OPORTUNIDAD CLAVE PARA LA CIUDAD

La 'cumbre de Greta': Madrid hacia el sorpaso a Barcelona como capital de congresos

Madrid usará la oportunidad de la COP25 para lanzarse como uno de los principales destinos de grandes eventos por delante de Barcelona. El impacto económico podría ser de 150 millones de euros

Foto: Preparativos en Ifema para acoger la COP25 desde el 2 de diciembre. (EFE)
Preparativos en Ifema para acoger la COP25 desde el 2 de diciembre. (EFE)
Adelantado en

Madrid acoge desde el próximo lunes la Cumbre del Clima anual organizada por Naciones Unidas. El momento no puede ser más trascendental. El Parlamento Europeo declaró hace apenas unos días la "emergencia climática" en el continente y todas las miradas están puestas en el consenso que pueda salir de los doce días que durará el cónclave. Medio centenar de líderes mundiales asisten a Madrid entre el 2 y el 13 de diciembre, aunque la mayoría de ellos llegará a lo largo de este domingo. Estarán representados 196 países en lo que la capital considera como una oportunidad de oro para lanzarse como uno de los principales destinos de grandes eventos a nivel mundial.

Los preparativos han sido complicados a nivel logístico. La ciudad se enfrentó a la organización de la COP25 (por sus siglas) en pocas semanas, cuando un evento de esta magnitud cuenta normalmente con un año de margen. El ofrecimiento de Pedro Sánchez —a las puertas de la campaña electoral del 10-N— al Ejecutivo chileno para acoger la cumbre, en vista de la crisis política e institucional que vivía el país, obligó a todas las administraciones a trabajar contrarreloj para prepararla. España actuará como anfitrión, aunque Chile mantiene la presidencia del evento.

El encuentro ocupará un total de 120.000 metros cuadrados en Ifema —este sábado el propio Sánchez y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, visitaron las instalaciones y recorrieron el pabellón 10, escenario de las conferencias más importantes— y obligó a realojar otras ferias que iban a tener lugar en esas fechas en la capital. "Ha sido posible gracias a tener un recinto ferial de esas características con la agilidad y flexibilidad suficientes para el montaje y desmontaje en tiempo récord. Y también a todas las infraestructuras que tenemos en Madrid", explican fuentes del Ayuntamiento. A pesar de que la coordinación depende del Gobierno central, el consistorio no esconde las altas expectativas que ha despertado la Cumbre.

El ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell (d), y la ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera. (EFE)
El ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell (d), y la ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera. (EFE)

Tanto por el contenido de la misma, —como decía el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en una reciente entrevista en este diario, "espero que de aquí salga el acuerdo de Madrid, como sucedió antes en Kioto o París"—, como por el lanzamiento que puede suponer para la marca de la capital como destino de congresos, superando a Barcelona, que posee algunos de los más importantes, como el Mobile World Congress, y que se había ido postulando como el destino más atractivo de España en ese sentido.

Tanto la Comunidad como el Ayuntamiento —gobernados ambos en coalición por PP y Ciudadanos— tienen claro que una de las apuestas de esta legislatura será lanzar Madrid como gran anfitrión de grandes eventos. La ampliación del recinto ferial de Ifema en Valdebebas será uno de los golpes de efecto, aunque las obras no finalizarían hasta 2023. Eso sí, el proyecto permitirá duplicar el número de ferias actual.

En todo caso, el momento en el que llega la COP25 no puede ser más dulce: Madrid recibió esta misma semana un galardón como mejor destino de reuniones y conferencias del mundo de la 26 edición de los premios 'World Travel Awards', imponiéndose a Las Vegas. Ni la capital ni la Ciudad Condal habían conseguido nunca hacerse con el premio a pesar de las varias nominaciones que acumulaban. El consistorio entiende que esto solo debe ser el principio.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís. (EFE)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís. (EFE)

Las cifras de lo que puede ser la Cumbre del Clima para la capital hablan por sí solas. La concejalía de Economía del Ayuntamiento calcula un impacto económico de 150 millones de euros y los hoteles de la Comunidad (AEHM) estiman una ocupación superior al 70% con motivo de la COP25 durante todo el periodo del 2 al 13 de diciembre. Eso sí, en los días 6 y 7 (viernes y sábado en los que el evento coincide con el puente de la Constitución, el más fuerte del año para la capital en términos de consumo), la ocupación hotelera podría superar el 90%. En total, los cálculos de las personas que acuden a Madrid por el cónclave que debatirá soluciones frente al cambio climático oscila entre las 18.000 y las 22.000. Los hoteleros insisten en destacar la "capacidad de la planta hotelera para acogerlos a todos ellos de manera fluida" a pesar de la poca antelación con la que se conoció el evento.

En la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM) se inclinan por la prudencia hasta poder cuantificar los beneficios que podría traer la COP25 para la ciudad. A pesar de que descuentan un importante impacto económico (por el consumo, el transporte y taxis, los hoteles o la gastronomía), los empresarios reconocen que la falta de precedentes de un evento de estas características impide hacer una estimación precisa. "Son en torno a 22.000 personas repartidas en muchos días y no es fácil estimarlo como sí podemos hacer, por ejemplo, con una final de la Champions u otro evento que ya hemos celebrado en la ciudad", explica el presidente de CEIM, Miguel Garrido, a este diario.

En línea con el consistorio madrileño, desde la confederación empresarial valoran especialmente "la capacidad demostrada" por la ciudad para organizar un evento de esta magnitud en unas pocas semanas, e insisten también en la importancia que, para la imagen de la capital, puede tener un consenso de las grandes potencias mundiales en el principal tema de preocupación para todas ellas: el cambio climático. "Si hay un acuerdo como lo ha habido en otras ciudades, un protocolo común o un compromiso, siempre se mencionará el nombre de Madrid", insiste el líder de CEIM.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios