AYUSO SOLO HA PROMETIDO 500.000

¿Plantó Aguirre 15 millones de árboles? "Murió hasta el alcornoque que ella puso"

Según las hectáreas reforestadas desde 2016, apenas llegarían a los cuatro millones de ejemplares. "No se mantiene lo que se planta", denuncian ecologistas

Foto: Aguirre, plantando un árbol en Leganés, en 2011
Aguirre, plantando un árbol en Leganés, en 2011

Los graves incendios de este verano en el Amazonas, en el sur de África y en Siberia hacen sufrir al planeta. Miles de árboles mueren bajo las llamas. En la comunidad de Madrid, los municipios de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos padecieron a finales de junio y principios de julio el peor incendio de la región en lo que llevamos de siglo: 3.300 hectáreas quemadas. Y tras el fuego viene la reforestación. Los árboles son indispensables. Actúan como desagües de carbono, es decir, absorben CO2 y a su vez generan oxígeno. También ayudan a bajar la temperatura media.

La nueva presidenta regional, la popular Isabel Díaz Ayuso, lleva en su programa electoral un importante compromiso: "Repoblaremos 500.000 árboles, potenciando el papel de nuestros bosques como sumideros de CO2. Queremos que Madrid esté a la cabeza en la lucha contra el calentamiento global y para ello reduciremos las emisiones de CO2". Un anuncio que también se ha ratificado en el acuerdo de 155 puntos que PP y Ciudadanos alcanzaron para gobernar juntos esta legislatura: "Repoblaremos 500.000 árboles y crearemos el Arco Verde, conectando los tres Parques Regionales de la Comunidad de Madrid".

Pero para grandes promesas arbóreas las de Esperanza Aguirre, presidenta madrileña entre 2003 y 2012. A principios de 2006 la 'lideresa' anunció que su Ejecutivo iba a plantar 15 millones de árboles de 52 especies autóctonas diferentes que cubrirían 15.000 hectáreas de Madrid en cinco años. Un proyecto muy ambicioso. Tres años después, en enero de 2009, Aguirre volvía a coger el pico y la pala y plantaba en Pedrezuela, según su Ejecutivo, el ejemplar número 6 millones. Dos años después, en el programa electoral con el que se presentaba a las elecciones de 2011, Aguirre se vanagloriaba de lo ya conseguido: "Hemos plantado 12,5 millones de árboles".

Pero ¿cuántos árboles se han plantado desde 2006?, ¿los 15 millones prometidos por Aguirre? Su sucesora en el cargo, Cristina Cifuentes, no hizo ninguna promesa matemática en su programa de 2015. "Preservaremos nuestro patrimonio forestal para contribuir a la lucha contra el cambio climático, mejorando la gestión y haciendo más eficiente la prevención y extinción de incendios", se limitó a señalar. El Confidencial ha solicitado a la consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad los datos de los árboles plantados en la región por el Gobierno regional desde 2006 y 2018.

El incendio de este verano en los municipios de Cadalso, Cenicientos y Almorox. (EFE)
El incendio de este verano en los municipios de Cadalso, Cenicientos y Almorox. (EFE)

Este diario no ha tenido éxito en su pregunta. Luis del Olmo, actual director general de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid, no se atreve a decir una cifra. "Es muy difícil que se hayan plantado los doce millones de árboles que la expresidenta decía en 2011. Se pudo exceder en esos datos", señala Olmo, que explica que en 2011, con la crisis económica, decayeron las repoblaciones. "Los datos de 15 millones también incluirán posiblemente las plantaciones que se han podido hacer en montes privados porque hubo líneas de ayuda". Para el director general no es tan importante plantar, sino conservar lo plantado.

Un portavoz de la asociación Reforesta, una organización sin ánimo de lucro que se dedica a la promoción del desarrollo sostenible, asegura que es imposible que se hayan plantado 15 millones de árboles desde 2006 en Madrid. "No, y es un no rotundo". Desde Reforesta señalan que los datos más aproximados se pueden obtener de los Diagnósticos Ambientales que cada año publica el propio Gobierno regional, donde se recogen las hectáreas en las que se ha actuado con repoblaciones forestales. El último informe recopila datos de 2017: 90,43 hectáreas. "Y en cada hectárea la media es que caben 500 árboles", explican desde Reforesta.

La multiplicación da 45.215 árboles en 2017. Las hectáreas reforestadas entre 2006 y 2017 suman en toda la región 8.009, lo que supondrían 4.304.500 árboles plantados. Las mejores cifras se dieron en el periodo 2006-2010, superando las 1.800 hectáreas en 2007 y 2010. A partir de 2011 los datos caen vertiginosamente. El mejor año es 2012 con 403 hectáreas y el peor 2015, con solo 86. "La clave no es lo que se ha plantado, sino lo que se ha conservado de lo plantado", explican desde Reforesta. De la misma opinión es Ángeles Nieto, de Ecologistas en Acción.

"El primer problema es que hay poco suelo público en Madrid, por lo que muchas veces se reforesta sobre lo ya reforestado porque mucho de lo que se planta acaba muriendo. No hay una política de mantenimiento de lo plantado, sobre todo durante los dos primeros años de vida del ejemplar. Está muy bien el titular de millones de árboles plantados, pero ¿cuántos sobreviven? A veces se ponen incluso especies no adecuadas en entornos que no les favorecen, como encinas y robles en ribera". Nieto asegura que por no sobrevivir "no lo hizo ni el alcornoque de dos metros que Aguirre plantó en 2006 en Navas del Rey anunciando su plan de reforestaciones".

El alcornoque que Aguirre plantó en 2006
El alcornoque que Aguirre plantó en 2006

En 2014, Ecologistas en Acción hizo un estudio sobre muchos de los parajes repoblados por la Comunidad de Madrid en años anteriores y el principal resultado fue que de esas repoblaciones el porcentaje de planta muerta (marras) era muy elevado, "por encima de lo que sería aceptable, superando el 90% y llegando al 100% en algunos casos. Pero además, al haberse alterado el perfil del suelo y eliminado las especies propias de la zona, se dificulta o impide la regeneración natural del terreno. Así, numerosas repoblaciones se han convertido en extensos cementerios de plantas secas". En Torremocha del Jarama, por ejemplo, el Gobierno de Aguirre se gastó 2,3 millones de euros en 2009 en repoblar 450 hectáreas en dos fases. La primera, en 2009, afectó a 250 hectáreas. Un año después las marras superaban el 90%. En 2013, el propio Ejecutivo autonómico, dentro de las actuaciones de prevención de incendios, arrasó con la escasa planta que fue capaz de sobrevivir, justo sobre los terrenos que se habían repoblado cuatro años antes.

Muchas de las fuentes consultadas coinciden en señalar que hay poco monte público en el que plantar. En la comunidad de Madrid los terrenos forestales ocupan 442.352 hectáreas; es decir, el 55,11% del territorio de la región. Esta superficie se distribuye en monte arbolado (29%) y monte desarbolado (el resto). Y en relación con su titularidad, solo un 33% de los montes son públicos, con una superficie de 148.034 hectáreas.

Alejandro Sánchez, diputado de Equo en Más Madrid, señala que la política forestal que han llevado los Gobiernos del PP en la Comunidad de Madrid "es la que llevaría un ingeniero de montes del siglo pasado. Y hay que pensar en conjunto, no solo en plantar árboles, hay que pensar en tipo de especies que se escogen, si afectan a la biodiversidad de la zona...". Rafael Gómez Montoya, diputado socialista, cree que "las plantaciones masivas de árboles que se han prometido, necesarias por otro lado, deberían hacerse de acuerdo con los ayuntamientos, además de no que se ha plantado lo comprometido".

En marzo de 2019 la Comunidad anunció la plantación de otro millón de árboles. Díaz Ayuso prometió en su programa electoral otros 500.000

Esa colaboración con los ayuntamientos es la que ha intentado hacer a principios de año el anterior Gobierno regional, el de Pedro Rollán (en funciones en el cargo), cuando en marzo de este año anunció la plantación de otro millón de árboles en el PIR, el plan de inversión en municipios. La diputada de Ciudadanos, Ana Rodríguez, se ha interesado sobre los avances del plan y el Ejecutivo le ha respondido que de las 178 localidades (sin contar la capital) que hay en la región solo 73 han mostrado su interés poniendo a disposición 43 millones de metros cuadrados, aunque Medio Ambiente debe estudiar ahora si esos terrenos son los idóneos.

De momento se va a empezar a plantar ejemplares en 14 de estos municipios. El papel de los árboles es clave. Actúan como sumideros de carbono, es decir, absorben CO2 (cada ejemplar puede absorber hasta 150 kg de CO2 en 40 años) y, a su vez, generan oxígeno (22 árboles suplen la demanda de oxígeno de una persona al día). Otro beneficio es que su colocación estratégica en áreas urbanas puede bajar la temperatura del aire entre dos y ocho grados.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios