¿Cómo controlar su uso?

Abrir parques sí o no: la marea de 'runners' enciende el debate sobre el espacio peatonal

La salida en tromba de corredores, ciclistas y paseantes pone sobre la mesa el debate sobre los parques y otros espacios verdes. Sanidad apoya el cierre, pero los ciudadanos piden su apertura

Foto: (Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Si la semana pasada todo el mundo miraba a padres y niños como los culpables de un mal uso de su posibilidad de salir a la calle, este sábado los ojos de 'runners', paseantes y ciclistas que han salido a disfrutar del primer día de desconfinamiento se ha puesto directamente sobre parques y espacios verdes. Tras la salida en tropel de miles de personas las aceras y paseos se han visto desbordados al verse encasillados entre calzadas no cerradas a los coches y parques cerrados para las personas. Todos ellos piden una apertura inmediata de espacios verdes donde poder manejar mucho mejor la distancia de seguridad, pero ¿qué recomiendan las autoridades y quién decide sobre todo esto?

El debate sobre estos espacios ya creció al principio de la cuarentena cuando la mayoría de los municipios se vieron obligados a cerrarlos para evitar cualquier tipo de concentración y así cortar el contagio entre personas. Los parques para niños, los grandes espacios y hasta las playas se llenaron de cintas de plástico que señalaban que estaba prohibido el paso. Esas mismas citas que, como ha aparecido publicado en medios y redes sociales, hoy se han saltado decenas de personas para intentar aprovecha aún mejor este primer día de ejercicio. Se ha echado a gente de playas en Barcelona o de lugares como Madrid Río, pero lo cierto es que no todas las poblaciones siguen con la misma política de cierre de espacios.

La potestad sobre la decisión de abrir o cerrar parques recae sobre los municipios y, como ya vimos la semana pasada, en España no todos siguen la misma idea. Ciudades como A Coruña o Valencia sí decidieron abrir algunos de sus áreas verdes para dar más espacio a los peatones y evitar aglomeraciones en la medida de lo posible, y otras como Sevilla o San Sebastián se han sumado este fin de semana. Ahora puede parecer que fue la mejor decisión, pero Valencia estuvo cerca de echar marcha atrás después de que se viviesen momentos de tensión en, al menos, uno de sus parques durante el fin de semana pasado. Pero el debate no se queda en los ayuntamientos.

Mientras en países como Alemania o Corea del Sur apostaron desde el principio por dejar estos lugares abiertos aunque sí cerrasen la parte para niños, España, a través del Ministerio de Sanidad y por boca de Fernando Simón, ha vuelto a recordar este sábado su apoyo al cierre de los mismos. ¿El motivo? El tipo de uso que podamos llegar a dar a estos lugares. "El objetivo no es que la gente pueda salir a charlar entre ellos en diferentes corros, no se puede estar parado ni en corros", ha explicado Simón. Aunque después ha subrayado que "en el momento adecuado se abrirán", el experto de Sanidad ha defendido que la apertura de parques y jardines "puede ser complicado porque el control puede ser peor".

Ahí radica gran parte del debate, en el uso de estos lugares y en cómo controlarlos. En principio las nuevas normas de salida a hacer deporte solo cubren la práctica deportiva y no permiten el descanso o la parada, y estos lugares verdes pueden verse tanto como lugares para la práctica deportiva como entornos perfectos para descansar o incluso estar con amigos.

La teoría del descontrol es también la que defiende el alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida, pero es cierto que cada vez se queda más solo a nivel nacional. Haciendo un repaso por las grandes ciudades vemos como la gran mayoría ya han habilitado al menos algunos de los espacios y apuestan por una medida que respalda, e incluso obliga, hasta el Gobierno central a través del BOE publicado este viernes: ceder más espacio al peatón y quitársela al coche.

Cerrar carriles, una medida que ampara el BOE

Esta medida, que consiste en acabar con ciertos carriles laterales para conseguir algo más de espacio y no poner en riesgo la distancia de seguridad, ya la han impulsado ayuntamientos como el de A Coruña o Gijón y es una de las ideas estrella del consistorio de Ada Colau para Barcelona. La oposición en la capital, comandada por Más País, asociaciones e incluso expertos en movilidad como Marta Serrano, también se lo han solicitado al alcalde de Madrid, pero de momento no se ha pronunciado al respecto y nadie de su gabinete ha dicho nada al respecto.

Incluso el BOE publicado este viernes 1 de mayo, les dedica un espacio a estas medidas y las incluye como decisión para evitar contagios. "Para posibilitar que se mantenga la distancia de seguridad las entidades locales facilitarán el reparto del espacio público a favor de los que caminan y de los que van en bicicleta, en ese orden de prioridad", detalla el texto en el apartado 'requisitos para evitar contagios'.

Ante la falta que se prevé de coches en, al menos, las próximas semanas, el BOE muestra esta opción como una ayuda puntual pero también hay grandes ciudades que se lo plantea como algo a largo plazo. A Coruña, por ejemplo, ha asegurado que estas ampliaciones pueden convertirse en definitivas. La crisis del covid puede cambiar nuestros municipios de muchas formas y no solo para la 'nueva normalidad', puede que uno de esos cambios definitivos tenga que ver con el entorno dedicado a peatones frente a los coches.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
66 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios