabajadores"
  1. España
  2. Madrid
RUMBO AL 4-M

Iglesias mantendrá la estrategia de tensión para movilizar a los "barrios trabajadores"

El líder de Podemos asocia "la amenaza fascista" con el intento de frenar un cambio en el Gobierno regional y mantiene la tensión en campaña tras detectar subidas de participación

placeholder Foto: Iglesias, en un acto electoral en Getafe. (EFE)
Iglesias, en un acto electoral en Getafe. (EFE)

Los niveles de polarización en la campaña de las elecciones de Madrid siguen acrecentándose en un contexto de crispación marcado tanto por las amenazas de muerte a representantes públicos y candidatos de distinto signo político como por mensajes electorales que señalan directamente a grupos vulnerables, especialmente los menores extranjeros. Una situación por la que diferentes voces han llamado a rebajar la tensión, priorizar el debate de ideas a la confrontación y, en definitiva, alertar sobre una peligrosa espiral que amenaza la convivencia.

De entre los candidatos al 4-M, Edmundo Bal (Ciudadanos) ha movido ficha, sin demasiado éxito, enviando una carta abierta a sus rivales políticos para promover "un pacto por la concordia y la convivencia que empiece por reconocer el derecho de todos a expresar nuestras ideas en libertad". "Aún estamos a tiempo. El manifiesto es un arma de convivencia para frenar esta deriva: Madrid está a tiempo de frenar desastres", reforzaba la líder nacional del partido naranja, Inés Arrimadas. El afán de movilización de los respectivos electorados no parece, sin embargo, que vaya a disminuir la tensión.

Foto: Iglesias. (Reuters)

El candidato y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, reprochaba a través de un video electoral que "en las últimas horas algunos dicen que alertar sobre el peligro de que el fascismo gobierne en Madrid tras el 4-M está fatal y dicen que de lo que hay que hablar es de propuestas, como si fueran dos cosas contradictorias o que no tuvieran ninguna relación". Una reflexión equivocada, prosigue, para poner de relieve que "nosotros llevamos toda la campaña contando nuestras propuestas", tras los que enumera sus principales medidas estrella centradas en cuestiones como la defensa de los servicios públicos, la regulación de los alquileres o la subida de impuestos a los altos patrimonios para aumentar la inversión en educación o sanidad.

"Lo importante es movilizar y que Madrid salga a votar", indican desde Unidas Podemos

"El fascismo no surge porque sí. La historia nos enseña que el fascismo es siempre el último recurso del poder para evitar que las cosas cambien y que la democracia funcione", contrapone el candidato morado para concluir que "si ahora se intensifican los ataques es precisamente por las cosas que proponemos". Asocia así "la amenaza fascista" con el intento de frenar un cambio en el Gobierno regional. De ahí pasa a insistir en la necesidad de acudir a votar dibujando el 4-M como un plebiscito sobre la democracia, en línea con PSOE y, en menor medida, Más Madrid.

placeholder La candidata de Más Madrid a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Mónica García. (EFE)
La candidata de Más Madrid a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Mónica García. (EFE)

La candidata de esta última formación, Mónica García, reconocía que "la crispación y el odio gotean al final en la sociedad" como consecuencia de "hacer de la política un permanente ring". "Nos tenemos que preguntar cómo hemos llegado hasta aquí. Es muy triste", concluía en una entrevista en la Cadena SER, si bien señalaba de cínica la iniciativa de Ciudadanos por haber gobernado junto a Isabel Díaz Ayuso bajo la "supervisión de Vox".

Desde la dirección de campaña de Unidas Podemos reconocen que "para que la izquierda sume hace falta que salgan a votar todos los barrios trabajadores", vinculando un vuelco electoral con una alta movilización. Es por ello que en la recta final de la campaña mantendrán la tensión porque "hay que hacer que se vote mayoritariamente", sin segmentar y dirigiéndose a todos los nichos de las clases populares, "jóvenes, mayores o jubilados".

Foto: Acto electoral de Ángel Gabilondo en Leganés. (Alejandro Martínez Vélez) Opinión
Admirar a Gabilondo, votar a Iglesias
Ángeles Caballero Fotografías: Alejandro Martínez Vélez

En la recta final de la campaña la tensión se mantiene e incluso se intensifica, sin rehuir de la confrontación y mostrar abiertamente la polarización. Este mismo miércoles, desde Unidas Podemos lanzaban un vídeo de campaña utilizando las imágenes del exmilitar que fue juzgado y posteriormente absuelto por disparar contra fotos de miembros del Gobierno, entre ellos Pablo Iglesias. "El 4-M, él irá a votar", remata el vídeo deteniéndose en la imagen del exmilitar cuando realiza una peineta dirigiéndose sonriente a la cámara que lo graba, para después lanzar repetidamente y al ritmo de los disparos la pregunta: "¿Y tú?".

Las encuestas internas que manejan las formaciones del bloque progresista coinciden en señalar una tendencia de aumento de la participación durante los últimos días. De ahí que no se vayan a realizar más giros en la campaña apostándolo todo a una participación récord que la izquierda asocia a un vuelco electoral. Durante la última semana, esta habría subido tres puntos, según las encuestas internas que maneja una de estas formaciones, hasta situarse entre el 69 y el 70%. Las otras dos formaciones del bloque progresista coinciden en constatar esta subida.

Las mismas encuestas detectan que la bolsa de indecisos sigue siendo amplia y que estos electores siguen postergando su decisión. Que acudan finalmente a votar o no, una bolsa que "mayoritariamente" se decantaría por las papeletas de las tres formaciones de izquierdas, sería determinante para los resultados del 4-M. "Esta es la gran incógnita de las elecciones", explican fuentes conocedoras de estos sondeos en referencia a la bolsa de indecisos "que siguen siendo muchos".

Foto: Iglesias, Gabilondo y García, en Telemadrid. (EFE)

"Lo importante es movilizar y que Madrid salga a votar", indican desde Unidas Podemos asegurando que "estamos muy cerca", en referencia a que los dos bloques estarían más igualados de lo reflejado por otras encuestas privadas. El candidato socialista, Ángel Gabilondo, sigue la misma línea y este miércoles aseguraba en una entrevista con el diario 'La Vanguardia' que "los dos bloques están muy cerca", en situación casi de empate, por lo que concluía que "si hay una participación alta y comprometida, puede haber un cambio en Madrid". Y es que la alta participación en procesos electorales se asocia históricamente con contextos de elevada polarización política.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Elecciones Madrid Pablo Iglesias
El redactor recomienda