PARA OBLIGAR A QUEDARSE EN CASA

Madrid decreta el cierre de todos los locales salvo alimentación y "primera necesidad"

Supermercados, fruterías, pescaderías, carnicerías, panaderías, farmacias, gasolineras, estancos y quioscos. Además, quedan abiertos tiendas de informática, de audiovisuales o papelerías, entre otros

Foto: Un hombre con mascarilla pasea frente al Congreso de los Diputados en Madrid. (EFE)
Un hombre con mascarilla pasea frente al Congreso de los Diputados en Madrid. (EFE)

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decretado el cierre de establecimientos y comercios entre los que se encuentran bares, tabernas, toda la hostelería, entre otros locales, en la región para evitar que se sigan reuniendo en esos locales posibles elementos de propagación del coronavirus. La medida afectaría a toda la comunidad y entrará en vigor a partir de las 00:00 de este sábado, es decir, en la noche de este viernes al sábado y hasta al menos el 26 de marzo. Podrán quedar abiertos los supermercados, tiendas de alimentación y farmacias, englobadas en aquellos que dan servicios de "primera necesidad".

Madrid decreta el cierre de todos los locales salvo alimentación y "primera necesidad"

La medida, aprobada en un Consejo de Gobierno extraordinario presidido por Ayuso, implica el cierre de teatros, discotecas, salas de exhibiciones, conciertos o exposiciones, además de gimnasios, recintos deportivos cerrados, casinos, salones de juego y apuestas, entre otros. También se incluye en los establecimientos y recintos que deberán echar el cierre los zoológicos, parques de atracciones, parques recreativos infantiles y fiestas populares.

Durante la semana, a pesar de la crisis sanitaria, se seguía viendo a gente en las terrazas de los bares y en el interior de los mismos. Ahora, se ordena el cierre de bares de copas, tabernas, bodegas, cafeterías, bares, chocolaterías, heladerías, restaurantes, salones de banquetes y terrazas. La Comunidad precisa que las cafeterias, bares y restaurantes podrán prestar servicios de entrega a domicilio y de recogida en el local para consumir en el domicilio. Eso sí, incide el Ejecutivo regional, la permanencia del personal en estos establecimientos, deberá ser la "estrictamente necesaria". No afecta la medida a los bares y restaurantes que se encuentran en establecimientos hoteleros o en el interior de las instalaciones de servicios públicos.

¿Quiénes podrán abrir?

Quienes quedan exentos son los comercios minoristas de alimentación y primera necesidad. Estos grupos incluyen supermercados, fruterías, pescaderías, carnicerías, panaderías, farmacias, gasolineras, estancos, sucursales bancarias y quioscos. En grandes superficies solo podrá quedar abierta la zona de estos servicios y se suspende la posibilidad de consumir sus productos en los propios establecimientos. El escrito de la Comunidad de Madrid también matiza que quedarán abiertos las tiendas de informática, de audiovisuales, papelerías, comercios de productos de higiene y tiendas de animales de compañía.

Registros y Administración

Los cierres también llegan a las sedes de algunos servicios ofrecidos por la administración regional. Así, entre otros, se suspende la actividad presencial en todas las oficinas y puntos de Atención al Ciudadano y en los registros públicos de la Comunidad. También queda anulada por el momento la atención al público en oficinas de gestión tributaria y en las oficinas de empleo, por lo que cualquier trámite deberá realizarse por medios telemáticos. Asimismo, se ha elaborado una resolución para establecer el teletrabajo en los empleados públicos regionales, salvo en personal sanitario y educativo, lo que afecta a 35.000 trabajadores.

La medida llega después de que el alcalde, José Luis Martínez Almeida, anunciara la publicación de un decreto para suspender temporalmente las licencias de todas las terrazas de hostelería de la capital y la prohibición del uso de los parques infantiles. Medidas que pretenden evitar que los madrileños sigan moviéndose por la ciudad y la región y concentrándose en sitios públicos una vez que ya se han suspendido las clases.

Aunque durante todo el día planea la idea del aislamiento de la Comunidad, como ya de facto ha hecho el País Vasco, lo cierto es que las medidas que se están tomando suponen un 'cierre de la actividad' de toda la Comunidad y llegan después de que Pedro Sánchez haya avanzado este viernes el decreto del estado de alarma, que se realizará este sábado en un Consejo de Ministros extraordinario. Tras la decisión del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso de suspender todas las clases, y unida al buen tiempo en la capital, llevó a que muchos menores de edad con sus padres o abuelos optarán por ir a los parques de la región, que han estado muy transitados en los últimos días. Igualmente pasaba con El Retiro y las terrazas de bares y tabernas seguían registrando una ocupación muy alta.

Con esta decisión de cierre de todos los establecimientos de hostelería y ocio desde la noche de este viernes, y hasta al menos el próximo 26 de marzo, se pretende obligar a los madrileños a quedarse en casa en cuarentena. El Confidencial ha hablado con varios locales de restauración que habían confirmado que seguían entrando reservas para todo el fin de semana. "Esta misma mañana intentaban reservar mesas", aseguran. Ahora estudian qué hacer con el personal para evitar despidos.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios